18 de mayo de 2018

Croquetas de huevos fritos con chistorra


Hay croquetas prácticamente de todo lo que se te ocurra. Las hay de ingredientes concretos como el pollo, el jamón ibérico, el atún... Pero también las hay de sobras de platos castizos como los chipirones en su tinta, de guiso de rabo de toro, o del puchero. Hoy os traigo otras más que añadir a nuestra colección de croquetas top: de huevos fritos con chistorra. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES 


Para la bechamel

750 ml de leche semidesnatada
3 cucharadas de harina de trigo
75 g de mantequilla
Pimienta negra
Nuez moscada
150 g de chistorra
3 huevos de gallina
Sal

Para el empanadado

Pan rallado
Huevo batido

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es sacar la carne de la chistorra de su tripa. La desmigamos bien con los dedos y la salteamos en una sartén si que haga falta aceite, la propia grasa que suelta evitara que se pegue. Una vez salteada yo te recomiendo que la desgrases a conciencia metiendola en papel absorbente de cocina, e intentando absorber la mayor parte de su grasa.
  2. Ahora tenemos dos opciones si queremos que no sean tan grasientas haremos los huevos a la plancha, y si no los haremos fritos. En cualquier caso también los pasaremos por papel absorbente para desgrasarlos un poco.
  3. Picamos bien la chistorra y los huevos, mezclándolo y reservándolo para nuestra bechamel.
  4. Ahora vamos a hacer la bechamel. Para ello derrite la mantequilla en una sartén con fondo o en una pequeña olla. Cuando esté completamente derretida y esté bien caliente añadimos la harina y comenzamos a mover con una barilla o cuchara de palo hasta obtener una pasta de color marrón.
  5. En ese momento ya podemos añadir la leche, que yo os recomiendo echar caliente y poco a poco mientras seguimos moviendola con la varilla y la bechamel vaya cuajando. Tardaréis aproximadamente 8 o 10 minutos hasta que espese.
  6. Ahora que empieza a espesar la bechamel es cuando añadimos la chistorra y los huevos picados, y seguimos removiendo mientras la bechamel cuece y agarra la textura deseada.
  7. Dejamos enfríar la bechamel, primero a temperatura ambiente y después en el frigorífico hasta que esté completamente fría y podamos trabajarla.
  8. Con la bechamel fría es más fácil de manipular, así que ahora es cuando le daremos la forma que más nos guste.
  9. Una vez dadas forma las pasamos primero por pan rallado, después por huevo batido y otra vez por pan rallado.
  10. Ahora sólo queda freírlas en abundante aceite de oliva a fuego medio-alto y freírlas hasta que estén doraditas. 

-----------------------------------


Fíjate en su cremosidad, y ese sabor tan nuestro como unos huevos con chistorra. Son una delicatessen que creo sinceramente que merece la pena probar. Así que ponte manos a la obra que verás que son fáciles y triunfarán alli donde las lleves.




-----------------------------------

Consideraciones


- Puedes sustituir la chistorra por chorizo fresco.

- Puedes hacerlas con huevos fritos o si las quieres más ligeras con huevos a la plancha.

- Cuidado con el punto de la bechamel. Si quieres unas croquetas cremosas como estas tendrás que dejar la bechamel no muy espesa, será más dificil de manipular después pero merece la pena. Si la haces muy espesa, serán fáciles de manipular pero serán un mazacote en la boca y nada cremosas.

-----------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda? ¡No te cortes! SIEMPRE respondo los comentarios.