Los lunes son de arroz en Cositas Güenas, y hoy os traigo uno que es una auténtica maravilla con un sabor de tierra y mar que os va a volver locos. Se trata de un arroz meloso, del que os enseñaré a hacer el caldo y donde la costilla de cerdo y los langostinos son los protagonistas. ¡A los fogones!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

1 taza de arroz bomba
4 tazas de caldo
500 g de costilla de cerdo
100 g de langostinos pelados
100 g de garbanzos cocidos
3 tomates maduros
1 cebolla dulce
1 diente de ajo
Azafrán
Colorante alimentario (opcional)
Aceite de oliva VE
Pimienta negra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar el caldo. Para ello simplemente vamos a salpimientar nuestra costilla, previamente troceada, y en una olla con un pequeño fondo de aceite de oliva VE vamos a marcar bien nuestra costilla. Cuando esté bien doradita, cubriremos bien de agua y dejaremos que hierva durante una hora. Así conseguiremos, primero que la costilla esté bien tierna y segundo nuestro caldo potente de carne. Pasada una hora, extraemos y reservamos los trozos de costilla y colamos nuestros caldo que también reservaremos para hacer nuestro arroz más adelante.
  2. En una paella o sartén, vamos a comenzar a sofreír la cebolla junto con el ajo, todo bien picadito. Cuando poche bien la cebolla añadiremos los tomates pelados y troceados (o bien rallados). Y seguiremos sofriendo hasta que el tomate se fría bien.
  3. Ahora volvemos a incorporar los trozos de costilla que habíamos hervido para enternecerla y obtener nuestro caldo.
  4. Hacemos un hueco en el fondo de la paella y tostamos en él, las hebras de azafrán.
  5. Ahora que tenemos el sofrito hecho, vamos a incorporar nuestro arroz. Lo vamos a sofreír durante un par de minutos, mezclándolo e impregnándolo bien con sofrito.
  6. Es el momento de agregar el caldo a nuestro arroz. El caldo debe estar muy caliente, así que en un fuego auxiliar deberíamos haberlo puesto a calentar. 
  7. El arroz tardará aproximadamente 20 minutos en cocinarse. Los primeros 5 minutos vamos a cocer el arroz con el fuego al máximo. Los siguientes 10 minutos bajaremos el fuego a intensidad media, para que el arroz se cocine más lentamente. Y los últimos 5 minutos iremos subiendo el fuego poco a poco hasta alcanzar el máximo. En los últimos 5 minutos también es cuando agregamos los garbanzos cocidos al arroz.
  8. Pasados los 20 minutos el arroz estará listo, como es un arroz meloso aún nos quedará algo de caldito en el arroz.
  9. Dejamos reposar el arroz 10 minutos tapado, ahora es cuando incorporamos los langostinos bien repartidos por la superficie. Con el calor residual y al estar el arroz tapado, los langostinos se cocinarán, el arroz habrá reposado y ya lo podremos comer. 

-----------------------------------


Un arroz con un sabor espectacular gracias al caldo que elaboramos antes con mimo. Meloso y sabroso, tan rico que no querrás que se acabe nunca. Espero que os haya gustado y lo pongáis en práctica para poder disfrutarlo en buena compañía.




-----------------------------------

Consideraciones

- Utiliza arroz bomba si es posible. Si utilizas arroz redondo normal la proporción de caldo sería 1 taza de arroz por 3 tazas de caldo.

- Agrega los garbanzos en los últimos 5 minutos de cocción del arroz. Ten en cuenta que los garbanzos ya están cocidos, y si los incorporamos al principio se desharían.

- Cuando el arroz esté hecho, incorporamos los langostinos antes de tapar el arroz para que repose, con el calor residual terminarán de hacer sin problemas.

-----------------------------------

Hay croquetas prácticamente de todo lo que se te ocurra. Las hay de ingredientes concretos como el pollo, el jamón ibérico, el atún... Pero también las hay de sobras de platos castizos como los chipirones en su tinta, de guiso de rabo de toro, o del puchero. Hoy os traigo otras más que añadir a nuestra colección de croquetas top: de huevos fritos con chistorra. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES 


Para la bechamel

750 ml de leche semidesnatada
3 cucharadas de harina de trigo
75 g de mantequilla
Pimienta negra
Nuez moscada
150 g de chistorra
3 huevos de gallina
Sal

Para el empanadado

Pan rallado
Huevo batido

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es sacar la carne de la chistorra de su tripa. La desmigamos bien con los dedos y la salteamos en una sartén si que haga falta aceite, la propia grasa que suelta evitara que se pegue. Una vez salteada yo te recomiendo que la desgrases a conciencia metiendola en papel absorbente de cocina, e intentando absorber la mayor parte de su grasa.
  2. Ahora tenemos dos opciones si queremos que no sean tan grasientas haremos los huevos a la plancha, y si no los haremos fritos. En cualquier caso también los pasaremos por papel absorbente para desgrasarlos un poco.
  3. Picamos bien la chistorra y los huevos, mezclándolo y reservándolo para nuestra bechamel.
  4. Ahora vamos a hacer la bechamel. Para ello derrite la mantequilla en una sartén con fondo o en una pequeña olla. Cuando esté completamente derretida y esté bien caliente añadimos la harina y comenzamos a mover con una barilla o cuchara de palo hasta obtener una pasta de color marrón.
  5. En ese momento ya podemos añadir la leche, que yo os recomiendo echar caliente y poco a poco mientras seguimos moviendola con la varilla y la bechamel vaya cuajando. Tardaréis aproximadamente 8 o 10 minutos hasta que espese.
  6. Ahora que empieza a espesar la bechamel es cuando añadimos la chistorra y los huevos picados, y seguimos removiendo mientras la bechamel cuece y agarra la textura deseada.
  7. Dejamos enfríar la bechamel, primero a temperatura ambiente y después en el frigorífico hasta que esté completamente fría y podamos trabajarla.
  8. Con la bechamel fría es más fácil de manipular, así que ahora es cuando le daremos la forma que más nos guste.
  9. Una vez dadas forma las pasamos primero por pan rallado, después por huevo batido y otra vez por pan rallado.
  10. Ahora sólo queda freírlas en abundante aceite de oliva a fuego medio-alto y freírlas hasta que estén doraditas. 

-----------------------------------


Fíjate en su cremosidad, y ese sabor tan nuestro como unos huevos con chistorra. Son una delicatessen que creo sinceramente que merece la pena probar. Así que ponte manos a la obra que verás que son fáciles y triunfarán alli donde las lleves.




-----------------------------------

Consideraciones


- Puedes sustituir la chistorra por chorizo fresco.

- Puedes hacerlas con huevos fritos o si las quieres más ligeras con huevos a la plancha.

- Cuidado con el punto de la bechamel. Si quieres unas croquetas cremosas como estas tendrás que dejar la bechamel no muy espesa, será más dificil de manipular después pero merece la pena. Si la haces muy espesa, serán fáciles de manipular pero serán un mazacote en la boca y nada cremosas.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer un plato sencillo pero muy nutritivo que bien podría servir como tapa o como entrante. Se trata de unos canelones fríos de pavo rellenos de ensaladilla de aguacate con una mayonesa de zanahoria. Suena bien, ¿no? Pues si quieres aprender a elaborarlos, toma buena nota y sigue leyendo.

-----------------------------------

INGREDIENTES

3 lonchas de pavo El Pozo Bienstar

Para la ensaladilla de aguacate

1 huevo cocido
1 aguacate
1 lata de atún
1 zanahoria pequeña
Pimientos del piquillo en conserva
Pepinillos en vinagre

Para la mayonesa

1 huevo
Aceite de girasol
Vinagre blanco
2 zanahorias cocidas
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. Lo primero que vamos a hacer es pelar las zanahorias y hervirlas. Reservaremos 1/3 de éstas para la ensaladilla y 2/3 para la mayonesa.
  2. Cocemos el huevo, separamos la yema de la clara y los picamos. Utilizaremos la clara cocida para la ensaladilla y la yema como decoración.
  3. En un bowl echamos las zanahorias cocidas, picadas o machacadas, junto con las claras bien picadas.
  4. Incorporamos un par de pimientos del piquillo al bowl, muy picaditos, junto con unos cuantos pepinillos que también picaremos.
  5. Escurrimos de aceite el atún y lo incorporamos también a la mezcla bien desmigado.
  6. Pelamos y extraemos la pulpa del aguacate. Lo aplastamos bien con un tenedor y lo reunimos en el bowl con el resto de ingredientes.
  7. Echamos un chorrito de zumo de limón, pimienta negra y sazonamos al gusto. Removemos bien hasta obtener una mezcla homogenea.
  8. Extendemos una loncha de fiambre de pavo, sobre ella colocamos una cucharada de la ensaladilla extendiéndola bien. Enrrollamos y ya tendríamos un canelon.
  9. Hacemos la mayonesa de zanahoria. Para ello hacemos una mayonesa normal y corriente y cuando ligue, añadimos las zanahorias cocidas y seguimos batiendo hasta triturarlo todo bien. Si te hiciera falta un poco más de aceite de girasol para emulsionarla, utilízalo.
  10. Colocamos los canelones en un plato. Sobre ellos una cucharada de mayonesa de zanahoria y sobre la mayonesa espolvoreamos la yema de huevo cocida y picada.

-----------------------------------


Una receta super sana y nutritiva, ideal para aquellos a los que no les da miedo cuidarse cada día. Además con la gama de productos de El Pozo Bienstar tendremos acceso a productos bajos en sal y grasas que nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos, sin dejar de comer rico. Volveremos con más recetas saludables de las que os molan.




-----------------------------------

Consideraciones

- Asegúrate de que el huevo y las zanahorias estén fríos antes de mezclarlos con el resto de ingredientes.

- Al incorporar las zanahorias cocidas a la mayonesa es normal que pierda un poco de emulsión por el agua que contienen las zanahorias. Añade un poco más de aceite de girasol y sigue batiendo hasta alcanzar el grado de emulsión deseado.

- Deja reposar la ensaladilla de aguacate media hora en el frigorífico para que se asienten los sabores, así el relleno de tus canelones estará mucho más sabroso.

-----------------------------------

Hoy vamos a cocinar un risotto muy sano a la par que sabroso. Se trata de un risotto de brocoli, cúrcuma y queso de cabra. Es más sano que un risotto al uso, porque prescindiremos de la mantequilla, no incorpora más que verduras y sustituiremos el queso parmesano por uno de cabra que es menos graso. Y con todo con eso, nos quedará un risotto digno de un rey. ¿Empezamos?


-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

140 g de arroz arborio
100 g de brocoli
70 g de zanahoria
1 cebolla dulce pequeña
1 litro de caldo de verduras
150 ml de vino blanco
Aceite de oliva VE
Cúrcuma
Pimienta negra
40 g de queso de cabra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es picar la zanahoria y la cebolla en daditos muy pequeños (brunoise) y las reservamos. El brócoli lo troceamos groseramente y también lo reservamos.
  2. En una sartén vamos a calentar un poco de aceite de oliva VE y cuando esté caliente incorporamos la zanahoria salpimentada y previamente picada. Dejaremos que rehogue durante 5 minutos.
  3. En un fuego auxiliar pondremos el caldo de verduras a hervir, y tendrá que hervir todo el tiempo que dure la elaboración de nuestro risotto.
  4. Cuando la zanahoria haya rehogado 5 minutos, incorporaremos la cebolla y seguiremos rehogando hasta que ésta última cambie de color. Momento en el cual, incorporaremos también nuestro brocoli. Sazonamos nuevamente y tapamos la sartén con su tapadera para que el brócoli se cueza bien y no nos quede demasiado crudo.
  5. Ahora que nuestro sofrito de verduras está bien rehogado vamos a añadir los 140 g de arroz arborio, un poco de cúrcuma y el vino blanco. No dejamos de remover el arroz todo el tiempo.
  6. Cuando el alcohol del vino haya evaporado, comenzaremos a incorporar el caldo. Incorporaremos un poco de caldo con un cucharón y moveremos el arroz todo el tiempo hasta que el arroz absorba el caldo y nos pida más. Iremos echando caldo por cucharones hasta que el arroz esté al punto que más os guste. A mi personalmente me gusta un poquito al dente.
  7. En ese momento ya tenemos listo el risotto, gracias a que el arroz liberó el almidón al no dejar de moverlo hemos conseguido la melosidad de un risotto. Podría ser más cremoso, si lo ligasemos con mantequilla y parmesano pero en este caso lo queremos más ligero.
  8. Servido ya en un plato hondo, incorporamos el queso de cabra picado justo por encima de nuestro arroz. Ya solo queda comerlo y disfrutarlo con un buen vino blanco.


-----------------------------------


Y aquí lo tenemos. Un risotto cremoso, rico, barato y muy saludable. Os lo recomiendo para cualquier época del año y más si estás en plena operación bikini o simplemente porque te gusta cuidarte cada día. Volveremos con más recetas saludables y ricas como esta, muy pronto.




-----------------------------------

Consideraciones

- Utiliza un buen caldo de verduras, cuanto mejor sea, mejor será el resultado.

- Utiliza siempre la variedad idónea para este tipo de arroces. Para el risotto el mejor arroz es el arborio o en su defecto el carnarolli. Si no encuentras ninguno de los dos, siempre puedes usar un arroz bomba o arroz redondo pero no es lo mismo.

- Ve echando el caldo poco a poco, no lo eches todo de golpe, y remueve el arroz cada poco tiempo para que no se te pegue y además, suelte el almidón.


Corría el año 1954 cuando un sencillo comercial almorzaba la especialidad del Matt's Bar, la hamburguesa con queso. Justo cuando le dio un bocado y vio como el queso que aparentemente brillaba por su ausencia emergió lascivamente del interior de la hamburguesa exclamó: Ohhh! That's one a Jucy Lucy! De esta manera quedó bautizada la hamburguesa que llevaban años cocinando en el Matt's Bar, en Minneapolis, Estados Unidos. Y hoy... os voy a enseñar a cocinar mi versión de tan famosa hamburguesa. ¡A los fogones!

-----------------------------------

INGREDIENTES 


200 g de carne de ternera picada
1 yema de huevo
1 cucharada de pan rallado
1/2 chalota
Pimienta negra
Sal
2 lonchas de queso Cheddar
1 panecillo de hamburguesa
Lechuga
Salsa Barbacoa

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N

  1. En primer lugar vamos a elaborar nuestra masa de hamburguesa. Para ello mezclamos en un bowl los 200 g de carne de ternera picada, junto con media chalota picada muy finita, el pan rallado, la pimienta, la yema de huevo y la sal. Mezclamos bien con las manos limpias, tapamos con papel film y dejamos reposar media hora en el frigorifico.
  2. Pasada la media hora dividimos la mezcla de carne en dos porciones y hacemos dos bolas idénticas. Las ponemos entre dos papeles film y presionamos para darles forma de hamburguesa. Las dos hamburguesas deben ser idénticas en tamaño.
  3. Con un vaso presionamos en el centro de las lonchas de queso Cheddar, quedándonos dos círculos de queso que colocaremos en el centro de una de las hamburguesas. Los recortes de queso los picamos y los ponemos dentro del círculo de queso.
  4. Tapamos una hamburguesa con otra y colocamos un papel film encima. Con los dedos vamos pellizcando el borde de la hamburguesa para sellarlas y que el queso no se escape durante la cocción de la carne.
  5. En una sartén calentamos un poco de aceite y a temperatura media empezamos a cocinar nuestra hamburguesa. Como será bastante gruesa la haremos al vapor. Para ello simplemente tenemos que tapar la sartén con su tapadera y dejar que se cocine. De esta manera concentramos el calor y conseguiremos que la hamburguesa se cocine y además que su corazón de queso se funda adecuadamente.
  6. Le daremos 5 minutos de cocción por cada lado con la sartén tapada. Y ya la tendremos lista.
  7. En la base del panecillo de hamburguesa colocamos un poco de lechuga y en la cara interior del panecillo superior untamos un poco de salsa barbacoa. Colocamos la hamburguesa ya cocinada sobre la lechuga, tapamos con el otro panecillo y listo.


-----------------------------------

Como veis la hamburguesa Jucy Lucy no suele llevar prácticamente ningún condimento, es tán sabrosa que podríamos comerla dentro de un pan sin salsa, ni más ingredientes que ella misma. Es una bomba de queso que explotará en tu boca, transportándote al séptimo cielo. ¿A qué esperas para probarla?





-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes usar dos hamburguesas de ternera ya preparadas de las que venden en el super y ahorrarte el tener que hacerlas, pero te aseguro que mi masa de hamburguesas está más rica que los preparados cárnicos del super.

- Antes de hacer la hamburguesa deja el queso Cheddar fuera del frigorífico al menos media hora, para que atempere. Si lo colocas directamente tu hamburguesa con el queso frío del frigorífico puede ser que no se funda bien.

-----------------------------------

Hoy os traigo una de mis recetas de pasta favoritas por lo sencilla que es y lo rápida. Una receta italiana que te impresionará por lo simple pero también por rica que es. Cocinaremos unos espaguetis al burro, que en italiano significa a la mantequilla. Sólo usando tres ingredientes entenderás del éxito de esta receta.

-----------------------------------

INGREDIENTES

100 g de pasta por persona
1 nuez de mantequilla por persona
1 diente de ajo por persona
Parmesano (al gusto)

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. Cocemos nuestra pasta en agua y sal. Cuando esté al dente, la apartamos del fuego y la escurrimos.
  2. En una sartén ponemos la nuez de mantequilla y cuando funda doramos el ajo picado en ella hasta que poche un poquito.
  3. Vertemos el ajo y la mantequilla sobre nuestra pasta, ya escurrida.
  4. Espolvoreamos queso parmesano al gusto.

-----------------------------------


Una delicia de pasta que como veis hasta un niño podría cocinar. Así que ponte manos a la obra y date el gusto de disfrutarla en casa.




-----------------------------------

Consideraciones

- La pasta siempre se cuece en agua con sal. Olvídate de agregar aceite de oliva porque lo único que conseguirás es tirar dinero a la basura. El aceite flota sobre el agua por lo que jamás llegará ni a tocar, ni a aromatizar tu pasta.

-----------------------------------

Hoy os traigo un plato para amantes de la carnes asadas tiernas y jugosas que se deshacen en la boca como si fueran mantequilla. Una costilla de cerdo que maceraremos en una mezcla de especias y caldos durante una noche entera antes de asarla durante 4 horas a baja temperatura. ¿Os apetece? ¡Pues a cocinar!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

200 g de costilla de cerdo de palo

Para el macerado

200 ml de aceite de oliva virgen extra
120 ml de whiskey
1 cucharada de pimentón agridulce
2 guindillas secas
1 cucharada de hierbas provenzales
1 cucharada de pimienta negra en grano
1 cucharada de cebolla en polvo
1 cucharada de ajo en polvo o granulado
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar la mezcla de especias y caldos para macerar nuestra costilla. En un bowl mezclamos todos los ingredientes propuestos: el aceite de oliva, el whiskey, el pimentón agridulce, las guindillas, las hierbas provenzales, la pimienta, la cebolla en polvo y el ajo. Mezclamos todo bien con una varilla y ya tenemos nuestro mejunje secreto.
  2. Salpimentamos nuestras costillas en crudo, y las sumergimos en la mezcla que taparemos con papel film y conservaremos en el frigorífico la noche previa a cocinar nuestra costilla. Cuanto más tiempo se pase macerando más sabor tendrá.
  3. Al día siguiente sacamos nuestras costillas del macerado y las colocamos sobre un papel de aluminio que cerraremos con otro, haciendo un papillote.
  4. Con el horno precalentado a 130º C introducimos la costilla sobre la rejilla del horno y la asaremos a esa temperatura, durante 4 horas.
  5. Pasadas las 4 horas, abrimos el papillote descubriendo nuestras costillas, y doramos en el horno 10 minutos más a 220º C.


-----------------------------------


Pasado ese tiempo y ya horneadas la carne queda tierna y jugosa, lo sabréis porque como se puede apreciar en el video, los huesos se desprenden de la carne limpiamente sin a penas esfuerzo. Así que ponte un babero y disfruta de tus exquisitas costillas.




-----------------------------------

Consideraciones

- Depende un poco de tu horno pero la temperatura no debe bajar de 120º ni subir de 130º C para que se ase lentamente y sin que se te haga eterna la cocción de la carne. Así que una vez dentro ponte un temporizador, olvidate de la costilla y haz tus cosas durante esas 4 horas.

- Si quieres que tu costilla sea más picante, pica las guindillas en lugar de echarlas enteras.

- Puedes acompañar estas costillas con la guarnición que quieras. Yo aprovecharía que tengo el horno encendido y haría alguna verdura asada a baja temperatura aprovechando las dos últimas horas de la cocción de la carne.

-----------------------------------


Estoy muy contento, porque hoy vamos a introducir la primera receta dulce (esperemos que no la última jaja) en el blog de Cositas Güenas. No soy una persona que le apasione la repostería, pero este año me he propuesto salir de mi zona de confort y empezar a subir recetillas dulces. Y no hay mejor manera de empezar en el mundo repostero que con un bizcocho. ¿No os parece? Y lo vamos a hacer de vainilla con arándanos rojos, ¡toma ya!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 yogur griego
Harina de trigo (3 medidas del vaso del yogur)
Azúcar blanco (2 medidas del vaso del yogur)
Aceite de oliva VE (1 medida del vaso del yogur)
1 sobre de levadura de repostería
3 huevos
1 cucharada de esencia de vainilla
100 g de arándanos rojos

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Precalentamos el horno a 180º C con calor arriba y abajo y sólo la rejilla, mientras preparamos la masa del bizcocho.
  2. En un bowl cascamos los huevos y los mezclamos con el azúcar ayudándonos con una varilla.
  3. Ahora echamos el yogur y seguimos batiendo mientras echamos el aceite de oliva poco a poco.
  4. Mezclamos la harina con el sobre de levadura. Una vez mezclada la vamos agregando al bowl y seguimos mezclando poco a poco hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Por último añadimos los arándanos rojos y mezclamos bien por última vez hasta obtener una masa homogénea.
  6. Embadurnamos el fondo y las paredes de nuestro molde de bizcocho con mantequilla y después espolvoreamos un poco de harina cubriendo todo bien.
  7. Vertemos la masa en nuestro molde y horneamos durante 40 o 45 minutos aproximadamente.
  8. Dejamos templar el bizcocho fuera del horno y sobre la rejilla, antes de desmoldar.

-----------------------------------



Como podemos ver, el corte no engaña, y ha quedado tierno y esponjoso. El sabor a vainilla y arándanos es muy intenso. Ya sólo el olor nos embauca y seduce, así que sólo queda que lo probéis y lo disfrutéis vosotros mismo en casa. ¡Está de muerte!




-----------------------------------

Consideraciones

- No seas ansioso, deja que el bizcocho se temple o enfríe antes de desmoldarlo o se te romperá.

- Si quieres que la masa te suba aún más, puedes dejar reposar la masa 15 minutos antes de meterla en el horno.

-----------------------------------

Hacía tiempo que no os traía una receta de pescado, ¡ya era hora! Además os traigo una receta económica, sana y sencilla para que os animéis todos a hacerla en casa. Se trata de unos lomos de abadejo al horno, pescado que encontraréis en cualquier supermercado incluso congelado. ¡Vamos al lío!


-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

2 lomos de abadejo
1/2 pimiento verde
1/2 cebolla
1 tomate pera
2 patatas medianas
Queso parmesno
Aceite de oliva VE
Romero
Tomillo
Vino blanco
Pimienta negra

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Vamos a pelar las patatas y a cortarlas en rodajas muy finas. Una vez cortadas las depositamos en nuestra fuente de horno. Lo mismo haremos con el tomate.
  2. Cortamos el pimiento y la cebolla en juliana y los reunimos con la patata y el tomate en la misma fuente.
  3. Condimentamos con romero, tomillo, pimienta y sal a nuestro gusto. Echamos un chorrito de aceite de oliva y otro de vino blanco y, con las manos limpias, mezclamos bien todos los ingredientes.
  4. Precalentamos el horno a 180º C y cuando este caliente introducimos nuestra fuente con nuestras verduras en el horno durante aproximadamente 45 minutos. Si vemos que se nos quemasen nuestras verduras podemos taparlas con papel de aluminio.
  5. Salpimentamos nuestros lomos de abadejo, espolvoreamos un poco de parmesano por encima, y cuando hayan pasado los 45 minutos los colocamos encima de nuestras verduras. 
  6. Gratinamos durante 5 minutos y listo.


-----------------------------------


Un plato sencillo, sano y delicioso. Si te gustan los pescados blancos, limpios de espinas y jugosos al horno, sin duda esta receta está hecha para ti. Así que no te lo pienses mucho más y ponla en práctica, verás que rico te queda.




-----------------------------------

Consideraciones

- Yo he utilizado abadejo, un primo cercano del bacalao, pero podéis utilizar cualquier otro pescado blanco y os quedará delicioso también.

- Cuidado con el punto del pescado, si os pasais de cocción, el pescado quedará estropajoso y seco, siempre es mejor dejarlo un poco crudo y que termine de hacerse en el plato con el calor residual que el mismo genera de haber estado en el horno.

- Cortar las patatas finas, o tardarán mucho más tiempo en hacerse en el horno.

-----------------------------------

Hoy vamos a cocinar una receta clásica de la que ya teníamos una versión más ligera en el blog, pero que creo que debíamos incluir para aquellos que les gustan las recetas tradicionales sin adulterar. Se trata del salmorejo cordobés que ahora que comienza el buen tiempo se convertirá en nuestro grandísimo aliado para combatir el calor. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 kg de tomates pera
180 g de pan de telera
1 diente de ajo
200 ml de aceite de oliva VE
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. Lavamos los tomates, los cortamos al medio y les quitamos la fibra del pedúnculo, y los depositamos ya sea en un recipiente para triturar con una batidora, en una batidora de vaso o bien en un robot de cocina tipo Thermomix. Trituramos bien hasta conseguir un puré homogéneo.
  2. Incorporamos el pan junto con el diente de ajo y volvemos a triturar.
  3. Incorporamos el aceite de oliva y la sal. Seguimos triturando hasta que emulsione y tengamos una mezcla homogénea.
  4. Corregimos de sal si fuera necesario.
  5. Conservamos en el frigorífico un par de horas hasta que esté fresquito.

-----------------------------------


Y ya lo tenemos listo para comer. Yo en esta ocasión lo he acompañado de taquitos de manzana golden unos tropezones más sanotes pero igual de ricos. Aunque el salmorejo tradicionalmente se acompaña de taquitos de jamón, huevo duro y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Tú puedes acompañarlo de lo que más te guste.




-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes agregar a la mezcla un chorrito de vinagre si quieres, no es un gazpacho pero hay a quien le gusta con ese toquecito que nos da el vinagre.

- Los tomates puedes triturarlos con la piel, sin ningún problema. Si tu robot de cocina no es lo suficientemente potente como para dejar una mezcla fina y emulsionada, siempre puedes pasar tu salmorejo por un chino. Te recomiendo esto, si sólo vas a usar una batidora.

-----------------------------------

Hoy os traigo otra de las ensaladillas que más me gustan y que suelo hacer mucho en casa, se trata de una ensaladilla de langostinos que mezclamos con allioli en lugar de con la clásica mayonesa. Una ensaladilla de recio sabor a marisco que causará furor entre vuestros comensales. ¿Os animáis? ¡Pues al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

3 patatas medianas
200 g de langostinos
2 huevos 
Pepinillos en vinagre

Para la mayonesa de ajo

2 huevos
Aceite de girasol
Vinagre blanco
1 diente de ajo
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. Lo primero que vamos a hacer es el allioli, aunque para ser sinceros no es un allioli tradicional pues este sería demasiado fuerte haciendo incomible nuestra ensaladilla. Así que haremos una mayonesa de ajo. Elaboramos una mayonesa normal y corriente, a la que añadiremos un diente de ajo pelado. Una vez hecha, la reservamos en el frigorífico.
  2. Ponemos a cocer las patatas con piel en agua con sal. También coceremos dos huevos.
  3. Una vez cocidas las patatas, las pelaremos y las dejaremos enfríar. Exactamente lo mismo haremos con los huevos.
  4. En otro cazo, vamos a poner agua y sal a hervir junto con los langostinos. Cuando el agua empiece a hervir sacamos los langostinos y los sumergimos en un bowl de agua y hielo para cortar rápidamente la cocción. Reservamos el agua donde cocimos los langostinos.
  5. Cortamos los langostinos en tres trozos los metemos en un bowl y los mezclamos con un poco de allioli. Tapamos con papel film el bowl y reservamos en el frigorífico.
  6. Una vez que las patatas y los huevos han enfriado, vamos a picar los huevos en trozos más bien grandes y las patatas las machacamos groseramente mezclándolas con un poco del agua de la cocción de los langostinos.
  7. Cortamos los pepinillos en finas rodajitas y los llevamos al bowl con el resto de ingredientes.
  8. Mezclamos bien todo con la cantidad de allioli que nos guste y listo.
  9. Podemos acompañar la ensaladilla con unas regañás crujientes y un poco de perejil o cebollino picado.

-----------------------------------


¡Y aquí la tenemos bien presentada! Yo os recomiendo que la marideis con un buen vino blanco fresquito, por ejemplo un buen Barbadillo de mi tierra le va genial. Espero que pongáis la receta en práctica y me contéis si os ha gustado.





-----------------------------------

Consideraciones

- En la sencillez está la genialidad, incorporar más ingredientes sería un error. Al final el sabor de los langostinos se perdería y lo que queremos es potenciarlo.

- Podéis comeros la ensaladilla recién hecha, aunque a mi me gusta fresquita. Así que personalmente la meto en el frigorífico un par de horas, ayudando además a que todos los ingredientes se asienten y reposen.

-----------------------------------

Si hay un arroz que verdaderamente me vuelve loco es el arroz negro. Una delicatessen arrocera con un sabor espectacular a mar, que no deberías perderte. Y precisamente porque no quiero que te lo pierdas hoy te voy a dejar la receta. ¡A cocicnar!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

2 tazas de arroz bomba
6 tazas de caldo de pescado
1 pimento verde pequeño
1 cebolla dulce pequeña
2 tomates pera
1 diente de ajo
100 g de sepia
100 g de langostinos
2 bolsitas de tinta de calamar
Aceite de oliva VE
Vino blanco
Sal

Acompañamiento

Allioli

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Primero haremos el caldo


  1. Pela los langostinos reservando su carne y sus cabezas.
  2. En un cazo colocamos un poco de aceite de oliva y sofreímos las cabezas de los langostinos hasta que cambien de color.
  3. Añadimos agua y dejamos cocer durante 10 o 15 minutos.
  4. Colamos el caldo.
Ahora cocinamos nuestro arroz

  1. En una paella o sartén vamos a calentar un fondo de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente vamos a añadir la sepia previamente troceada. La sofreiremos durante al menos 5 minutos.
  2. Ahora incorporamos el pimiento, la cebolla, y el ajo que habremos picado finamente antes, y seguiremos sofriendo hasta que las verduras estén bien pochadas.
  3. Le tocará el turno a los tomates, que habremos rallado, o bien pelado y troceado y seguiremos sofriendo hasta que el tomate se fría.
  4. Disolvemos las bolsas de tinta en un vaso con un poco de agua caliente, removemos bien y las diluimos.
  5. Incorporamos el arroz, junto con un buen chorro de vino blanco, y la tinta. Sofreimos todo bien durante un par de minutos. Tiempo más que suficiente para que el alcohol del vino se haya evaporado.
  6. Cubrimos con el caldo de pescado y sazonamos.
  7. Dejamos que el arroz hierva a fuego fuerte los primeros 5 minutos, los siguientes 10 minutos bajaremos el fuego para que se cocine el arroz lentamente, y otra vez a fuego fuerte durante los últimos 5 minutos. En total estaremos cociendo el arroz durante 20 minutos aproximadamente.
  8. Una vez que el arroz haya absorbido todo el caldo, apagamos el fuego, colocamos los langostinos pelados y crudos encima del arroz bien repartidos, tapamos el arroz y dejamos que repose 10 minutos más antes de comerlo. Los langostinos se cocinarán en esos 10 minutos gracias al calor residual.
  9. Una vez pasado el tiempo de reposo ya te lo puedes zampar jeje

-----------------------------------

Se trata de uno de mis arroces predilectos del que a partir de ahora ya tenéis la receta. Una pasada de arroz para disfrutar sólo o en compañía y que os volverá locos. Ahora sólo teneis que poner en práctica la receta y comprobarlos por vosotros mismos.





-----------------------------------

Consideraciones

- Este arroz suele acompañarse de allioli, porque no hace más que potenciar el sabor del marisco.

- Os aconsejo, si tenéis la oportunidad, que lo marideís con un buen vino blanco bien frío como por ejemplo un Albariño, un Ribeiro o un Barbadillo gaditano de mi tierra.

- El punto del arroz depende del tipo de arroz, de la intensidad del fuego, de la cantidad de caldo y hasta de la paella o sartén donde lo cocinamos. Siguiendo mis consejos estoy seguro de que puede salir perfectamente bien, pero conseguir el punto perfecto del arroz sólo te lo da la experiencia. Cuantos más arroces hagas, mejor te saldrán.

-----------------------------------

Hacer pan en casa es una de esas cosas mágicas de la gastronomía y de la cocina que a todos nos vuelve locos, pero cuando pensamos en pan nos viene a la cabeza conceptos como "masa madre", "fermentación", "amasado", es decir, TIEMPO. Y es precisamente ese largo tiempo que lleva hacer un gran pan lo que nos echa para atrás. Pero se puede hacer un pan blanco rápido, sin grandes fermentaciones, sin masa madre que nos servirá para el día a día. ¿Te apuntas? ¡Manos a la masa!

-----------------------------------

INGREDIENTES

500 g de harina de trigo
350 g de agua
6 g de levadura fresca
30 g de aceite de oliva (opcional)
1 cucharadita de sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. En el agua disolveremos la levadura.
  2. En un bowl colocamos la harina, y la sal.
  3. Vamos a ir añadiendo los 350 g de agua poco a poco mientras mezclamos todo bien con las manos limpias.
  4. Seguimos mezclando poco a poco hasta que la harina absorba toda el agua.
  5. Ahora amasamos con las manos limpias durante 10 minutos hasta que veamos que la masa ya no se pega tanto en las manos.
  6. Hacemos una bola y la dejamos dentro del bowl, tapando el bowl con un trapo.
  7. Dejamos fermentar durante 1 hora.
  8. A la hora volvemos a mirar la masa para comprobar que ha crecido. En ese momento plegamos la masa.



  9. Una vez plegada la volvemos a meter en el bowl y dejamos reposar otra hora más.
  10. Pasadas las dos horas de reposo, le damos la forma que queramos y ya podemos hornearlo.
  11. Horneamos a 200º durante 35-40 minutos.
  12. Dejamos enfríar el pan sobre una rejilla al menos durante una hora antes de cortarlo.

-----------------------------------



Como veis es un pan muy fácil de elaborar. Os aconsejo que veais el video para aprender a plegar una masa. El plegado de una masa os ahorrará mucho tiempo de amasado. Y ahora que ya tenemos el pan podemos hacernos por ejemplo un sandwich, unas tostas, o simplemente usarlo como pan de diario para acompañar las comidas.





-----------------------------------

Consideraciones

- No os pongais nerviosos si se os pega mucho la masa a los dedos al principio. Es normal y tenéis que acostumbraros a trabajar las masas. Vereis que después de las horas de fermentación va pegandose menos.

-----------------------------------

Hoy os traigo una receta de arroz que le vi preparar a mi amiga Cristina de espiaenlacocina.com que tenía una pinta estupenda y decidí cocinarlo para unos amigos. Podéis leer la receta original de este delicioso arroz con albóndigas aquí, yo os voy a dar la receta con algunos cambios que hice con todo el respeto y cariño que le tengo a mi compañera. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

5 personas

Para las albóndigas

750 g de carne picada mixta (cerdo + ternera)
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de pimienta negra molida
4 cucharadas de pan rallado
2 dientes de ajo
Harina blanca de trigo
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Para el arroz

4 tazas de arroz bomba
10 tazas de caldo de pollo
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 cebolla roja pequeña
4 tomates maduros
1 diente de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
Colorante alimentario (opcional)
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Preparamos las albóndigas


  1. Reunimos la carne picada en un bowl junto con el comino molido, la pimienta, el ajo, y el pan rallado. Nos lavamos las manos y mezclamos bien los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea que sazonamos ligeramente mientras mezclamos. Una vez obtenida la masa, tapamos el bowl con papel film, y dejamos reposar en el frigorífico media hora para que se asienten todos los ingredientes y sabores.
  2. Una vez reposada la masa de las albóndigas, hacemos pelotas con ella del tamaño que queramos. Yo las hice grandes de unos 50/60 g cada una, pero podéis hacerlas pequeñitas.
  3. Una vez hechas las bolas las pasamos por harina y las freímos en un cazo en abundante aceite de oliva virgen extra muy caliente. Cuando estén doradas pero aún crudas por dentro las reservamos para nuestro arroz.

Preparamos el arroz con albóndigas

  1. Comenzamos con el sofrito. Calentamos en una olla o paella un fondo de aceite de oliva virgen extra, y cuando esté caliente sofreimos el pimiento verde, el pimiento rojo, el ajo y la cebolla, todo bien picadito en una brunoise fina (daditos pequeños). Sazonamos bien y dejamos que las verduras se vayan pochando lentamente.
  2. Cuando las verduras estén pochaditas, añadimos los tomates pelados y rallados. Seguiremos sofriendo hasta que el tomate se cocine.
  3. Incorporamos el pimentón dulce, rehogamos a penas un minuto para que no se queme y seguidamente añadimos el arroz.
  4. Sofreímos el arroz durante 2 o 3 minutos hasta que se impregne bien del sofrito y cambie de color.
  5. Cuando el arroz este sofrito, añadimos el caldo. 
  6. Agregaremos las albóndigas, prefritas, justo cuando el caldo comience a hervir.
  7.  Dejaremos cocer el arroz durante aproximadamente 18-20 minutos. Los primeros 5 minutos a fuego fuerte, los 10 o 12 minutos siguientes bajaremos el fuego, y los últimos minutos volveremos a subir el fuego.
  8. Dejamos reposar el arroz, tapado, durante unos 10 minutos antes de comerlo.

-----------------------------------


Y aquí lo tenemos, un arroz extremadamente sabroso. Las albóndigas al ser grandotas quedan jugosas y deliciosas. Las hice para unos amigos y todos se pelearon por comerse la última de las albóndigas de lo ricas que estaban. Gracias a mi compañera Cristina, añado este arroz a mi recetario de arroces güenos que os recomiendo que cocinéis en casa. ¡Éxito asegurado!




-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta los tiempos del arroz y la proporción de caldo para obtener el mejor punto posible del mismo.
- No frías demasiado las albóndigas, ten en cuenta que terminarán de hacerse en el arroz.
- Gracias al sofrito de tomate y al pimentón, el arroz agarrará un color muy bonito, pero si quieres puedes añadir colorante alimentario si te gusta más amarillo.

-----------------------------------

Hoy os traigo que no es nueva, que hace mucho tiempo os di en mi instagram, pero que aún no había subido al blog. Teniendo en cuenta que fue una receta que gustó mucho en su día, me pareció lógico incluirla dentro de nuestras numerosas recetas güenas. Se trata de un sencillo aguacate relleno, super rico y sencillo de elaborar. ¿Te animas?

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 aguacate
1 lata de atún
6 o 7 pistachos
Salsa Tabasco 
Huevas de lumpo
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N

  1. Lo primero que vamos a hacer es cortar un aguacate a lo ancho, en lugar de cortarlo a lo largo como hacemos habitualmente.
  2. Una vez abierto, le cortaremos el culo a la parte más ancha que nos servirá más adelante de contenedor del relleno. Le cortamos el culo para que el aguacate tenga base y aguante en el plato sin caerse.


  3. Ahora simplemente vaciamos todo el contenido del aguacate en un bowl, junto con una lata de atún escurrida, unas gotas de salsa Tabasco y una pizca de sal.


  4. Con ayuda de un tenedor machacamos y mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una especie de puré homogéneo. Lo probamos y si fuera necesario lo corregimos de sal.


  5. Colocamos la parte de la cáscara del aguacate que usaremos para rellenarla en el centro de un plato.
  6. Rellenamos bien la cáscara, dándole forma de huevo, dejando espacio para la cúspide.


  7. En la cúspide o cima de nuestro aguacate relleno colocaremos primero unos pistachos pelados y picados groseramente. Sobre nuestra picada de pistachos colocamos las huevas.
  8. Espolvoreamos el resto de pistachos picados alrededor del aguacate a modo de decoración

-----------------------------------

Como veis es una receta super sencilla y a penas hemos utilizado 4 o 5 ingredientes. Un plato ideal como entrante o bien como cena sana y nutritiva. Comedlo cuando queráis pero os animo a que la probéis y comprobéis lo delicioso que está.





-----------------------------------

Consideraciones

 - Si vas a dejarlos preparados con horas de antelación, añade a la mezcla una gotas de jugo de limón o de lima. El aguacate se oxidará de igual modo y pasará de verde a marrón pero tardará mucho más gracias a la acidez.

- No doy cantidades de la salsa Tabasco por el picante es algo muy personal. A mi me gusta mucho el picante por lo que suelo echar bastante, pero si sólo quieres un toquecito agradable con 3 o 4 gotas tienes suficiente.

-----------------------------------

¡Que ricas son las empanadillas! Yo recuerdo cuando era pequeño que mi madre siempre las hacía fritas rellenas de atún y tomate, y estaban deliciosas. Pero hoy vamos a alejarnos de las empanadillas más clásicas y vamos a hacer otras con un relleno atípico: rellenas de carbonara. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

Obleas de masa
Champiñones frescos
Panceta ahumada
Mozzarella
Nata para cocinar
Pimienta negra
Nuez moscada
1 huevo
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. Lo primero que vamos a hacer es picar los champiñones (previamente lavados con un trapo húmedo) y el beicon.
  2. En una sartén comenzamos dorando el beicon, y cuando suelte un poco de su grasa incorporaremos los champiñones y seguiremos salteándolo todo junto con una pizca de sal.


  3. Vertemos la nata en un bol, espolvoreamos una pizca de pimienta negra molida y otra de nuez moscada. Calentamos 20 segundos en el microondas y mezclaremos bien con una cuchara.
  4. Extendemos una hoja de papel vegetal sobre nuestra bandeja de horno y sobre ésta colocaremos bien extendidas las obleas para empanadillas.
  5. En el centro de cada oblea colocaremos un poco de mozzarella.


  6. Seguidamente colocaremos un poco de nuestro salteado de champiñones y beicon.


  7. Por último, ayudados de una cuchara sopera, colocaremos un poco de nuestra nata especiada.


  8. Con ayuda de un tenedor cerraremos nuestras empanadillas.


  9. Batimos un huevo y pintamos nuestras empanadillas ya cerradas.


  10. Precalentamos el horno a 180º C y una vez precalentado, horneamos nuestras empanadillas durante aproximadamente 10 minutos hasta que estén bien doraditas. 

-----------------------------------


Como veis es una receta sencilla, pero que os aseguro que causará furor en vuestra mesa por lo deliciosas y ricas que están. Su sabor recuerda al de cualquier pizza carbonara pero en formato empanadilla. Espero que las preparéis en casa y me contéis que tal fue la experiencia.

Volveremos con más recetas güenas.





-----------------------------------

Consideraciones

- Podríais freir las empanadillas en vez de pintarlas con huevo y hornearlas pero personalmente creo que quedarían demasiado aceitosas.

- Si queréis un relleno aún más jugoso, podéis saltear el beicon y los champiñones un poco de cebolla pochada.

-----------------------------------