Me encanta el arroz y hoy os voy a enseñar a cocinar un arroz de los ricos que destaca precisamente por su sencillez. Un arroz para principiantes pero que no por ello está menos rico. Así que toma buena nota para cocinar este sabroso arroz seco de chistorra. ¡Manos a la obra!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2-3 personas
1 vaso de arroz bomba
3 vasos de caldo de pollo
150 g de chistorra
4 cucharadas de tomate rallado
1 pimiento verde
1 diente de ajo
Aceite de oliva VE
Colorante alimentario
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN



  1. Lo primero que vamos a hacer es picar el ajo y el pimiento en una fina brunoise (daditos pequeños) y una vez que lo tengamos todo picado lo reservamos.
  2. En una sartén o paella calentamos un buen fondo de aceite de oliva virgen extra, y cuando esté caliente incorporamos el ajo y el pimiento picados, sazonamos y sofreímos bien durante unos minutos.
  3. Cuando el pimiento empiece a pochar incorporaremos la chistorra cortada en cuatro trozos y la sofreiremos junto con el pimiento y el ajo hasta que esté bien doradita.



  4. A continuación añadimos las cucharadas de tomate natural triturado y seguimos sofriendo hasta que el tomate pierda la mayor parte de su agua y se cocine.



  5. Ahora que el sofrito está más que listo, vamos a retirar momentáneamente la chistorra, la reservamos e incorporamos el arroz.



  6. Sofreimos bien el arroz hasta que se impregne bien con el sofrito.



  7. Vertemos el caldo, un poco de colorante, sazonamos y por ultimo colocamos los trozos de chistorra de forma simétrica para que nos quede una paella bonita.
  8. Cocemos el arroz durante 18 minutos aproximadamente. Primero 5 minutos a fuego fuerte, después 10 minutos a fuego medio y terminamos los últimos 3 minutos a fuego fuerte de nuevo.



  9. Por último tapamos el arroz y dejamos reposar 10 minutos antes de comerlo con el fuego ya apagado.

-----------------------------------

Como véis se trata de un arroz muy sencillo, de sabor fuerte e intenso. Esta vez os he dejado imágenes del proceso porque quiero que os animéis todos a cocinar arroz en casa y no lo veáis como algo demasiado complicado. Si seguís los pasos os aseguro que os saldrá igual o más rico que a mi.





-----------------------------------

Consideraciones

- Podéis usar el arroz redondo que más os guste. Yo suelo tirar siempre del arroz bomba, este en concreto es de marca blanca (mercadona) y no está nada mal, al alcance de cualquiera.

- Deja reposar el arroz cuando esté cocinado para que termine de hacerse y quede tierno.
-----------------------------------

La primavera acaba de empezar y eso me recuerda que en pocas semanas sentarse a comer unas lentejas va a ser todo un desafío para los valientes capaces de resistir las altas temperaturas. Así que como yo siempre he sido muy de cuchara quiero aprovechar para poder disfrutar de estos platos antes de que el calor nos lo impida.

Hoy vamos a cocinar unas lentejas pero algo diferentes a los platos más clásicos de los que esta legumbre es protagonista. Dejaremos los platos más clásicos de lentejas con verduras o las típicas lentejas con chorizo tan típicas en la provincia de Ávila. Se trata de unas lentejas guisadas con magro de cerdo y espárragos trigueros ahora que acaba de comenzar la temporada estos últimos. ¿Te apetecen? Pues vamos al lío...

-----------------------------------

INGREDIENTES

4 personas

400 g de lentejas pardinas
500 g de magro de cerdo
200 g de espárragos trigueros
1 cebolla
4 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
Colorante alimentario (opcional)
Pimienta negra
2 hojas de laurel
Aceite de oliva
Agua
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N





  1. La noche anterior pondremos a remojo nuestras lentejas pardinas igual que hacemos con todas las legumbres.
  2. Comezamos troceando y limpiando la carne de cerdo, aunque también podéis comprar una bandeja de carne de cerdo para guisar, en ese caso aseguraos de limpiar bien la carne de pellejos y excesos de grasa. Una vez limpia, la salpimentamos.
  3. Calentamos un fondo de aceite de oliva en nuestra olla y cuando el aceite esté caliente sofreímos a conciencia nuestra carne previamente salpimentada hasta que esté bien dorada.
  4. En cuanto la carne dore, añadimos las lentejas (sin su agua), una cebolla pelada entera, 4 o 5 dientes de ajo pelados, 1 cucharadita de pimentón dulce, una pizca de colorante alimentario, el laurel, sazonamos bien y rehogamos durante a penas un minuto.
  5. Añadimos agua y cubrimos al menos 1 dedo por encima de nuestros ingredientes, y dejamos cocer durante 1 hora aproximadamente. Siempre pendientes del agua, si vemos que evapora muy rápido echamos más agua hasta que ésta cubra las lentejas un dedo por encima.
  6. Cuando las lentejas lleven 45 minutos cocinándose, será el momento de incorporar nuestros espárragos que partiremos en trozos con los dedos, desechando la parte final del tallo que tiene mucha fibra y por tanto siempre nos quedará dura.
  7. Pasada la hora apagamos el fuego, corregimos de sal si fuera necesario y dejamos tapadas al menos durante media hora más aprovechando el calor residual.


-----------------------------------


Para hacer esta magnífica receta probé la cacerola baja mineral de 28 cm de la marca Monix y tengo que decir que los resultados fueron extraordinarios. Me encanta la antiadherencia de esta olla y su bonito diseño en aluminio forjado, sin duda la probaré en más recetas para sacarle el máximo partido.

Os animo a cocinar esta deliciosa receta si sois amantes de las lentejas como yo, además los espárragos aportan ese saborcito amargo a penas perceptible que le da un punto maravilloso. Ya me contaréis si os animáis.

¡Nos vemos en la próxima receta!





-----------------------------------

Consideraciones

- Hay quien no pone a remojo las lentejas, yo os recuerdo que como todas las legumbres necesitan remojarse en agua para hidratarse. Así que no olvides este paso que es fundamental.

- Podéis añadir los espárragos en crudo o bien saltearlos en una sartén antes de incorporarlos al guiso para que aporten más sabor.

- Podéis utilizar la variedad de lentejas que más os guste, a mi las que más me gustan son las pardinas pero podéis cocinar este plato con la variedad que queráis.

- El colorante alimentario es opcional, no es necesario, pero os aportará un poco de color.

-----------------------------------

Hoy vamos a cocinar una receta super sabrosa y rica: ¡Unas albóndigas! Pero no unas albóndigas cualquiera, las vamos a hacer en salsa española y las vamos a rellenas de queso de cabra. ¿Te apetecen? ¡Manos a la obra!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

500 g de carne picada de ternera
Queso rulo de cabra
Perejil
Ajo
2 hojas de laurel
Vino tinto
2 cebollas
4 o 5 zanahorias medianas
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra 
Sal


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Rellenamos las albóndigas

Lo primero que vamos a hacer es preparar la carne picada que pasaremos a un bol y mezclaremos con un poco de perejil picado, dos dientes de ajo picados, pimienta negra y sal. Mezclamos bien y ya tenemos listas nuestras albóndigas. Ahora empezaremos a bolear la masa de carne, esto lo haremos al gusto, dependiendo si queremos unas albóndigas más grandes o más pequeñas. Una vez elegido el tamaño hacemos todas las bolitas. Para rellenarlas presionamos con un dedo sobre cada una de las albóndigas y hacemos un agujero en el que meteremos un trocito de queso de rulo de cabra. Volveremos a bolear las albóndigas para cerrarlas bien.

Por último, las pasaremos por harina blanca normal, las freímos en aceite de oliva muy caliente hasta que estén doraditas y las reservamos.

Preparamos la salsa

Pelaremos las cebollas y las zanahorias y las trocearemos groseramente. En una olla calentamos un fondo de aceite de oliva virgen extra y comenzamos a sofréir la cebolla con las zanahorias previamente salpimentadas para que éstas suden más, junto con las hojas de laurel. Dejaremos que nuestras verduras pochen bien y en ese momento añadiremos un vaso de vino tinto. Subimos el fuego y dejamos que las verduras sigan cocinándose hasta que evapore el alcohol. En ese momento añadimos un poco de agua y batimos la salsa.

Terminamos el plato

Con la salsa al fuego y aún en el fuego, incorporaremos las albóndigas y dejaremos que se cocinen durante 15 minutos. Pasado ese cuarto de hora ya las tendremos listas para comer.

-----------------------------------


Unas albóndigas con mucho sabor, y jugosas por dentro gracias al relleno de queso de cabra. Os recomiendo que las probéis, no os defraudarán.




-----------------------------------

Consideraciones

- Si quieres la salsa más fina, no olvides pasarla también por un chino después de batirla.
- Ten cuidado al freír las albóndigas, cuando lo hagas ten en cuenta el tiempo de fritura. Si las fríes durante mucho tiempo necesitarán menos tiempo de cocción en la salsa, y viceversa.

-----------------------------------

Los lunes en Cositas Güenas siempre fueron de arroz, así que hoy retomo esa bonita tradición con un arroz diferente. Un arroz para los amantes de la casquería entre los que me incluyo. Hoy vamos a cocinar un arroz seco con menudillos (higaditos de pollo) y azafrán. ¿Te apuntas?

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

 2 tazas de arroz bomba
6 tazas de caldo de pollo
250 g de higaditos de pollo
1 pimiento verde
1 cebolla pequeña
2 tomates pequeños
1 diente de ajo
Azafrán
Pimienta negra
Aceite de oliva virgen extra
Sal


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Un buen sofrito

Vamos a picar en brunoise (dados pequeños) el pimiento y la cebolla, y además picaremos un diente de ajo y rallaremos los tomates quedándonos con su pulpa. Ahora que tenemos las verduras listas, calentamos el fondo de una sartén o paella y empezamos dorando los higadillos de pollo salpimentados y cuando estén dorados los retiramos y reservamos. En el aceite donde hemos marcado nuestros higaditos comenzamos introduciendo la cebolla. La rehogamos bien y cuando comience a cambiar de color añadimos el ajo y el pimiento. Sazonamos bien para que suden nuestras verduras y dejamos que pochen durante media hora.

Cuando esté bien sofrito todo, es cuando añadimos la pulpa rallada de nuestros tomates y seguimos sofriendo todo hasta que el tomate pierda su agua y se cocine bien. En ese momento ya tendremos nuestro sofrito más que listo.

Cocinamos el arroz

He utilizado arroz bomba para este arroz porque quiero que este absorba bien los jugos del sofrito y para ello no hay arroz mejor al necesitar el triple de caldo que de arroz. Con el sofrito listo añadimos primero el azafrán y seguidamente echamos de nuevo los higadillos y el arroz. Mezclamos y sofreímos bien durante un par de minutos. Cuando el arroz esté impregnado del sofrito ya estará listo para admitir el caldo. Incorporamos el caldo y ahora empezamoa a cocer el arroz. Primero 5 minutos a fuego fuerte, 10 minutos a fuego medio y los últimos 3 minutos a fuego fuerte de nuevo. Una vez cocinado tapamos el arroz y dejamos reposar unos 10 minutos antes de comerlo.

-----------------------------------


Un arroz que en mi tierra se suele comer caldoso o meloso y que hoy me apeteció versionarlo en arroz seco, que es el que más me gusta. Estoy seguro de que los amantes del arroz y la casquería se batirían en duelo con quien sea para poder probarlo y disfrutarlo con un buen vino. Espero que os haya gustado y no os preocupéis que pronto volveré con otra receta de las güenas.




-----------------------------------

Consideraciones

- Limpia bien los higadillos, o bien pídele a tu carnicero que lo haga por ti.
- Respeta la proporción de caldo y arroz, además de los tiempos de cocción para conseguir el mejor punto del arroz.
-----------------------------------

Esta semana muchos os interesasteis por una de mis guarniciones, en concreto, me refiero al arroz verde. Una sencilla guarnición muy aromática y que va bien en infinidad de platos. ¿Queréis saber cómo se hace? Pues vamos al lío...

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

2 tazas de arroz largo
4 tazas de licuado de hierba buena
1 diente de ajo
1 cucharadita de comino
Aceite de oliva
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Licuado de Hierbabuena

Esto es lo más entretenido de la receta, por lo demás no tiene mucha ciencia. Vamos a hacer un licuado de hojas de hierba buena. Simplemente vamos a poner a hervir en agua y sal unos 100 gramos de hierbabuena (sólo las hojas). Dejamos hervir las hojas 5 minutos y las trituramos con una batidora. A partir de aquí, sólo tenemos que colar nuestro licuado y obtendremos un caldo de un verde intenso con sabor y olor a hierbabuena. Ese es el caldo que utilizaremos para hacer nuestro arroz en lugar de usar agua o cualquier otro caldo.

Cocinado del arroz

Vamos a dorar un diente de ajo picado en un fondito de aceite de oliva. Cuando empiece a dorar incorporamos el arroz y lo sofreímos durante un par de minutos. A continuación agregamos una cucharadita de comino, mezclamos bien, y añadimos el licuado. Coceremos el arroz 5 minutos a fuego fuerte, 10 minutos a fuego medio, y 3 minutos a fuego fuerte para terminarlo. Dejamos que repose 10 minutos antes de comerlo y listo.

-----------------------------------

Una guarnición sencilla sin más complicación que la de elaborar el licuado de las hojas de hierba buena, pero que merece la pena hacer no sólo para arroces, también para pasta como el cous cous que os quedará genial para un tabulé con un poco más de gracia.




-----------------------------------

Consideraciones

- Cuando realices el licuado, recuerda que puedes hacer bastante y congelarlo para usarlo en otras ocasiones.

-----------------------------------


Hoy echaba de menos a mi amiga Tere de Las María Cocinillas, recuerdo del año que vivió en Cádiz, de esos cafés de marujeo y cagándonos en el maldito algoritmo de instagram. Se la echa de menos ahora que volvió a su querida Murcia pero para recordar ese año, vamos a cocinar hoy con cariño una de sus recetas: un curry de berenjenas con leche de coco que está para chuparse los dedos. Yo os doy la receta con mi peculiar forma de explicarlo todo pero si quieres leer la receta original os la dejo aquí.

Y ahora... ¡A cocinar!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 berenjenas
2 tomates maduros
1 cebolla tierna
2 dientes de ajo
15 g de jengibre fresco
1 cucharada de Curry
1 cucharada de Cúrcuma
1/2 cucharada de pimienta negra
2 guindillas secas
300 ml de leche de coco
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Acompañamiento

60 g de arroz verde
1/2 yogur griego
5 g de pistachos sin sal
Cilantro fresco

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Mise en place de las verduras

Lo primero que vamos a hacer es picar verduras. Empezaremos picando las berenjenas con piel en cubos, la cebolla tierna en brunoise (dados pequeños), laminaremos los ajos, picaremos el jengibre fresco y las dos guindillas. Lo picaremos todo y lo reservaremos, ahora será más cómodo seguir los pasos de la receta con todo picado y ordenado.

Cocinamos las verduras

En una olla colocamos un buen fondo de aceite de oliva virgen extra y en cuanto esté caliente incorporamos el ajo y la cebolla. Cuando hayan pochado un poco, echaremos las berenjenas ya cortadas y dejaremos que pochen unos minutos. Cuando la berenjena haya sudado un poco, incorporamos todas las especias: el jengibre, las guindilla, el curry, la cúrcuma y la pimienta. Mezclamos todo bien, incorporamos un par de vasos de agua y dejamos que cueza durante 20 minutos.

Terminamos el plato

Pasados los 20 minutos, subimos el fuego y dejamos que reduzca hasta que pierda casi toda el agua y los sabores se concentren. En ese momento agregamos la leche de coco, mezclamos bien, rectificamos de sal si fuera necesario y listo. Lo vamos a acompañar de nuestro arroz verde, yogurt griego cremoso, 3 o 4 pistachos pelados y picados y unas hojitas de cilantro fresco

-----------------------------------

Hoy la receta no es mía, pero os la recomiendo igualmente porque está deliciosa y yo jamás os mentiría, Volveremos pronto con más recetillas de las güenas.





-----------------------------------

Consideraciones

- Echad la leche de coco al final para que no se malogre y aprecieis su sabor.
- La receta original no incluye las guindillas secas pero a mi me gustan los currys picantes, si lo quieres más suave prescinde de ellas.
- También añadí unos pistachos picados pero puedes añadir el fruto seco que quieras o no incluir ninguno.

-----------------------------------


Hoy vamos a cocinar una receta sencilla y sana, que estoy seguro de que a muchos os encantará. Sobretodo si sois unos adictos a los garbanzos como yo jeje. Cocinaremos unos sencillos garbanzos con un toque de curry y pimentón, que finalmente coronaremos con un huevo frito. ¿Os apetece? ¡Pues al lío!
-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

400 g de garbanzos cocidos
1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
1 cucharada de curry
1 cucharadita de pimentón agridulce
Aceite de oliva virgen extra
1 huevo
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparando la mise en place

Lo primero que vamos a hacer es cocer los garbanzos. Para ello los pondremos a remojo la noche anterior para después cocerlos en agua con sal hasta que estén tiernos. Si queréis ahorraros este paso siempre podéis comprar un bote de garbanzos cocidos.

Una vez que tenemos los garbanzos, vamos a picar en brunoise (daditos pequeños) una cebolla pequeña, junto con un diente de ajo. Una vez todo picadito lo reservamos.

Cocinamos los garbanzos

Empezamos calentando un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una sartén con fondo. Cuando el aceite esté caliente introducimos la cebolla y el ajo picados, sazonamos para que la cebolla empiece a sudar, y dejamos que poche a fuego medio. Una vez tenemos la cebolla pochada, vertemos los garbanzos cocidos, y añadimos una cucharada de curry y una cucharadita de pimentón agridulce. Mezclamos bien hasta que los garbanzos agarren colorcito, probamos de sal y corregimos si fuera necesario. Y en cuanto los garbanzos estén bien salteados con la cebollita y calientes ya los tendremos listos.

El huevo frito

Para mi el mejor acompañamiento es un huevo frito (podéis hacerlo a la plancha) y si es con puntilla como dicen en mi tierra mejor. Partir la yema y picar el huevo mezclándolo con los garbanzos especiados es un pequeño orgasmo gastronómico que debo confesaros.


-----------------------------------

Espero que pongáis en práctica esta fácil y deliciosa receta. Si os animáis no os cortéis y mandadme la foto por mi instagram para compartir vuestro arte en mi stories. Volveré pronto con más recetas sencillas y güenas como esta.

¡Hasta pronto!





-----------------------------------

Consideraciones

- Podéis comprar los garbanzos ya cocidos o cocerlos vosotros mismos.
- Si no tenéis pimentón agridulce, simplemente mezclad a partes iguales pimentón picante y pimentón dulce para obtenerlo.

-----------------------------------

Hoy vamos a cocinar una receta gallega, que no puede faltar en todos los restaurantes y tabernas gallegas: la zorza. ¡Ojo! Que muchos confunden con el raxo, que se diferencia de este principalmente en que el raxo no lleva pimentón. El raxo es un plato que se consume más por el norte de Galicia y la zorza es más atesorada en tierras gallegas sureñas. La zorza se elabora con lomo de cerdo fresco (aunque también suelen usarse los recortes), adobado con especias, siendo el pimentón el gran protagonista de éstas y que suele acompañarse con ensalada o patatas fritas. Un plato sencillo y que a todo el mundo gusta. ¿Nos ponemos manos a la obra? ¡A los fogones!

-----------------------------------

INGREDIENTES

3 personas

500 g de lomo de cerdo
100 ml de aceite de oliva virgen extra
80 ml de vino blanco
1 cucharada de pimentón agridulce
1 cucharada de orégano
Pimienta negra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N

Corte de la carne

Lo primero que debemos hacer es cortar nuestro lomo de cerdo, aunque siempre podéis pedirle al carnicero que lo haga por vosotros. En cualquier caso la pieza de lomo debéis cortarla siempre en tacos del tamaño de un bocado. Nunca cortaremos los tacos demasiado pequeños, porque en cuanto los cocinemos perderán al menos un tercio de su volumen al perder el agua, esto hará que nos quede la carne seca.

El adobo, lo más importante

Una vez tengamos la carne cortada la introduciremos en un bowl y la aliñaremos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, una cucharada de orégano, una cucharada de pimentón agridulce, dos dientes de ajo que picaremos previamente, una pizca de pimienta y un chorrín de vino blanco.

Removeremos bien la carne para que se mezcle con todos los ingredientes y dejaremos que se adobe durante 24 horas. Cuanto más tiempo se pase la carne macerando en su adobo, más fuerte será su sabor.

Cocinamos la zorza

En una sartén (un wok sería lo ideal) colocamos un chorrito de aceite de oliva y en cuanto esté caliente incorporamos la carne con parte de su adobo. Trataremos de que se dore bien y que no se nos peguen los tacos de carne entre sí para evitar que se cueza la carne. Y en a penas 15 o 20 minutos tendremos nuestra zorza más que lista para comer.

Guarnición

Podéis utilizar la guarnición que queráis pero yo me decanto por la más clásica: las patatas fritas y lo hago más por tripero que por otra cosa. Las patatitas fritas impregnadas en la salsita que suelta la zorza son gloria bendita. Pero lo mejor es que no te fíes de mi palabra y lo compruebes con hechos cocinando esta deliciosa receta.


-----------------------------------


Y aquí acaba la receta que espero que pongáis en práctica para que podáis disfrutarla igual que yo. Os puedo asegurar que no defrauda al que la prueba. Nos vemos pronto con más recetas deliciosas y güenas.




-----------------------------------

Consideraciones

- Podéis utilizar carne de cerdo que no sea lomo, pero personalmente creo que el lomo es bastante más jugoso y no os fallará a la hora de cocinarlo.

- Recordad que si prescindís del pimentón tendríais otro plato de la cocina gallega que llaman raxo, también exquisito.

- Si no tenéis pimentón agridulce, siempre podéis mezclar a partes iguales pimentón dulce con pimentón picante.
-----------------------------------

Hace tiempo que quería hacer un experimento con ese rebozado crujiente al estilo del pollo del KFC y esta semana os traigo los resultados. La verdad es que las pechugas quedan con un rebozado extra crujiente y con un saborcito delicioso. ¿Os apuntáis? ¡Pues vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 pechuga de pollo
Aceite de oliva VE

Para el rebozado

Harina
Copos de maíz
Queso Parmesano
Orégano
1 huevo
Mostaza dulce
Pimienta
Sal


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. Lo primero que vamos a hacer es limpiar nuestra pechuga de pollo y filetearla. Yo os aconsejo no sacar filetes demasiado finos, es mejor que tengan un poco de grosor para que el rebozado no sea más pesado que el propio filete.
  2. Una vez fileteada la pechuga, salpimentamos los filetes por ambas caras.
  3. En un plato ponemos un fondo con los copos de máiz (tipo cereales frosties) y los apretamos con las manos para romperlos un poco y que no sean tan grandes. Los mezclamos con una cucharada de orégano seco, otra de pimentón dulce, y queso parmesano rallado al gusto. Mezclamos bien y así obtenemos nuestro rebozado.
  4. Pasamos las pechugas por harina blanca de trigo y las reservamos.
  5. Cascamos un huevo y lo batimos junto con una cucharadita de mostaza dulce.
  6. Pasamos los filetes, ya enharinados por la mezcla que hicismos por el rebozado. Después por el huevo batido con mostaza, y una ultima vez por el rebozado.
  7. Calentamos una sartén con fondo y cubrimos de aceite de oliva VE.
  8. Cuando esté el aceite bien caliente introducimos nuestros filetes y los freímos hasta que estén bien doraditos.


Una receta sencilla que gustará tanto a pequeños como a mayores y que podéis acompañar de la guarnición que más os guste y una rica salsa casera.





-----------------------------------

Consideraciones

- Podéis trocear la pechuga en pequeños bocados y hacer nuggets en vez de filetes y como picoteo os quedará genial.
´- Podéis usar cereales de copos de maíz de cualquier marca, yo encontré en Carrefour unos ecológicos que me traje a casa porque no tenían azúcar pero cualquiera os valdría.

-----------------------------------

Hacía tiempo que no hacíamos un arroz, aunque para ser sinceros... Hacía tiempo que no hacíamos nada jajaja. Con el trabajo ya sabéis que tuve que hacer un pequeño parón de unos meses para poder traeros más recetas y aún a día de hoy me cuesta mucho trabajo. Pero bueno poco a poco me iré adaptando para traeros nuevas recetas como esta: un arroz de presa ibérica y pajasetas.

¿Cocinamos? ¡Pues a los fogones!

-----------------------------------

INGREDIENTES

Para 4 personas

320 g de arroz bomba
1 litro de caldo de carne o pollo
200 g de presa ibérica
1 bote de pajasetas (carrefour) de 125 gramos
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 cebolla
2 tomates pera
Aceite de oliva VE
Pimienta negra
Sal
Colorante alimentario

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. En primer lugar vamos a picar en brunoise (dados pequeños) todas nuestras verduras: la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde. El tomate lo rayaremos desechando pepitas y pieles.
  2. Seguiremos con la presa que trocearemos a cuchillo en trozos de tamaño bocado. Una vez cortada la reservamos.
  3. Las pajasetas, que no son más que una pequeña variedad de setas que solemos encontrar envasadas o congeladas en los supermercados. Éstas en concreto las encontré en Carrefour, pero si no las encontráis podéis usar cualquier otra que os guste. Las sacaremos del bote, las lavaremos bajo un chorro del grifo y las escurriremos bien.
  4. Ahora que ya tenemos todo cortadito y preparado (mise en place) vamos a ponernos a cocinar el refrito. Para ello comenzamos poniendo en una olla, sartén o una paella un fondo de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente empezamos añadiendo las verduras en el siguiente orden: la cebolla va primero siempre, cuando empiece a dorar le seguirán los pimientos.
  5. Cuando las verduras estén bien pochadas y tu cocina huela como el mismo paraíso de los sofritos, vamos a añadir el tomate rayado. Seguiremos cocinando todo junto hasta que el tomate se fría y pierda la mayor parte de su agua.
  6. Ahora le seguirá la presa. La introducimos, ya salpimentada, sobre el sofrito y la movemos bien para que se marque bien por todos lados. 
  7. Ahora introduciremos la setas y subiremos el fuego un poco para que el agua que nos soltarán se evapore rapidamente.
  8. Llegado este punto, le tocará el turno a nuestro arroz bomba. Ya sabéis que yo sofrío todos los arroces menos cuando hago una paella tradicional valenciana. Vamos a remover bien todo para que el arroz se impregne de todos los ingredientes, sus jugos y el aceite de oliva. También espolvorearemos ahora el colorante alimentario para que se integre bien mientras vamos removiendo durante a penas un par de minutos.
  9. Pasados los dos minutos de rehogar el arroz, vertemos el litro de caldo y aquí es cuando ya no volvemos a remover el arroz. Una vez que echamos el caldo, el arroz no se toca, ni se remueve o soltará todo su almidón y se nos convertirá en una plasta. Probamos el caldo y corregimos de sal.
  10. El arroz tardará 18 minutos en cocer. Los primeros 5 minutos pondremos a cocer el arroz con el fuego al máximo. Los siguientes 10 minutos lo cocinaremos a fuego medio-bajo. Y volveremos a subir el fuego al máximo para los últimos 3 minutos.
  11. Pasados los 18 minutos nuestro arroz habrá absorbido todo el caldo. Así que ahora lo vamos a tapar con papel de aluminio o con una tapadera si lo hiciste en una olla o sartén. Dejaremos que repose el arroz de 10 a 15 minutos antes de comerlo. Una vez haya reposado ya puedes disfrutarlo.

-----------------------------------


Y aquí lo tenemos. Tiene una pinta espectacular, y gracias al saborcito que nos aporta el cerdo ibérico tenemos un arroz de los que no se olvidan. Estoy absolutamente seguro del que lo prueba una vez, repite. Ya me contaréis que tal.




-----------------------------------

Consideraciones

- Yo utilicé pajasetas pero podéis usar las setas que más os gusten. Yo no suelo usar champiñones en los arroces porque estos sueltan muchísima agua. Pero podéis usar por ejemplo setas de cardo para este arroz y os quedará igual o más rico.

-----------------------------------

Teniendo en cuenta que seguimos en Febrero y hace un frío que pela, hoy os traigo una receta de cuchara que se convertirá en nuestra mejor aliada durante estos meses de frío. Se trata de una crema griega de garbanzos super sencilla y rápida de elaborar, ¿te apuntas?

-----------------------------------

INGREDIENTES

Para 3 o 4 personas

300 g de garbanzos cocidos
600 ml de caldo de verduras
1 cebolla mediana
1 cucharadita de orégano
2 ramitas de perejil picado
Pimienta negra molida (una pizca)
Zumo de 1/2 limón (20 g)
Aceite de oliva VE
Sal

Topping (opcional)

Picatostes (pan frito)
Aceite de oliva VE

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. Cortamos la cebolla en brunoise y la sofreímos ya en nuestra olla con un fondito de aceite de oliva virgen extra.
  2. Cuando la cebolla esté pochadita, agregamos los garbanzos, el perejil picado, una cucharadita de orégano y una pizca de pimienta.
  3. Rehogamos bien y, a continuación, vertemos los 600 ml de caldo de verduras.
  4. Dejamos cocer unos 20 minutos aproximadamente.
  5. Pasados los 20 minutos agregamos el zumo de medio limón y batimos bien con la batidora.
  6. Servimos muy caliente con los picatostes como topping y un chorrito de AOVE.

-----------------------------------


Como véis es tan sencilla de elaborar que casi da vergüenza explicarlo. Lo que si os puedo asegurar es que está deliciosa y os hará entrar en calor cuando volváis a casa. No lo dudeis, probadla y contadme que os ha parecido.




-----------------------------------

Consideraciones

- Podéis utilizar garbanzos cocidos de bote. Yo utilicé garbanzos del cocido, que no hacen más que enriquecer la receta. Siempre que hago cocido, hago garbanzos de más y los congelo para utilizarlos en otras recetas.

-----------------------------------

Hoy os traigo un guiso sencillo a la gaditana ahora que el calor empieza a aflojar y empiezan a apetecer platos de cuchara que alimentan y reconfortan. Se trata de un potaje de patatas, garbanzos y distintas carnes terminado con unas hojitas de hierbabuena. Un guiso ideal para cocinar en casa para toda la familia, aunque si vives solo como yo puedes racionarlo en tuppers y congelarlo para tener provisiones siempre que te apetezca un buen guiso casero. ¡Vamos al líó!


-----------------------------------

INGREDIENTES

4 personas

150 g de pechuga de pollo
150 g de magro de cerdo
1 chorizo
100 g de garbanzos
500 g de patatas
3 hojas de laurel
Aceite de oliva virge extra
Hierbabuena fresca
Sal
Agua

Para el majado

3 dientes de ajo
2 rebanadas de pan tostado
1 cucharada de pimentón dulce
1/2 cucharadita de comino
Pimienta negra en grano
Sal gorda

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


El majado

Lo primero que vamos a hacer es preparar el majado para potenciar el sabor de nuestro guiso. Asi que mientras tostamos un par de rebanadas de pan, vamos a dorar los dientes de ajo en una sartencita con un buen chorro de aceite de oliva. Cuando los dientes de ajo estén dorados vamos a apagar el fuego y con el calor residual vamos a incorporar y tostar las especias (comino y pimentón dulce). Aprovechamos el calor residual para tostar las especias y que no se nos quemen. Ahora reunimos todo en el mortero y lo majamos todo junto con el pan tostado, un poco de pimienta negra en grano y sal gorda. Una vez majado lo reservamos.

Sofreímos las carnes

Vamos a trocear las carnes en tamaño de bocado (el pollo y el cerdo), el chorizo lo dejamos entero aunque también podéis trocearlo aunque se os podría deshacer durante la cocción. Una vez troceadas vamos a verter un buen fondo de aceite de oliva virgen extra en una olla. Cuando el aceite esté caliente vamos a incorporar nuestras carnes y a dorarlas bien con un poco de sal y pimienta negra molida. Cuando la carne esté doradita la separamos e incorporamos media cebolla cortada en brunoise muy fina (dados pequeños). Cuando la cebolla dore y poche un poco añadimos la carne de nuevo, nuestro majado y cubrimos bien de agua. Pondremos a hervir durante aproximadamente una hora.

Añadimos las patatas y los garbanzos

Después de una hora de cocción vamos a añadir los garbanzos que pusimos a remojo la noche anterior y dejamos cocer. Trancurrida ya una hora y media de cocción vamos a añadir las patatas que lavamos, pelamos y cortamos a tacos chascando la patata y favoreciendo que suelte fécula y nos engorde el caldo. Seguiremos cociendo todo hasta que el garbanzo y la patata estén tiernos. Cuando estén tiernos, ya lo tendremos listo.

-----------------------------------


Ya solo queda servirlo en un plato y añadir unas hojitas de hierba buena fresca que le dará el toque mágico gaditano a nuestro potaje. Ahora agarra una cuchara y una buena provisión de pan y ponte a disfrutar de un guiso de lágrima.





-----------------------------------

Consideraciones

- Si pretendes hacer el guiso para racionarlo y congelarlo, te aconsejo que no lo hagas con patatas porque esta no congela bien una vez cocida. Lo mejor es que saques tu ración, la descongeles y hiervas. Cuando empiece a hervir añade la patata y listo. Si lo haces es posible que tengas que añadir algo más de agua para que el guiso no se te pegue al fondo y puedas cocer la patata. Añade el agua y una vez esté la patata tierna reduce el guiso hasta que quede espesito a tu gusto.

- Para engrosar un poco el caldo y hacerlo más meloso, separa un buen puñado de los garbanzos ya cocidos del guiso, tritúralos y vuelve a incoporarlos al guiso.

- No olvides ir corrigiéndolo de sal a medida que vas añadiendo ingredientes, así que ve probando a medida que cocinas.

-----------------------------------

Hoy os traigo un nuevo arroz de verduras y pollo muy completo y rico. Recuerda a esos arroces que solemos hacer cuando tenemos sobras en el frigo y las aprovechamos para cocinar un rico arroz, aunque no es el caso. ¿Te apuntas? ¡Pues a cocinar!


-----------------------------------

INGREDIENTES

1 taza de arroz redondo
2 tazas y ½ de caldo de verduras  
150 g de pechuga de pollo 
50 g de beicon 
50 g de judías verdes francesas
100 g de corazones de alcachofa 
1 diente de ajo
½ cucharada de pimentón agridulce 
2 cucharadas de tomate frito (salsa) 
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


El sofrito

Lo primero que vamos a hacer es calentar un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una sartén o paella. Cuando el aceite esté bien caliente incorporamos la pechuga de pollo troceada en tamaño de bocado. Cuando el pollo esté bien sellado añadimos las verduras (judías y alcachofas) junto con el diente de ajo picado y el beicon cortado a taquitos. Salteamos todo junto hasta que el pollo esté doradito. En ese momento añadimos el arroz y el pimentón, y no dejamos de mezclar bien el arroz con una cuchara de madera para que se integren bien los ingredientes y no se nos queme el pimentón. Un minuto después añadimos el caldo de verduras y la sal.

Cocción del arroz

Los primeros 5 minutos dejaremos que cueza el arroz a fuego fuerte (al máximo) y una vez pasados estos cinco minutos bajaremos el fuego a la mitad de intensidad para que el arroz se cocine más lentamente. Cuando el arroz haya absorbido todo el caldo, apagamos el fuego, lo tapamos con papel de aluminio y dejamos que el arroz repose de 10 a 15 minutos.
-----------------------------------


Una vez haya reposado el arroz, ya se habrá cocinado por completo y lo podremos disfrutar. ¡Mirad que buena pinta tiene! Se trata de un arroz completo y sano, si quisierais reducir aún más las grasas podéis hacerlo sin beicon.

Estoy seguro de que lo disfrutaréis un montón.




-----------------------------------

Consideraciones

- Si no tenéis pimentón agridulce (a veces cuesta encontrarlo en el supermercado), podéis mezclar a partes iguales pimentón dulce y pimentón picante.

- El reposo del arroz es fundamental para que termine de cocinarse: RESPÉTALO

-----------------------------------

¡Qué ganas tenía de traeros otra recetilla de arroz! Arroces sencillos y muy sabrosos que nos hacen tocar el cielo con los dedos con cada cucharada. Hoy os traigo uno delicioso con solo dos ingredientes que está para chuparse los dedos. Un arroz con longaniza roja y corazones de alcachofa, ¿te apuntas? ¡Pues a cocinar!


-----------------------------------

INGREDIENTES

1 vaso de arroz bomba
2 vasos y medio de caldo de pollo o verduras
1/2 cebolla roja
1 tomate pera maduro
1/2 diente de ajo
150 g de longaniza roja (o chorizo)
100 g de corazones de alcachofa
Colorante alimentario (opcional)
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparamos la mise en place

Lo primero que vamos a hacer es picar la cebolla en brunoise (daditos pequeños), y rallar el tomate. Le retiramos la tripa a la longaniza y desmenuzamos el relleno de carne con los dedos. Pelamos las alcachofas y nos quedamos con los corazones que partimos al medio. El resto de la alcachofa lo podemos utilizar para hacer un buen caldo o podemos freír las hojas y comerlas como snack. Si no estamos en temporada de alcachofas podéis utilizar corazones de alcachofa ya cocidos envasados aunque no sea lo mismo. Si haceis esto último no olvidéis lavar bien los corazones para quitarles el sabor a salmuera.

Comenzamos el sofrito

Ahora que ya lo tenemos todo listo, vamos a comenzar cocinando el sofrito. En una sartén o paella vamos a empezar sofriendo los corazones de alcachofa que cortamos en mitades. Cuando estén bien dorados los reservamos. A continuación incorporamos la cebolla picada, salpimentamos y en cuanto cambie de color añadimos la carne desmenuzada de nuestra longaniza. Cuando esté bien cocinado vamos a añadir el tomate rallado y cuando esté bien sofrito añadiremos finalmente el arroz. Sofreímos bien el arroz y lo removemos para mezclarlo bien con el sofrito. En este punto podemos añadirle el colorante, aunque también podéis añadirlo al final junto con el caldo. Yo lo añado antes del caldo porque a veces no se disuelve bien y quedan restos anaranjados en el arroz que lo afean.

Cocción del arroz

Una vez bien sofrito y echado el colorante, vertemos el caldo de pollo (o verduras) y a partir de aquí comienza la cocción de nuestro arroz que tardará en hacerse aproximadamente unos 18 minutos. Los primeros 5 minutos dejaremos que el arroz cueza a fuego fuerte y pasados estos cinco minutos el arroz seguirá cociendo a fuego medio hasta terminar de hacerse.

Una vez el arroz haya absorbido todo el caldo, vamos a taparlo podéis usar una tapa si vuestra sartén la tiene o papel de aluminio si lo estáis cocinando en paella. Una vez tapado lo vamos a dejar reposar 10 o 15 minutos.
-----------------------------------


Es importante que el arroz repose tapado para que termine de hacerse bien y no nos quede demasiado al dente, así que no seas impaciente y espera los 10-15 minutos de rigor antes de comerlo. Y una vez haya reposado ya podéis devorarlo con absoluta fruición. ¡Es un arroz muy sabroso!




-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes usar el arroz redondo que más te guste. Pero recuerda leer en el paquete la proporción de agua/caldo que necesita.

- Es importante dejar reposar el arroz tapado unos 10 o 15 minutos.

- Si no te gusta usar colorante alimentario en tus arroces porque has leído no se que chorradas de que es malísimo y que morirás si lo comes jajaja, puedes optar por no ponerlo. El chorizo y el tomate ya aportan color a tu arroz. Hay quien usa cúrcuma para dar color a sus arroces pensando que es más natural, y es cierto, es más natural pero no te engañes la cúrcuma saboriza. Así que el arroz te sabrá a cúrcuma, si esto no te molesta adelante con ella.

-----------------------------------

Hace poco os subí la receta del hummus de remolacha e hice bastante para mi sólo así que se me ocurrió que podíamos hacer alguna recetilla curiosa y como todos sabéis que soy adicto a la ensaladilla rusa se me ocurrió que podíamos hacer algo parecido pero sin salirnos de la "veganidad" y que los amigos veganos que me siguen tengan oportunidad de probar este plato sin necesidad de hacer cambios en la receta. ¡Vamos a ello!


-----------------------------------

INGREDIENTES

Hummus de remolacha
2 patatas cocidas
Arroz blanco
30 g de pasas
40 g de lechuga romana
30 g de maíz dulce cocido

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


¿Usar el hummus como si fuera la mayonesa?

Así es, tal y como os conté en la receta del hummus podemos usarlo en muchas otras recetas en lugar de sólo consumirlo para dipear. En esta ocasión ligaremos todos nuestros ingredientes con nuestro hummus de remolacha que además de aportarle un color rosa pálido a nuestra ensaladilla nos aportará un sabor muy rico siempre y cuando hayais seguido los pasos de su elaboración y nos quede bien aliñado.

Montaje de la ensalada

Usaremos patatas cocidas igual que en cualquier ensaladilla que estrujaremos con un tenedor para que la textura se más agradable, pero igualmente podéis cortar las patatas en cubos si os gusta. Lo que sí debéis tener en cuenta a la hora de cocinar las patatas es que si las vais a cocer en agua con sal es importante que lo hagais con su piel. De esta forma la patata no absorberá tanta agua y ganará en textura. Una forma genial de cocinar las patatas es lavarlas, secarlas, envolverlas en papel film, pincharlas con un tenedor y meterlas en el microondas a máxima potencia durante aproximadamente 10-15 minutos. Las patatas se asarán y tendrán mucho más sabor.

El arroz lo cocinamos tal y como lo hacéis siempre que lo cocinais en blanco, para por ejemplo un arroz a la cubana. A mi me gusta el arroz redondo normal, pero bien podriais usar un arroz largo o un basmati y estoy seguro de que también quedarían geniales en esta ensaladilla.

Una vez que la patata haya enfríado la machacamos y la mezclamos con el arroz y unas cucharadas de hummus. Mezclamos primeros ingredientes con el hummus para que queden bien impregnados con el, ya que si mezclamos todos los ingredientes a la vez, además de ser más dificil mezclarlos es posible que no todos los ingredientes queden bien integrados con el hummus. Una vez tengamos la primera mezcla hecha entonces ya podemos echar el resto de ingredientes. La lechuga romana la picamos en juliana antes de mezclarla y las pasas es mejor hidratarlas en agua al menos 15 minutos para que queden más blanditas.

Ahora que tenemos todo bien mezclado e integrado con el hummus ya tenemos nuestra ensalada lista para comer.
-----------------------------------


Podéis meter la ensaladilla en el frigo una horita y tomarla fresquita. Si hacéis esto, no integréis la lechuga hasta segundos antes de comerla porque si no se oxidará. También podéis comerla recién hecha y templada. De cualquier forma está muy güena. ¡Nos vemos en la próxima receta!




-----------------------------------

Consideraciones

- Consulta antes la receta del hummus de remolacha, para aprender a hacerlo y poder hacer después esta receta. Desconozco si existe hummus de remolacha ya preparado en el supermercado, pero lo dudo.

- Hidrata las pasas en agua para que ablanden un poco. Si no las hidratas su textura dura podría no resultarte agradable, aunque sobre gustos no hay nada escrito.

- Cocinar las patatas en el microondas como os he descrito en la receta es una idea genial que ya os he comentado en otras ocasiones. Probadlo, lo mismo os sorprende y es mucho más limpio que poner una olla a cocer con agua.

-----------------------------------

¡Hoy vamos a hacer hummus! Un hummus que quizá ya no sea tan original para los más entendidos pero para los que a penas acaban de empezar a disfrutar de un clásico hummus de garbanzo y quieren probar otro distinto. Hoy lo vamos a hacer con remolacha que nos aportará su característico sabor y su realmente precioso color rosa. ¿Nos ponemos a cocinar? ¡Pues al lío!


-----------------------------------

INGREDIENTES

150 g de garbanzos o 400 g de garbanzos cocidos
200 g de remolacha cocida
Hojas de cilantro (o perejil) fresco
Zumo de 1 limón
1/2 diente de ajo
1 cucharada de Tahini
1/2 cucharada de comino molido
150 ml de aceite de oliva VE
Sal
 
Para decorar

Aceite de oliva VE
Uvas verdes
Semillas de sésamo

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


La elección de los garbanzos

En primer lugar debemos elegir si vamos a cocer nosotros mismos los garbanzos o si por el contrario utilizaremos garbanzos ya cocidos. Si elegimos los garbanzos cocidos del supermercado necesitaremos 400 gramos. Si nos decidimos por cocer nosotros mismo los garbanzos, lo que haremos es poner en remojo la noche antes de cocinar nuestro hummus. Una vez remojados los vamos a introducir en una olla en cuanto el agua empiece a hervir durante 1 hora y media o dos horas a fuego medio. Si queremos enriquecer nuestros garbanzos, utilizaremos un caldo de verduras en lugar de agua. Una vez cocidos los vamos a dejar enfríar antes de cocinar con ellos.

Elaboramos nuestro hummus

En una picadora o robot de cocina, vamos a introducir nuestros garbanzos cocidos, la remolacha cortada en trozos, una cucharada de tahini (pasta de sésamo), el zumo de un limón, medio diente de ajo, media cucharada de comino molido, el aceite de oliva virgen extra y la sal. Lo procesamos hasta que nos quede una mezcla homogénea de color rosa que dependiendo de la remolacha puede ser más pálido o más intenso.

¿Cómo comerlo?

Una vez obtenida la mezcla lo corregimos de sal si fuera necesario y ya lo tendremos listo. ¿Y cómo nos lo podemos comer? Tenemos varias opciones desde crudités (apio y zanahoria son ideales) con las que mojar en nuestro hummus a modo de dipeo. También podríamos dipear con pan pita, o pan tostado. Es ideal como ingrediente de una ensalada e incluso como ingrediente de sandwiches o hamburguesas.

-----------------------------------


¡Y aquí lo tenemos! Ya sólo nos queda decorarlo con un chorrito de aceite de oliva, unas semillas de sésamo y yo me decanté por ponerle unas uvas verdes. Espero que os haya gustado la receta de hoy, pronto volveré con más güenas.




-----------------------------------

Consideraciones

- Si vas a cocer tu mismo los garbanzos utiliza un caldo de verduras para aumentar el valor de los mismos y enriquecer aún más el sabor de nuestro hummus.

- Deja enfríar los garbanzos antes de triturarlos con el resto de ingredientes, si utilizas garbanzos ya cocidos no tengas este consejo en cuenta.

- Puedes tomarlo tibio (recién hecho) o bien frío, está delicioso de ambas formas.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer otra de nuestras hamburguesas güenas. Va a ser muy sencilla pero muy rica, con una base de escarola, un filete ruso de cerdo, queso brie y una mayonesa de mostaza y pasas que está para chuparse los dedos. ¿Te apuntas? ¡Pues al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

Para el filete ruso

400 g de carme picada de cerdo
1 huevo
2 cucharadas de pan rallado
Nuez moscada
Pimienta negra
Sal

Para el empanado

Huevo batido
Pan rallado

Para la mayonesa

2 huevos
Aceite de girasol
Vinagre blanco
3 cucharadas de uvas pasas
1 cucharadita de mostaza dulce

Resto de ingredientes

2 panecillos
Escarola
Queso Brie

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparamos el filete ruso

Empezamos haciendo los filetes rusos y para ello mezclamos la carne picada con un huevo, 2 cucharadas de pan rallado, le rayamos un poco de nuez moscada, pimienta negra molida y una pizca de sal. Mezclamos bien y repartimos en porciones de 100 g (nos saldrán 4 porciones aproximadamente). Ahora vamos a darles forma, podemos usar las manos pero yo os recomiendo que uséis un aro de acero inoxidable que solemos usar para dar a algunos platos forma de timbal. Colocamos el aro sobre un pedazo de papel film o de horno y depositamos una de las porciones de 100 gramos en el fondo del aro. Repartimos presionando con una cuchara sopera de forma uniforme, y una vez repartida colocamos un trozo de queso tierno en el centro. Tapamos con otra porción de 100 gramos de carne repartiendola bien como hicimos con la primera. Retiramos el aro y ya tenemos la forma de nuestra hamburguesa.

Una vez que le damos forma las vamos a empanar. Para ello primero la pasamos por pan rallado, después por huevo batido y otra vez por pan rallado. Lo freimos en abundate y caliente aceite de oliva virgen extra durante 8-10 minutos para pillarles el punto perfecto para la ternera. Siempre podéis hacerla durante más tiempo si preferís la carne más hecha.

Preparamos la mayonesa de mostaza y pasas

En un vaso batidor cascamos un huevo, echamos un chorrito de vinagre, una pizca de sal, y cubrimos de aceite de girasol. Batimos y vamos añadiendo aceite de girasol hasta que alcance la textura que espese en ese momento añadimos una cucharadita de mostaza dulce, y las pasas. Seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Las pasas debes hidratarlas antes. Para ello metelas en un cuenco o vaso, cubre de agua y déjalas sumergidas durante al menos 15 minutos.

Montamos nuestra hamburguesa

Tostamos un poco el panecillo (ya abierto) en el horno, y una vez tostado empezamos a montar nuestra hamburguesa. Sobre el pan base colocamos un poco de escarola fresca, lavada y escurrida, sobre esta colocamos unas lonchitas de queso Brie, sobre el queso colocamos el filete ruso y por último nuestra mayonesa. Si queréis podéis colocar unas cuantas pasas más sobre la mayonesa para decorar.

-----------------------------------


¡Y aquí tenemos nuestra super hamburguesa! Yo la he acompañado de unas patatas fritas con piel en forma de bastones muy sencillas y ricas. La verdad es que a pesar de tener pocos ingredientes es una hamburguesa deliciosa. Probadla y ya veréis lo sabrosa que es.




-----------------------------------

Consideraciones

- Es importante que hidratéis las pasas antes de hacer la mayonesa. Las pasas son frutos secos y duros, si los bates sin ablandar antes en agua la puedes líar muy gorda.

- Fríe tu filete ruso en aceite de oliva virgen extra, es más caro, pero merece la pena. Hazlo aunque sólo sea por salud.

-----------------------------------