Hoy os traigo un nuevo arroz de verduras y pollo muy completo y rico. Recuerda a esos arroces que solemos hacer cuando tenemos sobras en el frigo y las aprovechamos para cocinar un rico arroz, aunque no es el caso. ¿Te apuntas? ¡Pues a cocinar!


-----------------------------------

INGREDIENTES

1 taza de arroz redondo
2 tazas y ½ de caldo de verduras  
150 g de pechuga de pollo 
50 g de beicon 
50 g de judías verdes francesas
100 g de corazones de alcachofa 
1 diente de ajo
½ cucharada de pimentón agridulce 
2 cucharadas de tomate frito (salsa) 
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


El sofrito

Lo primero que vamos a hacer es calentar un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una sartén o paella. Cuando el aceite esté bien caliente incorporamos la pechuga de pollo troceada en tamaño de bocado. Cuando el pollo esté bien sellado añadimos las verduras (judías y alcachofas) junto con el diente de ajo picado y el beicon cortado a taquitos. Salteamos todo junto hasta que el pollo esté doradito. En ese momento añadimos el arroz y el pimentón, y no dejamos de mezclar bien el arroz con una cuchara de madera para que se integren bien los ingredientes y no se nos queme el pimentón. Un minuto después añadimos el caldo de verduras y la sal.

Cocción del arroz

Los primeros 5 minutos dejaremos que cueza el arroz a fuego fuerte (al máximo) y una vez pasados estos cinco minutos bajaremos el fuego a la mitad de intensidad para que el arroz se cocine más lentamente. Cuando el arroz haya absorbido todo el caldo, apagamos el fuego, lo tapamos con papel de aluminio y dejamos que el arroz repose de 10 a 15 minutos.
-----------------------------------


Una vez haya reposado el arroz, ya se habrá cocinado por completo y lo podremos disfrutar. ¡Mirad que buena pinta tiene! Se trata de un arroz completo y sano, si quisierais reducir aún más las grasas podéis hacerlo sin beicon.

Estoy seguro de que lo disfrutaréis un montón.




-----------------------------------

Consideraciones

- Si no tenéis pimentón agridulce (a veces cuesta encontrarlo en el supermercado), podéis mezclar a partes iguales pimentón dulce y pimentón picante.

- El reposo del arroz es fundamental para que termine de cocinarse: RESPÉTALO

-----------------------------------

¡Qué ganas tenía de traeros otra recetilla de arroz! Arroces sencillos y muy sabrosos que nos hacen tocar el cielo con los dedos con cada cucharada. Hoy os traigo uno delicioso con solo dos ingredientes que está para chuparse los dedos. Un arroz con longaniza roja y corazones de alcachofa, ¿te apuntas? ¡Pues a cocinar!


-----------------------------------

INGREDIENTES

1 vaso de arroz bomba
2 vasos y medio de caldo de pollo o verduras
1/2 cebolla roja
1 tomate pera maduro
1/2 diente de ajo
150 g de longaniza roja (o chorizo)
100 g de corazones de alcachofa
Colorante alimentario (opcional)
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparamos la mise en place

Lo primero que vamos a hacer es picar la cebolla en brunoise (daditos pequeños), y rallar el tomate. Le retiramos la tripa a la longaniza y desmenuzamos el relleno de carne con los dedos. Pelamos las alcachofas y nos quedamos con los corazones que partimos al medio. El resto de la alcachofa lo podemos utilizar para hacer un buen caldo o podemos freír las hojas y comerlas como snack. Si no estamos en temporada de alcachofas podéis utilizar corazones de alcachofa ya cocidos envasados aunque no sea lo mismo. Si haceis esto último no olvidéis lavar bien los corazones para quitarles el sabor a salmuera.

Comenzamos el sofrito

Ahora que ya lo tenemos todo listo, vamos a comenzar cocinando el sofrito. En una sartén o paella vamos a empezar sofriendo los corazones de alcachofa que cortamos en mitades. Cuando estén bien dorados los reservamos. A continuación incorporamos la cebolla picada, salpimentamos y en cuanto cambie de color añadimos la carne desmenuzada de nuestra longaniza. Cuando esté bien cocinado vamos a añadir el tomate rallado y cuando esté bien sofrito añadiremos finalmente el arroz. Sofreímos bien el arroz y lo removemos para mezclarlo bien con el sofrito. En este punto podemos añadirle el colorante, aunque también podéis añadirlo al final junto con el caldo. Yo lo añado antes del caldo porque a veces no se disuelve bien y quedan restos anaranjados en el arroz que lo afean.

Cocción del arroz

Una vez bien sofrito y echado el colorante, vertemos el caldo de pollo (o verduras) y a partir de aquí comienza la cocción de nuestro arroz que tardará en hacerse aproximadamente unos 18 minutos. Los primeros 5 minutos dejaremos que el arroz cueza a fuego fuerte y pasados estos cinco minutos el arroz seguirá cociendo a fuego medio hasta terminar de hacerse.

Una vez el arroz haya absorbido todo el caldo, vamos a taparlo podéis usar una tapa si vuestra sartén la tiene o papel de aluminio si lo estáis cocinando en paella. Una vez tapado lo vamos a dejar reposar 10 o 15 minutos.
-----------------------------------


Es importante que el arroz repose tapado para que termine de hacerse bien y no nos quede demasiado al dente, así que no seas impaciente y espera los 10-15 minutos de rigor antes de comerlo. Y una vez haya reposado ya podéis devorarlo con absoluta fruición. ¡Es un arroz muy sabroso!




-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes usar el arroz redondo que más te guste. Pero recuerda leer en el paquete la proporción de agua/caldo que necesita.

- Es importante dejar reposar el arroz tapado unos 10 o 15 minutos.

- Si no te gusta usar colorante alimentario en tus arroces porque has leído no se que chorradas de que es malísimo y que morirás si lo comes jajaja, puedes optar por no ponerlo. El chorizo y el tomate ya aportan color a tu arroz. Hay quien usa cúrcuma para dar color a sus arroces pensando que es más natural, y es cierto, es más natural pero no te engañes la cúrcuma saboriza. Así que el arroz te sabrá a cúrcuma, si esto no te molesta adelante con ella.

-----------------------------------

Hace poco os subí la receta del hummus de remolacha e hice bastante para mi sólo así que se me ocurrió que podíamos hacer alguna recetilla curiosa y como todos sabéis que soy adicto a la ensaladilla rusa se me ocurrió que podíamos hacer algo parecido pero sin salirnos de la "veganidad" y que los amigos veganos que me siguen tengan oportunidad de probar este plato sin necesidad de hacer cambios en la receta. ¡Vamos a ello!


-----------------------------------

INGREDIENTES

Hummus de remolacha
2 patatas cocidas
Arroz blanco
30 g de pasas
40 g de lechuga romana
30 g de maíz dulce cocido

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


¿Usar el hummus como si fuera la mayonesa?

Así es, tal y como os conté en la receta del hummus podemos usarlo en muchas otras recetas en lugar de sólo consumirlo para dipear. En esta ocasión ligaremos todos nuestros ingredientes con nuestro hummus de remolacha que además de aportarle un color rosa pálido a nuestra ensaladilla nos aportará un sabor muy rico siempre y cuando hayais seguido los pasos de su elaboración y nos quede bien aliñado.

Montaje de la ensalada

Usaremos patatas cocidas igual que en cualquier ensaladilla que estrujaremos con un tenedor para que la textura se más agradable, pero igualmente podéis cortar las patatas en cubos si os gusta. Lo que sí debéis tener en cuenta a la hora de cocinar las patatas es que si las vais a cocer en agua con sal es importante que lo hagais con su piel. De esta forma la patata no absorberá tanta agua y ganará en textura. Una forma genial de cocinar las patatas es lavarlas, secarlas, envolverlas en papel film, pincharlas con un tenedor y meterlas en el microondas a máxima potencia durante aproximadamente 10-15 minutos. Las patatas se asarán y tendrán mucho más sabor.

El arroz lo cocinamos tal y como lo hacéis siempre que lo cocinais en blanco, para por ejemplo un arroz a la cubana. A mi me gusta el arroz redondo normal, pero bien podriais usar un arroz largo o un basmati y estoy seguro de que también quedarían geniales en esta ensaladilla.

Una vez que la patata haya enfríado la machacamos y la mezclamos con el arroz y unas cucharadas de hummus. Mezclamos primeros ingredientes con el hummus para que queden bien impregnados con el, ya que si mezclamos todos los ingredientes a la vez, además de ser más dificil mezclarlos es posible que no todos los ingredientes queden bien integrados con el hummus. Una vez tengamos la primera mezcla hecha entonces ya podemos echar el resto de ingredientes. La lechuga romana la picamos en juliana antes de mezclarla y las pasas es mejor hidratarlas en agua al menos 15 minutos para que queden más blanditas.

Ahora que tenemos todo bien mezclado e integrado con el hummus ya tenemos nuestra ensalada lista para comer.
-----------------------------------


Podéis meter la ensaladilla en el frigo una horita y tomarla fresquita. Si hacéis esto, no integréis la lechuga hasta segundos antes de comerla porque si no se oxidará. También podéis comerla recién hecha y templada. De cualquier forma está muy güena. ¡Nos vemos en la próxima receta!




-----------------------------------

Consideraciones

- Consulta antes la receta del hummus de remolacha, para aprender a hacerlo y poder hacer después esta receta. Desconozco si existe hummus de remolacha ya preparado en el supermercado, pero lo dudo.

- Hidrata las pasas en agua para que ablanden un poco. Si no las hidratas su textura dura podría no resultarte agradable, aunque sobre gustos no hay nada escrito.

- Cocinar las patatas en el microondas como os he descrito en la receta es una idea genial que ya os he comentado en otras ocasiones. Probadlo, lo mismo os sorprende y es mucho más limpio que poner una olla a cocer con agua.

-----------------------------------

¡Hoy vamos a hacer hummus! Un hummus que quizá ya no sea tan original para los más entendidos pero para los que a penas acaban de empezar a disfrutar de un clásico hummus de garbanzo y quieren probar otro distinto. Hoy lo vamos a hacer con remolacha que nos aportará su característico sabor y su realmente precioso color rosa. ¿Nos ponemos a cocinar? ¡Pues al lío!


-----------------------------------

INGREDIENTES

150 g de garbanzos o 400 g de garbanzos cocidos
200 g de remolacha cocida
Hojas de cilantro (o perejil) fresco
Zumo de 1 limón
1/2 diente de ajo
1 cucharada de Tahini
1/2 cucharada de comino molido
150 ml de aceite de oliva VE
Sal
 
Para decorar

Aceite de oliva VE
Uvas verdes
Semillas de sésamo

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


La elección de los garbanzos

En primer lugar debemos elegir si vamos a cocer nosotros mismos los garbanzos o si por el contrario utilizaremos garbanzos ya cocidos. Si elegimos los garbanzos cocidos del supermercado necesitaremos 400 gramos. Si nos decidimos por cocer nosotros mismo los garbanzos, lo que haremos es poner en remojo la noche antes de cocinar nuestro hummus. Una vez remojados los vamos a introducir en una olla en cuanto el agua empiece a hervir durante 1 hora y media o dos horas a fuego medio. Si queremos enriquecer nuestros garbanzos, utilizaremos un caldo de verduras en lugar de agua. Una vez cocidos los vamos a dejar enfríar antes de cocinar con ellos.

Elaboramos nuestro hummus

En una picadora o robot de cocina, vamos a introducir nuestros garbanzos cocidos, la remolacha cortada en trozos, una cucharada de tahini (pasta de sésamo), el zumo de un limón, medio diente de ajo, media cucharada de comino molido, el aceite de oliva virgen extra y la sal. Lo procesamos hasta que nos quede una mezcla homogénea de color rosa que dependiendo de la remolacha puede ser más pálido o más intenso.

¿Cómo comerlo?

Una vez obtenida la mezcla lo corregimos de sal si fuera necesario y ya lo tendremos listo. ¿Y cómo nos lo podemos comer? Tenemos varias opciones desde crudités (apio y zanahoria son ideales) con las que mojar en nuestro hummus a modo de dipeo. También podríamos dipear con pan pita, o pan tostado. Es ideal como ingrediente de una ensalada e incluso como ingrediente de sandwiches o hamburguesas.

-----------------------------------


¡Y aquí lo tenemos! Ya sólo nos queda decorarlo con un chorrito de aceite de oliva, unas semillas de sésamo y yo me decanté por ponerle unas uvas verdes. Espero que os haya gustado la receta de hoy, pronto volveré con más güenas.




-----------------------------------

Consideraciones

- Si vas a cocer tu mismo los garbanzos utiliza un caldo de verduras para aumentar el valor de los mismos y enriquecer aún más el sabor de nuestro hummus.

- Deja enfríar los garbanzos antes de triturarlos con el resto de ingredientes, si utilizas garbanzos ya cocidos no tengas este consejo en cuenta.

- Puedes tomarlo tibio (recién hecho) o bien frío, está delicioso de ambas formas.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer otra de nuestras hamburguesas güenas. Va a ser muy sencilla pero muy rica, con una base de escarola, un filete ruso de cerdo, queso brie y una mayonesa de mostaza y pasas que está para chuparse los dedos. ¿Te apuntas? ¡Pues al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

Para el filete ruso

400 g de carme picada de cerdo
1 huevo
2 cucharadas de pan rallado
Nuez moscada
Pimienta negra
Sal

Para el empanado

Huevo batido
Pan rallado

Para la mayonesa

2 huevos
Aceite de girasol
Vinagre blanco
3 cucharadas de uvas pasas
1 cucharadita de mostaza dulce

Resto de ingredientes

2 panecillos
Escarola
Queso Brie

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparamos el filete ruso

Empezamos haciendo los filetes rusos y para ello mezclamos la carne picada con un huevo, 2 cucharadas de pan rallado, le rayamos un poco de nuez moscada, pimienta negra molida y una pizca de sal. Mezclamos bien y repartimos en porciones de 100 g (nos saldrán 4 porciones aproximadamente). Ahora vamos a darles forma, podemos usar las manos pero yo os recomiendo que uséis un aro de acero inoxidable que solemos usar para dar a algunos platos forma de timbal. Colocamos el aro sobre un pedazo de papel film o de horno y depositamos una de las porciones de 100 gramos en el fondo del aro. Repartimos presionando con una cuchara sopera de forma uniforme, y una vez repartida colocamos un trozo de queso tierno en el centro. Tapamos con otra porción de 100 gramos de carne repartiendola bien como hicimos con la primera. Retiramos el aro y ya tenemos la forma de nuestra hamburguesa.

Una vez que le damos forma las vamos a empanar. Para ello primero la pasamos por pan rallado, después por huevo batido y otra vez por pan rallado. Lo freimos en abundate y caliente aceite de oliva virgen extra durante 8-10 minutos para pillarles el punto perfecto para la ternera. Siempre podéis hacerla durante más tiempo si preferís la carne más hecha.

Preparamos la mayonesa de mostaza y pasas

En un vaso batidor cascamos un huevo, echamos un chorrito de vinagre, una pizca de sal, y cubrimos de aceite de girasol. Batimos y vamos añadiendo aceite de girasol hasta que alcance la textura que espese en ese momento añadimos una cucharadita de mostaza dulce, y las pasas. Seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Las pasas debes hidratarlas antes. Para ello metelas en un cuenco o vaso, cubre de agua y déjalas sumergidas durante al menos 15 minutos.

Montamos nuestra hamburguesa

Tostamos un poco el panecillo (ya abierto) en el horno, y una vez tostado empezamos a montar nuestra hamburguesa. Sobre el pan base colocamos un poco de escarola fresca, lavada y escurrida, sobre esta colocamos unas lonchitas de queso Brie, sobre el queso colocamos el filete ruso y por último nuestra mayonesa. Si queréis podéis colocar unas cuantas pasas más sobre la mayonesa para decorar.

-----------------------------------


¡Y aquí tenemos nuestra super hamburguesa! Yo la he acompañado de unas patatas fritas con piel en forma de bastones muy sencillas y ricas. La verdad es que a pesar de tener pocos ingredientes es una hamburguesa deliciosa. Probadla y ya veréis lo sabrosa que es.




-----------------------------------

Consideraciones

- Es importante que hidratéis las pasas antes de hacer la mayonesa. Las pasas son frutos secos y duros, si los bates sin ablandar antes en agua la puedes líar muy gorda.

- Fríe tu filete ruso en aceite de oliva virgen extra, es más caro, pero merece la pena. Hazlo aunque sólo sea por salud.

-----------------------------------

¡Como me molan las croquetas! Pero, ¿a quién no? Tan cremositas por dentro y crujientes por fuera, con infinidad de combinaciones que jamás llegaremos a completar. Hoy precisamente tenía un antojazo enorme de croquetas, ya eran demasiadas semanas sin cocinarlas y aprovechando mi día libre en el trabajo sabía que era el momento de recrearme. Las vamos a hacer de longaniza blanca de cerdo (salchichas frescas) y cebolla, y os aseguro que tienen un sabor intenso y realmente delicioso. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 cucharada de harina 
250 ml de leche entera de vaca 
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
 200 gramos de longaniza blanca (cerdo)
1 cebolla mediana
2 huevos
 Pan rallado 
Nuez moscada 
Pimienta 
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Sofreímos la longaniza y la cebolla

Lo primero que vamos a hacer es un sofrito con nuestra cebolla y nuestra longaniza de cerdo. Así que vamos a retirar la tripa a nuestras salchichas frescas y a reunir la carne picada y especiada en un bol. En una sartén (la que utilizaremos durante el cocinado de toda la receta), vamos a sofreír la carne picada en un pequeño fondo de aceite de oliva virgen extra y cuando la tengamos bien doradita la reservamos. La cebolla la vamos a cortar en brunoise (daditos pequeños) y la reservamos para empezar a cocinarla en el siguiente paso.

Haciendo la bechamel 

En una sartén con fondo incorporamos un chorro de aceite de oliva virgen extra y en cuanto caliente incorporamos nuestra cebolla bien picadita, la sazonamos y la pochamos a conciencia hasta que quedé bien marroncita y tierna. Seguidamente vertemos la cucharada sopera de harina. Tostamos bien la harina y a continuación echaremos los 250 ml de leche. No dejamos de remover para que no se nos pegue y hasta que la mezcla empiece a cuajar, En cuanto empiece a ganar consistencia incorporamos una pizca de nuez moscada molida o rallada, sal y pimienta. Por último incorporamos nuestra longaniza de cerdo ya cocinada. Cuando la bechamel esté con la textura adecuada, esto es, ni muy ligera ni muy pesada, apagamos el fuego, pasamos la mezcla a una fuente y dejamos que enfríe primero a temperatura ambiente y después en el frigorífico.

Damos forma, empanamos y freímos

Dejamos que enfríe bien en el frigorífico porque la bechamel en frío cuaja y es, obviamente, más fácil de manipular y dar formas a nuestras croquetas. Una vez que les damos forma las pasaremos primero por pan rallado, después por huevo batido, y otra vez por pan rallado. Siempre que las pasemos por pan rallado sacudimos bien la croqueta para evitar un exceso de éste y no nos quede un empanado grueso y poco apetecible. Por último las sumergimos en abundante aceite de oliva virgen extra muy caliente y les daremos vueltas hasta que estén doraditas.

-----------------------------------


¡Y aquí las tenemos! Mirad que cremositas quedan por dentro, ¿no os parecen deliciosas? Con esta pinta como podríamos resistirnos. Os aseguro que después de probar la primera querréis acabar con la fuente entera.




-----------------------------------

Consideraciones

- Hay quienes pasan la croqueta por harina antes que por pan rallado y huevo. Yo tampoco lo recomiendo, pues aunque si es verdad que ayudará a sellar mejor el empanado de nuestra croqueta también ganará grosor y una croqueta debe tener un empanado fino y crujiente.

-----------------------------------

Hoy te traigo una receta de horno, vamos a cocinar un lomo de cerdo a la cerveza con verduras y patatas asadas. El lomo de cerdo es una carne magra y prácticamente sin grasa, por lo que es un plato ideal para aquellos que quieren cuidarse. Te propongo esta receta de horno, con la que te aseguro que quedarás más que satisfecho. ¡Al lío!


-----------------------------------

INGREDIENTES

1 lomo de cerdo entero
1 puerro
100 g de champiñones
100 g de zanahorias
400 g de patatas baby
200 ml de cerveza
100 ml de caldo de pollo o verduras
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra molida
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Picamos nuestras verduras

Lo primero que vamos a hacer es picar nuestras verduras. Cortamos el puerro en anillos, las zanahoria en rodajas y los champiñones los laminamos. Los reservamos hasta el momento en el que los vayamos a incorporar. Las patatas las pelamos o las dejamos con la piel, eso lo dejo a vuestra elección.

Preparamos la carne

Mientras precalentamos el horno a 180-200º vamos a salpimentar nuestro lomo de cerdo. Cuando el horno esté caliente colocamos nuestro lomo entero en una fuente y lo introducimos en el horno. En un bol mezclamos 200 ml de cerveza con 100 ml de caldo de pollo o verduras y esta será la mezcla con la que regaremos nuestro lomo cada 15 minutos.

Cocción del lomo

A la media hora de haber introducido nuestro lomo en el horno incorporamos las patatas pues está necesitarán de más tiempo de cocción que el resto de las verduras. Media hora más tarde, habiéndose cumplido ya una hora desde que introdujimos el lomo, incorporamos nuestras verduras y le damos la vuelta a la pieza de carne. Recordad regar la carne cada 15 minutos con nuestra mezcla de caldo y cerveza. Lo dejaremos media hora más hasta que termine de cocinarse la carne. En total el lomo se llevará en el horno aproximadamente una hora y media, si lo queréis menos hecho sacadlo 15 minutos antes.
-----------------------------------

En cuanto esté asado, ya podréis lonchearlo y servirlo con su guarnición de patatas y verduras asadas. Un plato delicioso para los amantes de la carne, y también para los que quieren cuidarse pues el lomo de cerdo es una carne magra sin a penas grasa.





-----------------------------------

Consideraciones

- No olvides regar el lomo cada 15 minutos con la mezcla de caldo y cerveza. Eso ayudará a que se doren creando una costra dorada y crujiente.

- ^Puedes batir las verduras y obtener una salsa, aunque a mi personalmente me gusta más con las verduras enteras.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer unas almejas a la marinera para chuparse los dedos, pero literalmente. Así que estad atentos a la receta que es muy fácil y os va a gustar muchísimo. Y no olvidéis de comprar pan, muuuucho pan jaja ¡A cocinar!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 Kg de almejas
1 cebolla
4 dientes de ajo
150 ml de vino fino
1 cucharadita de pimentón agridulce
Aceite de oliva virgen extra
Perejil fresco
2 hojas de laurel
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparando la salsa

Vamos a picar la cebolla en brunoise (dados pequeños) junto con los ajos y en una olla con un buen fondo de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal vamos a empezar a pocharlo. Cuando esté pochadito añadiremos el pimentón, dos hojitas de laurel y nuestro vino fino. Si no tenéis vino fino, podéis usar cualquier vino blanco para cocinar. Seguimos cocinándolo todo hasta que el alcohol se evapore. Ahora que ya tenemos nuestro sofrito hecho retiramos las hojas de laurel, lo pasamos al vaso batidor, incorporamos unas hojas de perejil fresco y lo vamos a triturar con nuestra batidora. Cuando quede un puré bien fino lo devolvemos a la olla.

Cocinamos nuestras almejas

Una vez que tengamos nuestras almejas bien lavadas, las vamos a incorporar a la olla con nuestra salsa, encendemos el fuego y las tapamos. Cuando las almejas se abran ya las tendremos listas para comer. Fácil y muy rápido, ¿verdad? Las almejas soltarán agua durante la cocción y nuestro puré pasará a convertirse en una salsita fina y con mucho sabor.

-----------------------------------


Una receta clásica que gusta a todos, y lo mejor es lo rápido que es de elaborar y lo deliciosas que quedan. La salsa es potente de sabor y muy sabrosa, así que os recomiendo aprovisionaros de mucho pan para mojar en ella.




-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes utilizar esta receta para cualquier otro molusco: chirlas, mejillones, berberechos, navajas, etc.

- Si no tienes pimentón agridulce, mezcla a partes iguales pimentón picante y pimentón dulce para obtenerlo.

-----------------------------------

Siempre habrá platos que nos traerán buenos recuerdos, pueden retrotraernos a momentos de nuestra infancia que recordamos con cariño y que siempre nos sacarán una sonrisa. Eso es precisamente lo que me ocurre a mi con el plato de hoy: los calamares en su tinta. Desde que era muy pequeño me volvían loco, cosa no muy normal pues no es un plato que visualmente (salsa negra) suela resultarle atractivo a un niño. Vamos a ver como se prepara este plato jeje


-----------------------------------

INGREDIENTES

200 g de calamares pequeños
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
1 rebanada de pan frito
Tinta de calamar
120 ml de vino blanco
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Pochamos la cebolla y marcamos los calamares

Lo primero que vamos a hacer es cortar en brunoise (dados pequeños) nuestra cebolla y picar los dientes de ajo. En una sartén colocamos un fondito de aceite de oliva virgen extra y comenzamos a pochar nuestra cebolla con el ajo. Cuando cambie ligeramente de color incorporamos los calamares limpios y cortados en anillos, al igual que añadimos sus tentáculos. Cuando el calamar esté bien marcado incorporamos un chorrito de vino blanco y dejamos que siga cocinándose todo hasta que el alcohol se evapore.

Incorporamos el majado

En un mortero majamos el pan frito con la tinta del calamar. Una vez que obtengamos el majado lo vamos a incorporar a nuestros calamares junto con un poco de agua (1/2 vaso) y seguiremos cocinándolo todo a fuego medio hasta que los calamares estén tiernos. Llegado ese momento ya los tendremos listos.

-----------------------------------


Un plato de los de toda la vida para disfrutarlo con pasión. A mi personalmente me gusta acompañarlo de arroz blanco pero podéis usar la guarnición que más os guste. Volveré con más recetas de las güenas muy pronto.




-----------------------------------

Consideraciones

- Aségurate de que los calamares quedén tiernos, si no respetas su tiempo de cocción te quedarán gomosos y desagradables en boca.

- Puedes incorporar el agua al majado, eso te ayudará disolver bien las tintas antes de incorporarlo todo a los calamares.
-----------------------------------

Hoy os traigo una receta clásica de las que más me gustan, sobretodo porque es una receta de mi verdura favorita: la berenjena. Y es que el sabor de esta verdura me vuelve loco y combina genial casi con cualquier cosa. Hoy las vamos a hacer rellenas con una boloñesa de ternera y setas de cardo, y os aseguro que están deliciosas. ¿Todos listos? Pues... ¡al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

3 personas

3 berenjenas medianas
400 g de carne picada de ternera
150 g de setas de cardo
1/2 cebolla
4-5 cucharadas de salsa de tomate casera
Queso Granna Padano
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra molida
Nuez moscada
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



Preparando las berenjenas

Lo primero que vamos a hacer es asar nuestras berenjenas para poder extraer su carne y rellenarlas después. Además mientras se asan podremos ir preparando el resto del relleno. Así que vamos a lavar bien nuestras berenjenas para quitarles restos de polvo y tierra y después las cortaremos a lo largo obteniendo así dos mitades idénticas de cada una de nuestras berenjenas. A cada una de esas mitades les haremos unos cortes en la pulpa con el cuchillo, las colocaremos en una fuente que admita horno y las asaremos a 180-200º con un chorrito de aceite de oliva virgen extra hasta que estén tiernas.

Cocinamos el resto del relleno

En una sartén con su correspondiente fondo de aceite de oliva vamos a empezar a dorar la cebolla, que habremos cortado previamente en brunoise (dados pequeños), junto con dos dientes de ajo picado. La sazonamos para acelerar la cocción y en cuanto poche ligeramente vamos a añadir la carne picada junto con un poco de pimienta negra molida, otro poco de nuez moscada y una pizca más de sal. Vamos dorando bien la carne, moviéndola de vez en cuando para que se cocine bien. Cuando la carne esté casi lista apagamos el fuego. Y volvemos a nuestras berenjenas que ya deberían estar asadas.

Rellenamos las berenjenas y terminamos el plato

Tenemos nuestra boloñesa casi lista pero aún nos falta añadir a la salsa las setas y la carne de las berenjenas. Con una cuchara vamos a vacíar la mayor parte de nuestras berenjenas dejando algo de su carne para que la "barquita" que nos queda no pierda su forma. Una vez que las hayamos vacíado encendemos de nuevo el fuego y añadimos al relleno las setas y la carne de la berenjena. En cuanto las setas estén ligeramte cocinadas (2-3 minutos) ya tendremos nuestro relleno listo. Ahora rellenaremos nuestras berenjenas de nuevo, y las cubriremos con queso Granna Padano rallado. Por últimos las meteremos en el horno a 200º a gratinar y en cuanto el queso se funda y se dore ya las tendremos listas.

-----------------------------------


¡Ya las tenemos listas! ¿Fáciles verdad? Y lo mejor es que están deliciosas, a mi me encanta la costra de queso crujiente que se les forma, es una delicia suprema. En casa seguro que gustan e incluso es una buena forma de que los niños coman verduras camufladas. Espero que las hagáis y me contéis que tal la experiencia. ¡Volveré muy pronto con más recetas güenas!




-----------------------------------

Consideraciones

- Organízate bien para perder el menor tiempo en la cocina y sé ordenado. Mientras asas las berenjenas, prepara el relleno.

- Puedes utilizar la carne que más te guste: pollo, cerdo y ternera. Y lo mismo ocurre con el relleno, puedes rellenar tus berenjenas con lo que quieras ¡imaginación al poder!

-----------------------------------

´Como buen gaditano me encanta el atún rojo de almadraba y como más me gusta disfrutar de este productazo es en tartar. A mi personalmente no me gusta que el tartar lleve tropecientos ingredientes por eso veréis que cada vez que os subo una receta de tartar de atún lo tenemos listo con a penas 4 o 5 ingredientes, para que el sabor del atún no se pierda en el plato. Hoy lo vamos a hacer sencillo y fresco, con encurtidos (pepinillos) y frutos secos (pipas de girasol). ¿Te animas? ¡Pues al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

100 g de atún rojo
1/2 cebolla fresca
10 g de pipas peladas saladas
35 g de pepinillos encurtidos
1/2 cucharadita de mostaza dulce
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Acompañamiento (opcional)

Pan tostado

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Cortamos el atún para tartar

Siempre, ABSOLUTAMENTE SIEMPRE que elaboremos un tartar, ya sea de pescado o de carne lo picaremos a cuchillo. Aunque esto pudiera resultar un trabajo tedioso, el corte es más limpio, se respeta la fibra de la carne, y el resultado final es gratamente delicioso. Así que de un filete de lomo atún rojo que no sea muy grueso, empezamos cortando unas pequeñas tiras, y de cada una de estas tiras cortaremos pequeños cubitos, parecido a un corte brunoise. Una vez cortado todo el atún aségurate de desechar todos los nervios que a veces tiene el atún, y las zonas oscuras del lomo. Reunimos el tartar en un bol, incorporamos un poco de aceite de oliva, removemos con cuidado y dejamos reposar mientras picamos el resto de ingredientes.

Picamos el resto de ingredientes y terminamos el plato

Cogemos unos cuantos pepinillos y los picamos bien pequeñito, y haremos lo mismo con la cebolla fresca. En otro bol vamos a colocar las mostaza dulce con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal hasta y meclamos bien. A continuación vamos incorporando todos los ingredientes picados en el bol, junto con las pipas de girasol peladas. Mezclamos todo bien y probamos de sal, para corregirlo si fuera necesario.

-----------------------------------


Una vez terminado emplatamos como más nos guste, yo hoy lo he puesto en un pequeño cuenco y lo he acompañado de unas tostadas de pan. Ahora sólo tienes que ir colocando el tartar en las tostaditas y disfrutarlo como el manjar que es.




-----------------------------------

Consideraciones

- Las pipas peladas sazonan mucho el plato por lo que es muy probable que a penas tengáis que sazonar vuestro tartar. Así que antes de echarle sal pruébalo siempre.

- Necesitarás un cuchillo que corte bien, para el corte del atún. Si usas un cuchillo desafilado, o no podrás cortarlo o lo que es peor desgraciarás un productazo como es el atún rojo.

-----------------------------------

Hoy os traigo una receta de las que a mi me gustan, porque es sencilla, sin pretensiones, es resultona rápida de elaboración y lo más importante: está deliciosa. Y es tan sencilla que hasta es algo ridículo explicarla jaja, pero no deja de ser una sabrosa idea para el día a día. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 codillo de cerdo precocinado
1 patata grande
Aceite de oliva virgen extra
Pimentón picante
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Cocinamos las patatas asadas

Agarramos una patata de buen tamaño y la lavamos bien para quitar el exceso de tierra y polvo que pudiera tener. Una vez lavada la vamos a cocer con piel en agua con sal durante 15 minutos aproximadamente para terminar de asarla en el horno pintada de aceite de oliva hasta que esté tierna a una temperatura de 180º. Una vez asada y tierna, la cortaremos en rodajas. Podéis dejar la piel si os gusta o retirársela antes de cortarla. A mi personalmente me gusta mucho la piel de la patata. En un plato de madera, igual que utilizamos con el pulpo iremos colocando nuestras patatas hasta cubrir el suelo del plato.


Preparación del codillo

Desde hace unos años en prácticamente todos los supermercados tenemos una oferta de codillos de cerdo precocinados de una calidad más que aceptable. Lo bueno de este tipo de carne semielaborada es lo sencilla de elaborar que es, y el juego que nos puede dar en infinidad de recetas. Normalmente en el mismo envase del codillo te da dos opciones de cocinado: en horno y en microondas. Usad la que os parezca mas cómoda, y una vez cocinado lo vamos a separar en lascas del tamaño de un bocado y las iremos colocando sobre nuestras patatas.

Teminamos el plato

Igual que si hiciéramos pulpo a feira vamos a rocíar un poco de aceite de oliva virgen extra, un poco de pimentón picante espolvoreado por la superficie y una pizca de sal.

-----------------------------------

Como podéis ver es una receta fácil que causará furor allí donde la hagais, ya sea con la familia o para un picoteo con amigos con unas cervezas bien fresquitas. Pronto volveremos con más recetas fáciles y ricas con las que disfrutar en casa.





-----------------------------------

Consideraciones

- Yo os recomiendo que ya que vais a encender el horno para terminar de asar la patata, elijáis la opción de horno para cocinar vuestro codillo. Así cocinaréis a la vez las dos cosas y saldrán a la misma temperatura.

- También podéis usar pimentón agridulce o dulce, en lugar de picante si os gusta más suavecito.

-----------------------------------

Ya sabéis lo mucho que me gusta la ensaladilla rusa y que de vez en cuando me gusta cocinar versiones muy personales de este plato por lo divertido y rico que es. Hoy vamos a cocinar otra de mis versiones con yuca, bonito del norte, jalapeños y zanahorias encurtidos que nos aportan matices agrios y salados, junto con una mayonesa de atún y una regaña de vino blanco y tomillo fresco. ¡A cocinar!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 lomo de bonito del norte en aceite
1 raiz de yuca
2 huevos cocidos
Zanahorias encurtidas
Jalapeños encurtidos

Para la mayonesa de atún

2 huevos
Aceite de girasol
Vinagre blanco
1 lata de atún con su aceite
Sal

Para la regaña de vino y tomillo

3 cucharadas soperas de harina de trigo
1 cucharadita de aceite de oliva
1 cucharadita de vino blanco
Tomillo fresco
Agua
Sal gorda

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Cociendo la yuca y los huevos

Lo primero que vamos a hacer es cortar la raiz de yuca en porciones. Cada porción la cortamos a lo largo y haciendo palanca con la hoja del cuchillo le retiramos la gruesa piel de la yuca. La coceremos en agua con sal hasta que esté tierna y una vez cocida le retiramos las hebras que suele tener en su centro. Una vez cocida y limpia las machacamos con un tenedor de forma irregular. Además coceremos dos huevos y una vez cocidos los picamos.

Picando los encurtidos

Los encurtidos los podemos hacer perfectamente en casa. Para ello disuelve 2 cucharadas de sal en un litro de agua. Después elige los vegetales que más te gusten, metelos en un bote de cristal y rellena con el agua con sal hasta arriba. Si quieres puedes añadir a la mezcla especias aromáticas (romero, anis, ajo, orégano, etc.) a la mezcla. Pasada una semana ya las podréis comer. En el caso de que no queráis hacer vosotros los encurtidos tanto los jalapeños como la zanahoria los suelen vender en cualquier supermercado. Si no encuentras jalapeños, puedes hacerlo igualmente con piparras encurtidas.

El jalapeño lo cortaremos en anillos y la zanahora la picaremos chiquitita a cuchillo.

Preparando la mayonesa de atún

Para ello simplemente elabora una mayonesa normal y corriente. Casca un par de huevos dentro del vaso batidor, añade un chorrito de vinagre blanco, una pizca de sal y cubre con aceite de girasol. Empieza a batir sin despegar la batidora del fondo hasta que esta empiece a espesar. Una vez que agarre consistencia, mueve suavemente la batidora de arriba hacia abajo e incorpora más aceite si fuera necesario sin dejar de batir hasta que agarre la textura deseada. En cuanto agarre un poco de consistencia añade una lata de atún en aceite de oliva e incorpora también el aceite de la lata. Bate bien todo hasta que agarre textura.

Preparamos la regaña de vino y tomillo

En un pequeño bol mezcla todos los ingredientes menos la sal gorda. El tomillo al ser fresco agarraremos las ramitas y ayudados por la fricción de las yemas de los dedos pulgar e índice extraemos sus hojitas. Nos quedaremos con una ramita fina y tierna para decorar. Una vez mezclados los ingredientes nos quedará una masa manipulable. La vamos a estirar sobre un papel vegetal y dejarla bien finita. Con un cortador de pizza le damos forma de abánico y retiramos los recortes. En el centro del abanico incrustamos la ramita de tomillo. Con un tenedor pincharemos toda la masa haciendo un dibujo y finalmente le podremos la sal gorda justo por encima. Horneamos 20 minutos en el horno con calor por arriba y por abajo con el horno precalentado a 180-200º hasta que esté doradita y crujiente.

Montamos la ensaladilla

Mezclamos la yuca, con el huevo picado y los encurtidos con unas cucharadas de nuestra mayonesa de atún y ya tendremos lista la base de nuestra ensaladilla que colocamos graciosamente sobre el centro del plato. Sobre ésta colocamos un lecho de zanahorias encurtidas en juliana, y sobre la zanahoria nuestro lomo de bonito del norte. A uno de los lados del montículo de ensaladilla clavamos triunfalmente nuestra regaña, y ya la temos lista.

-----------------------------------


Una ensaladilla rusa diferente, pero una ensaladilla rusa rica y sencilla al fin y al cabo. El mundo de las ensaladillas rusas es divertido y en casa podemos crear combinaciones exquisitas, así que ¡imaginación al poder! De momento ya tenéis esta idea, que estoy seguro de que os encantará.




-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes hacer los encurtidos en casa tu mismo, o bien comprarlos. Cualquier opción es buena.

- No olvides probar la base de tu ensaladilla durante la preparación para corregirla de sal si fuera necesario.

- Usa la mayonesa en su justa medida. La ensaladilla debe quedar jugosa pero no encharcada de mayonesa.

-----------------------------------

Mi hermana vino a pasar unos días a casa y me trajo algunos productazos del pequeño huerto que tiene en su casa de El Viso de San Juan (Toledo) entre ellos un hermoso calabacín de 2 kg con el que haremos la receta de hoy. El zarangollo, una receta de la cocina huertana de la Región de Murcia, que suelo disfrutar cuando tengo a mano unos buenos calabacines, pero esta vez quería hacer la receta tradicional, sin inventos. Y para ello acudí al blog de mi amiga murcianica Tere de Las Maria Cocinillas a leer su receta, que elaboraremos hoy.

-----------------------------------

INGREDIENTES

3 calabacines
1 patata pequeña (opcional)
1 cebolla roja
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra molida
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparamos las verduras

Para ello vamos a lavar bien los calabacines y la patata. Los calabacines los podéis pelar o dejarlos con piel, en cualquier caso los vamos a cortar en finas rodajas a cuchillo o bien usando una mandolina. La patata la pelamos y la cortamos en rodajas como hicimos con el calabacín. Por otro lado pelamos la cebolla y la cortamos en juliana.

Confitamos las verduras

En un perol o una sartén calentamos un fondo de aceite de oliva virgen extra y exactamente igual que haríamos cuando hacemos una tortilla de patatas, vamos a confitar a fuego lento las verduras sin prisas y con cariño hasta que estén bien pochaditas. No nos olvidamos de salpimentar para que pochen más rapido. Una vez que las tenemos listas las vamos a poner en un escurridor para que suelten todo el exceso de aceite durante unos 20 o 25 minutos.

Terminamos el zarangollo

Ahora que tenemos las verduras bien escurridas y perfectamente cocinadas las devolvemos a la sartén a fuego bajo, batimos tres huevos y procedemos igual que si hiciéramos un revuelto. A mi personalmente no me gusta que el huevo cuaje demasiado, pero el punto os lo dejo a vosotros.

-----------------------------------


Y aquí lo teneís terminado, una receta sana y deliciosa que al igual que el pisto de verduras siempre apetece y si encima tienes buen producto de la huerta, ¡lo bordas! Mañana volveremos con más recetas güenas.





-----------------------------------

Consideraciones

- Escurre bien las verduras de su aceite durante media hora aproximadamente, un exceso de aceite podría volver a este plato indigesto y desagradable.

- Si tienes la oportunidad y el acceso a verduras ecológicas disfrutarás de este plato el triple.

-----------------------------------

¡Vamos a hacer arepas! Las arepas son un bocado tipicamente venezolano aunque se cocina tambien en otros países venezolanos y en las Islas Canarias españolas. Hoy vamos a hacer unas arepas sencillas, rápidas de elaborar y muy rícas. ¡A cocinar!


-----------------------------------

INGREDIENTES

Para las arepas

Harina de maíz precocida
Agua
Sal

Para el relleno

2 latas de atún
Encurtidos varios
Mayonesa casera
Lechuga rizada

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


¿Cómo hacer la masa de arepas?

Hacer arepas quizá sea la masa más fácil de elaborar y manipular que existe en el planeta. Simplemente llena un bol pequeño con agua y agrega una pizca de sal. Remueve hasta que la sal se disuelva y entonces empieza a añadir tu harina de maíz poco a poco, al mismo tiempo que vas mezclándolo con la otra mano. Cuando la harina haya absorbido el agua y te quede una masa compacta, homogénea y con un tacto similar a una plastilina blandita ya la tienes lista. Separa la masa en porciones iguales, haz una arepa con cada una de las porciones. Para ello haz primero una bola con cada porción y despues aplástala entre las dos manos formando un pequeño disco de como mínimo medio céntímetro de grosor. Una vez formadas las arepas simplementes unta un poco de aceite de oliva o mantequilla en una sartén y dóralas 10 minutos por cada lado a fuego medio.

Rellenamos nuestras arepas

Para hacer el relleno simplemente vamos a picar unos pocos encurtidos. Utiliza tus encurtidos favoritos (pepinillos, aceitunas, cebollitas, mazorquitas, piparras, etc) y picalos junto con dos latas de atún en aceite de oliva y un par de cucharadas de mayonesa casera. Abre tus arepas con un cuchillo de sierra formando un pequeño bolsillo, como si fuera un pan de pitta y coloca unas hojas de lechuga y un par de cucharadas de nuestra ensalada de atún y encurtidos. Y ya las tendremos listas.


Como podéis ver no es una receta complicada, y os aseguro que si nunca habéis comido arepas una vez que las probéis, las incluiréis en vuestro recetario porque son fáciles de hacer, son baratas, admiten cualquier relleno como un sandwich y sobretodo y principalmente porque están deliciosas.





-----------------------------------

Consideraciones

- Recuerda que las arepas es mejor comerlas recién hechas. Una vez que se enfrían empiezan a perder sus cualidades y quedan duras o gomosas.

- Puedes utilizar cualquier relleno. Recuerda que una arepa no deja de ser un sandwich con harina de maíz precocida por lo que las combinaciones son tremendas.

- Si quieres hacer la receta más clásica de las arepas venezolanas te recomiendo que te pases por mi canal de youtube donde en su día os enseñé a elaborar las arepas Reina Pepiada, las arepas más típicas de Venezuela.

-----------------------------------

Ya habíamos cocinado un brazo gitano de hojaldre relleno de calabacín, y tal y como os dije en aquella ocasión los rellenos son infinitos. Hoy os traigo otra idea más que suelo hacer cuando mis sobrinos vienen a casa porque les encanta. Lo vamos a rellenar de lomo adobado de cerdo y queso. ¿Os gusta la idea? ¡Pues a cocinar!
-----------------------------------

INGREDIENTES

1 lámina de hojaldre
Lomo de cerdo adobado
2 tomates pera maduros
Queso tierno en lonchas
Orégano
1 huevo
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparamos el tomate

Lo primero que vamos a hacer es preparar el tomate para que se enfríe lo antes posible. Vamos a pelar los tomates, les vamos a extraer las yemas que desecharemos en esta ocasión. Picaremos la carne de los tomates en brunoise (dados pequeños) y a continuación lo sofreíremos en una sarten con un chorro de aceite de oliva virgen extra, media cucharadita de azúcar (para corregir la acidez) y una pizca de sal. Lo tendremos en el fuego hasta que pierda la mayor parte del agua. No queremos una salsa de tomate, así que lo vamos a reducir bastante hasta que quede un puré de tomate frito.

Montamos el brazo de gitano

Extendemos la lámina de hojaldre. Sobre ella extendemos una capa con nuestro puré de tomate frito y sobre la capa de tomate empezamos a colocar una sola capa con nuestros filetes de lomo adobado en crudo. Por último, cubrimos con unas lonchas de queso tierno. Debemos dejar un margen sobre la masa, no hay que cubrirla hasta el borde. Así que dejaremos un dedo de margen por todos los extremos. Empezamos a enrollarlo todo desde uno de los extremos hasta el final. Pintamos el brazo gitano huevo batido y ya lo tenemos listo para hornear. Espolvoreamos un poco de orégano seco por encima y lo hornearemos 45 minutos con el horno precalentado a 200º con calor por arriba y por abajo.

-----------------------------------

Es una receta deliciosa, ideal como entrante, como desayuno salado o para las meriendas. Es una de esas recetas que se disfruta el doble si lo haces en compañía. Estoy seguro de que la disfrutaréis tanto o más que yo. ¡Ya me contaréis si la probáis!




-----------------------------------

Consideraciones

- Reducimos bien el tomate frito, para que el exceso de agua que contiene no nos estropee demasiado la textura del hojaldre por dentro. Además conseguiremos un sabor más intenso del tomate.

- No hace falta cocinar el lomo, date cuenta que con el tiempo que se pasará en el horno se cocinará perfectamente

- Los rellenos son infinitos, así que después de probar este, ¿por qué no pruebas con otras combinaciones? ¡Imaginación al poder!

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer una de las ensaladas más representativas de la cocina germana, la Kartoffelsalat, una ensalada de patata que se elabora con distintos ingredientes, y que suele existir una gran variedad de versiones. Yo hoy te enseño a hacer la mía, con la que te aseguro que triunfarás en casa. ¡A cocinar!

-----------------------------------

INGREDIENTES

4 personas

4 o 5 patatas medianas
3 salchichas Bratwurst
1 manzana golden
Pepinillos
Aceitunas verdes sin hueso
Cebollino

Para la salsa

2 huevos
Aceite de girasol
Vinagre blanco
Mostaza dulce
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N

Empezamos por la salsa

Se trata de una receta muy sencilla, sin ningún tipo de complicación. Vamos a comenzar haciendo la salsa para tenerla lista justo cuando vayamos a mezclarla con el resto de ingredientes ya cocinados. Vamos a hacer una mayonesa de mostaza dulce, lo que muchos conocen como mostanesa. No tiene mucha complicación, así que en el vaso batidor vamos a incorporar dos huevos, con un chorrito de vinagre blanco, una pizca de sal y cubriremos con al menos dos o tres dedos de aceite de girasol. Comezamos a batir sin levantar la batidora del fondo, y cuando comience a espesar iremos moviendo de arriba a bajo la batidora suavemente. Seguiremos incorporando aceite de girasol hasta alcanzar la textura deseada y además incoporaremos ahora un par de cucharadas soperas de mostaza dulce tipo Gulden's. Y ya tendremos lista la salsa.

Cocinamos el resto de ingredientes

Vamos a cocinar las patatas y para ello tenemos varias formas. Podéis cocerlas con piel en agua con sal, y después pelarlas y cortarlas como más os gusten. Yo prefiero asarlas en el microondas, pues de este modo la patata tiene mucho más sabor y quedan geniales. Para ello lava las patatas para quitar la tierra que pudieran tener. Después envuélvelas en papel film y pínchalas con un tenedor un par de veces. Ásalas en el microondas a máxima potencia durante de 10 minutos. Una vez tengas las patatas cocinadas como más os gusten las pelamos, las troceamos y las reservamos en una fuente.

Vamos a asar una manzana. La cortamos en cuartos y les retiramos el carozo. Dejamos la piel, y metemos los trozos en un bol que cubriremos con papel film. Pinchamos una vez el papel film con un tenedor y lo metemos en el microondas 7 minutos a máxima potencia. Una vez lista la cortamos como más nos guste, a mi me gusta picarla en brunoise con su piel.



Las salchichas bratwurst son un tipo de salchichas de cerdo ahumadas parecidas a las salchichas de frankfurt, aunque algo más gruesas. En España puedes encontrar buenas salchichas Bratwurst en el supermercado de origen alemán conocido como Lidl. Si no cualquier salchicha tipo Frankfurt gruesa nos puede servir. Las vamos a hacer a la plancha y después las cortaremos en rodajas.

Picamos unos pepinillos y unas aceitunas, y también las reunimos en un bol con el resto de ingredientes. Mezclamos todos los ingredientes con unas cuantas cucharadas de nuestra mayonesa de mostaza y espolvoreamos un poco de cebollino picado por encima de nuestra ensalada.


-----------------------------------


Y aquí la tenemos lista para comer. Una ensalada contundente y deliciosa ideal como entrante o acompañamiento. A mi me gusta hacerla en casa cuando hacemos una barbacoa y que la familia o amigos vayan sirviendose toda la que quieran. Espero que os guste mucho y que la disfrutéis mogollón, cocinándola primero y devorándola después.





-----------------------------------

Consideraciones

- Te he dado varias opciones para cocinar las patatas, elige la que te resulte más cómoda.

- En los supermercados Lidl, al ser de origen alemán no tendrás problemas en encontrar unas buenas salchichas Bratwurst. En el caso de no disponer de un super cercano, cualquier salchicha tipo Frankfurt de calidad os serviría.

- Si te sobra consérvala siempre en el frigorífico.

-----------------------------------

Los lunes siempre serán de arroz, y hoy os traigo una receta clásica o no tan clásica: el arroz a la cubana. Y digo que quizá no sea tan clásico porque lo cierto es que desde que era pequeño en mi casa mi madre siempre nos hacía una versión más completa de esta sencilla receta. Lo cierto es que en la mayoría de los hogares españoles un arroz a la cubana no es más que arroz blanco con un huevo frito y salsa de tomate frito. Los más valiente añaden un poco de plátano macho frito. Yo os voy a enseñar la versión de mi madre y que yo mismo he ido manteniendo en el tiempo por los buenos recuerdos que me reporta y lo delicioso que está. ¡Vamos al lío!


-----------------------------------

INGREDIENTES

4 personas

Para hacer el arroz blanco

300 g de arroz redondo
600 g de agua
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Acompañamiento

Patatas
Huevos
Beicon
Salsa de tomate frito casero (opcional)

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Un arroz blanco rico

Este plato no sería lo mismo si no hiciéramos un buen arroz blanco. El arroz blanco no tiene que ser sinónimo de arroz soso y antipático. No cuezas simplemente el arroz en agua y sal, si lo haces como te voy a enseñar a continuación, te quedará un arroz blanco delicioso. En primer lugar vamos a coger dos dientes de ajo y los vamos a picar bien. En una tartera vamos a calentar un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente incorporamos el ajo picado. Segundos antes de que el ajo empiece a dorarse vamos a incorporar nuestro arroz. Lo vamos a rehogar bien, moviéndolo y mezclándolo con el aceite y el ajo. Cuando cambie de color, es cuando vamos a incorporar el agua y la sal, y lo dejaremos cocer primero a temperatura máxima durante 5 minutos. Pasado este tiempo bajamos el fuego y dejaremos que cueza unos 15 minutos aproximadamente a una temperatura más suave hasta que el arroz absorba todo el agua. Llegado ese momento, tapamos el arroz y lo dejamos reposar unos 10-15 minutos antes de comerlo.

Acompañamiento de nuestro arroz

Ahora viene la parte más fácil. Acompañaremos nuestro arroz de patatas fritas, huevos y beicon. Para ello pela y corta las patatas en pequeños cubitos. Las cortamos así porque después picaremos todo y mezclaremos bien todos los ingredientes en nuestro plato con un poco de salsa de tomate. Una vez cortadas las freímos en abundante y muy caliente aceite de oliva. Freímos huevos, 1 o 2 por persona (depende del hambre que tengáis en casa) y el beicon (también 1 o 2 lonchas por persona). Ya solo queda reunirlo todo en un mismo plato. El secreto está en picarlo bien todo y mezclarlo con salsa de tomate frito casera que se mezcla a su vez con las yemas de los huevos y queda un arroz espectacularmente delicioso y fácil de cocinar.

-----------------------------------


¡Y aquí lo tenemos! Un plato contundente con el que se os hará la boca agua y que disfrutan por igual grandes y pequeños. Espero que lo probéis en casa y me contéis que tal fue la experiencia. Mañana volveremos con más recetas de las güenas.




-----------------------------------

Consideraciones

- La clave es hacer un buen arroz blanco y huir de los arroces blancos sosos y sin sabor alguno.

- La salsa de tomate está mucho más rica si la hacéis vosotros en casa, echarle tomate de bote sería un sacrilegio.

-----------------------------------