Hace unos días mi amiga Alicia, me mandó unos embutidos catalanes para llorar de emoción, y por supuesto en cuanto los ví supe que caería algún arroz donde éstos serían los protagonistas. Por eso hoy vamos a hacer un arroz con bull negre, una especie de morcilla cocida con un sabor intenso y espectacular. ¿Te apetece? ¡Pues vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

150 g de arroz redondo
Caldo de ave
70 g de bull negre
100 g de setas
1 tomate maduro
Aceite de oliva Virgen Extra
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es cortar unas lonchas de medio centímetro de grosor de nuestro embutido. Aunque este embutido ya se puede comer así, sin cocinar al estar cocido, nosotros vamos a marcarlos ligeramente en nuestra paella o sartén para intentar sacarle aún más sabor. Así que marcamos, vuelta y vuelta y las reservamos, dejando el sabor del embutido en el aceite donde cocinaremos nuestro arroz.
  2. Seguimos con las setas. Las sofreimos durante un par de minutos. Y cuando estén, las alejamos hacia los bordes de la paella despejando el centro para sofreír el tomate.
  3. A continuación sofreímos el tomate maduro, previamente rallado, en el centro de la paella. Cuando cambie de color y esté bien sofrito es cuando incorporamos el arroz.
  4. Incorporamos el arroz y lo sofreímos bien mezclándolo con el tomate ya sofrito.
  5. Pasados 3-4 minutos, el arroz ya está sofrito. Ahora lo cubrimos con el caldo de ave. Y dejamos que el arroz hierva a temperatura máxima. En el momento que empiece a hervir, sazonamos y colocamos con gracia las lonchas de bull negre.
  6. El arroz se cocinará en 18 minutos. Los primeros 3 minutos cocinamos el arroz a fuego máximo, los siguientes 12 minutos a fuego lento y los últimos tres minutos a fuego fuerte otra vez para conseguir el famoso socarrat.
  7. Dejamos reposar el arroz tapado durante 5 minutos antes de comerlo.

Tipo de arroz
redondo normal

Proporción caldo/arroz
2 medidas de caldo por cada medida de arroz

Ejemplo
Si uso dos tazas de arroz, necesitaré 4 tazas de caldo

-----------------------------------

Un arroz con aires catalanes que estoy seguro que os va a gustar mucho. Sin duda yo en casa pienso repetirlo más veces porque me ha encantado. Si no eres capaz de conseguir este embutido, podéis hacerlo con alguna morcilla más clásica. No es lo mismo, pero se parecerá.

Nos vemos en la próxima receta.







-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta los tiempos de cocción del arroz para conseguir el punto perfecto.

- Puedes usar el arroz redondo que más te guste, pero siempre ten en cuenta que todos los arroces no son iguales y dependiendo del escogido necesitarás una proporción menor o mayor de caldo.

- Intenta utilizar caldos caseros que aportan mucho más sabor a tus arroces, aunque si vas con prisas siempre puedes comprar un caldo ya preparado en el supermercado. En ese caso compra siempre caldos de la máxima calidad.

-----------------------------------

Nos gusta el arroz como a ninguno, pero cocinar un buen arroz no tiene que ser sinónimo de gastarse una pasta gansa en él. Con poquísimos ingredientes y un buen caldo nos puede salir un arroz de maravilla como el que os traigo hoy. Un arrocito de lacón gallego para chuparse los dedos. ¡Super secillo! ¿Te atreves con él? ¡Pues al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

3 personas

200 g de arroz redondo
200 g de lacón cocido
Caldo de puchero/cocido
Aceite de oliva virgen extra
2 dientes de ajo
Colorante alimentario (opcional)

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es poner a hervir el caldo, para que esté bien caliente cuando vayamos a incorporarlo a nuestro arroz.
  2. En una sartén o paella vamos a calentar un fondo de aceite de oliva virgen extra, y cuando esté caliente vamos a empezar a dorar dos dientes de ajo bien picaditos.
  3. Cuando el ajo empiece a dorarse, incorporamos el lacón troceado. Seguimos rehogando un par de minutos más, ya que el lacón ya está cocido.
  4. Seguidamente incorporamos el arroz. Lo sofreímos hasta que se impregne bien con el aceite y empiece a tornar en un color transparente. En este momento, es cuando incorporamos el colorante alimentario si queremos darle el característico color amarillo.
  5. En ese momento incorporamos el caldo y sazonamos. Respetando siempre la proporción de caldo que más abajo te recuerdo.
  6. El arroz tarda en cocinarse 18 minutos. Los primeros 3 minutos cocinamos el arroz a fuego fuerte, los siguientes 12 minutos bajamos el fuego, y volvemos a subirlo en los últimos 3 minutos.
  7. Una vez pasados los 18 minutos, y viendo que el arroz ha absorbido todo el caldo lo tapamos y dejamos reposar durante 5 minutos. Pasados los 5 minutos de reposo, ya podemos comerlo.

Tipo de arroz
redondo normal

Proporción arroz/caldo:
2 medidas de caldo por cada medida de arroz

Ejemplo
Si uso 2 tazas de arroz, necesitaré 4 tazas de caldo.


-----------------------------------


Un arroz delicioso, sencillo y barato. ¡No hay excusa para no probarlo! Y cuando lo probéis se convertirá en uno de vuestros arroces favoritos. Podéis usar lacón fresco y cocerlo en el mismo caldo del cocido. Yo en esta ocasión he utilizado lacón ya cocido, que es más rápido. Podéis adaptar la receta siempre a vuestros gustos y vuestro tiempo.







-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta los tiempos de cocción del arroz para conseguir el punto perfecto.

- Puedes usar el arroz redondo que más te guste, pero siempre ten en cuenta que todos los arroces no son iguales y dependiendo del escogido necesitarás una proporción menor o mayor de caldo.

- Intenta utilizar caldos caseros que aportan mucho más sabor a tus arroces, aunque si vas con prisas siempre puedes comprar un caldo ya preparado en el supermercado. En ese caso compra siempre caldos de la máxima calidad.

-----------------------------------

Como nos gusta la fusión de recetas regionales y nacionales con el arroz. Salen arroces muy sabrosos con sabores de guisos que conocemos de toda la vida. Hoy vamos a hacer un arroz con una receta típica gaditana: la carne al toro. Un guiso de ternera del que tenéis la receta completa en este blog, y con la que ya habíamos hecho un risotto. Y teniendo en cuenta que el risotto salió espectacular, he decidido transformar una vez más la receta para terminar haciendo un arroz de carne al toro en paella. ¿Te animas?

-----------------------------------

INGREDIENTES

Arroz redondo
2 raciones del carne al toro
Aceite de oliva VE
Agua
Sal

Nota: consulta la receta de la carne al toro
para poder cocinarla y hacer este magnífico
arroz.

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es colocar una cucharada de aceite de oliva virgen extra sobre el fondo de nuestra paella. Cuando empiece a calentarse el aceite, incorporamos las dos raciones de carne al toro con su salsita correspondiente. No hace falta rehogarla mucho, porque ya está cocinada. Así que la rehogamos lo justo para que se caliente.
  2. Seguidamente incorporamos el arroz. Yo he utilizado dos tazas de arroz para hacer este arroz seco. Lo que significa que una vez que añada las dos tazas de arroz y lo rehogue durante un par de minutos, lo terminaré cubriendo con 4 tazas de agua. Utilizamos agua y no caldo, porque la carne al toro es un guiso de fuerte sabor. Utilizando agua, lo suavizamos.
  3. Dejamos cocer el arroz aproximadamente unos 18 minutos. Los primeros 3 minutos a fuego muy fuerte, los 12 minutos siguientes a fuego lento, y los últimos 3 minutos con la intención de conseguir un buen socarrat volvemos a subir el fuego.
  4. Una vez pasados los 18 minutos de cocción, tapamos el arroz y dejamos que repose entre 5 y 10 minutos.

-----------------------------------

Un arroz sencillo al que se le coge cariño rapidamente sobretodo si eres del sur de España y te gusta este guiso gaditano de ternera y picantón. Espero que lo disfrutéis mucho en casa si lo probáis. A mi me ha gustado mucho, y sin duda repetiré.







-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta los tiempos de cocción del arroz para conseguir el punto perfecto.

- Puedes usar el arroz redondo que más te guste, pero siempre ten en cuenta que todos los arroces no son iguales y dependiendo del escogido necesitarás una proporción menor o mayor de caldo.

- Intenta utilizar caldos caseros que aportan mucho más sabor a tus arroces, aunque si vas con prisas siempre puedes comprar un caldo ya preparado en el supermercado. En ese caso compra siempre caldos de la máxima calidad.

-----------------------------------

Hoy volvemos a jugar con recetas tradicionales de la península ibérica para confeccionar una nueva receta de arroz divertida y simpática como es este arroz de fabada asturiana. Un arroz que en principio puede parecer complicado pero es de lo más sencillo, y además disfrutaremos de un arroz con un sabor muy potente a este típico plato asturiano. Así que se lo dedicamos a todos los asturianos con mucho cariño y nos ponemos manos a la obra. ¡Al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

Compango (chorizo, morcilla y panceta)
1 puñadito de alubias
1 cebolla
200 g de arroz redondo
Caldo de fabada
2 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce

Tipo de arroz: seco
Variedad: redondo normal

Proporción caldo/arroz
2 medidas de caldo por 1 medida de arroz

-----------------------------------

ELABORACIÓN

Preparación del caldo

Es muy sencillo. Vamos a elaborar el caldo que servirá después para hidratar nuestro arroz. Y lo que vamos a hacer es lo mismo que haríamos si quisiéramos hacer una fabada. No exactamente igual, pero si muy parecido. Pues lo que queremos es un caldo y no una fabada.

En una olla colocamos el compango compuesto por un chorizo, una morcilla y un pedazo de pancenta. Incorporamos también una cebolla pelada y lavada, y un puñado de alubias que habriamos puesto a remojo la noche anterior. Cubrimos de agua y cocemos durante 35-40 minutos.

Pasado este tiempo, sacamos las carnes y las alubias y las reservamos. Colamos el caldo y ya lo tenemos listo para elaborar nuestro arroz.

Preparación del arroz

  1. En una sartén o paella colocamos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente incorporamos dos dientes de ajo picado y lo rehogamos hasta que empiece a dorarse.
  2. Seguidamente incorporamos ya el arroz y la cucharadita de pimentón. Y seguimos rehogando durante al menos un par de minutos, moviendo el arroz con una cuchara de palo.
  3. Una vez sofrito el arroz, incorporamos las alubias que reservamos del caldo que están semicocidas y que terminarán de cocinarse durante la cocción del arroz.
  4. Ahora cubrimos con el caldo, sazonamos y colocamos las carnes incrustándolas en el arroz.
  5. Dejamos cocer el arroz aproximadamente durante 18 minutos. Los primeros 3 minutos a fuego máximo, los siguientes 12 minutos a fuego lento, y los últimos 3 minutos volvemos a subir el fuego si queremos que se forme el socarrat.
  6. Tapamos el arroz y dejamos reposar 5 minutos, antes de comerlo.

-----------------------------------

Un arroz muy asturiano, que espero que hagáis en casa y lo disfrutéis mucho. Me encanta crear arroces a partir de recetas españolas de toda la vida. Ya sabéis que estos arroces los elegís vosotros a través de las encuestas que os dejo publicadas en mi stories en instagram, así que si tienes una cuenta en esta red social sabes que puedes participar en estas encuestas todas las semanas.

¡Nos vemos en la próxima receta!







-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta siempre la proporción de agua y arroz para conseguir el punto perfecto.
- Deja reposar el arroz al menos 5 minutos después de cocinarlo para que el arroz termine de hacerse.
- Si tienes alguna duda, puedes dejar tu comentario debajo de esta receta. Acudiré raudo y veloz a intentar ayudarte en todo lo que pueda.

-----------------------------------

¡Como nos gustan las recetas de toda la vida! Recuerdo a un joven amigo mío que quería ser cocinero y en su casa trataba de hacer platos de alta cocina con técnicas complejas y poco comunes, y yo le dije que me hiciera un simple guiso de lentejas. Creo que no he comido unas lentejas peores en mi vida, pero no era culpa suya. A veces se nos olvida que para poder hacer grandes platos dignos de una estrella michelín, primero hay que tener una buena base y empaparse de la cocina tradicional.

Así que aquí os traigo uno de mis guisos tradicionales favoritos, unas simples y deliciosas lentejas con chorizo. ¿Te animas? ¡Pues vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

4 personas

300 g de lentejas pardinas
1 hueso de jamón
2 chorizos frescos
1 cebolla roja
5 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
Colorante alimentario (opcional)
Aceite de oliva virgen extra
2 hojas de laurel
Agua
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es poner a remojo al menos durante 1 hora las lentejas en agua.
  2. Una vez remojadas las vamos a introducir en una olla, bien escurridas.
  3. Además incorporamos el hueso de jamón, los dientes de ajo pelados y enteros, la cebolla pelada, lavada y entera, el par de chorizos frescos, un buen chorro generoso de aceite de oliva virgen extra, una cucharadita de pimentón dulce, y un par de hojas de laurel.
  4. Ahora cubrimos de agua. Simplemente cubrimos hasta quedar dos dedos por encima de las lentejas. Si queremos darles un poco de color, ahora es el momento de añadir una pizca de colorante alimentario pero esto siempre es opcional.
  5. Ponemos a cocer a fuego vivo, y cuando empiece a hervir bajamos a un fuego bajito. Lo justo y necesario para que las lentejas hiervan, ni más ni menos.
  6. Si durante la cocción aflorase espuma a la superficie la retiramos con ayuda de una espumadera. No son más que impurezas.
  7. Dejaremos cocer, con la olla destapada durante al menos hora y media. De vez en cuando es recomendable, agarrar la olla por la asas y sacudirla suavemente. No metemos una cuchara para remover las legumbres, se sacuden con suavidad y cariño.
  8. Cuando se cumpla la mitad de tiempo de cocción, vamos a "asustar" las lentejas. Esto significa que añadiremos medio vaso de agua fría, esto ayuda a las legumbres a enternecer su piel sin que la pierdan durante la cocción.
  9. Pasado el tiempo de cocción, ya podemos servir las lentejas y trocear los chorizos.

-----------------------------------

¡Me encantan! Yo nunca entendí porque las lentejas siempre ha sido un plato que odiaban la mayoría de los niños. Desde pequeño siempre fue uno de mis platos favoritos y las devoraba sin compasión al volver del colegio.






-----------------------------------

Consideraciones

- Se pueden congelar perfectamente, así que puedes hacer bastantes, racionarlas y congelarlas para cuando quieras disfrutarlas en más ocasiones.

- El colorante alimentario es opcional, solo le da un poco de color al caldito de las lentejas pero no es necesario si no quieres añadírselo.

- A mi me gustan las lentejas pardinas, además de estar muy ricas me parecen unas lentejas muy bonitas por su tamaño y color. Pero puedes utilizar las lentejas que más te gusten.

- Si siempre que cueces lentejas pierden su piel y se deshacen es porque las estás cociendo a fuego muy alto. Es mejor cocer las legumbres a fuego lento y con mimo.

-----------------------------------

Si te gustan las cremas, ahora que se acerca el otoño te recomiendo que pruebes esta receta de crema de calabaza, con tomillo y curry que está para chuparse los dedos. Además, como todas las cremas, es de muy fácil elaboración y puedes hacerla en cantidad y congelarla sin problemas. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

750 g de calabaza
1 patata mediana
1 cebolla roja
1 cucharada de tomillo seco
1 cucharadita de curry en polvo
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra molida
1 litro de caldo de pollo
Sal

Topping

Pan tostado
Huevo mollet

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es pelar la calabaza, la cebolla y la patata. En el caso de la calabaza no olvides retirar las pepitas y demás fibras que encontrarás en su corazón. Una vez peladas y lavadas nuestras verduras, las troceamos groseramente y las reservamos.
  2. En una olla, calentamos un buen fondo de aceite de oliva. Cuando esté caliente, incorporamos las verduras troceadas y comenzamos a rehogar durante 10 minutos a fuego vivo.
  3. A los 5 minutos de haber empezado a sofreir las verduras incorporamos una cucharada sopera de tomillo seco y una pizca de pimienta. Seguimos sofriendo durante cinco minutos más.
  4. Cuando hayan pasado los 10 minutos, incorporamos una cucharadita de curry en polvo, rehogamos unos segundos mezclándolo bien con el resto de ingredientes. Y seguidamente, cubrimos con un litro de caldo de pollo o ave.
  5. Dejamos cocer durante 35-40 minutos con la olla tapada.
  6. Pasado el tiempo de cocción, trituramos, probamos y corregimos de sal si fuera necesario.
  7. Servimos con el topping que más nos guste, a mi en concreto me gusta mucho esta crema con pan tostado y huevo mollet.

-----------------------------------

Una crema de calabaza con un gusto delicioso, que causará furor este otoño-invierno en casa. Lo mejor es que la pruebes y salgas de dudas, pero ya te cuento que es una cosita güena garantizada jeje.






-----------------------------------

Consideraciones

- Es una crema que se puede congelar perfectamente, por lo que podrás hacer en cantidad, congelarla y comerla cuando quieras como si estuvier recién hecha.

- Puedes cambiar el caldo de pollo, por un caldo de verduras. Incluso podrías sustituirla unicamente por agua pero ten en cuenta que tendrá menos sabor.

- Si dispones de tomillo fresco, sustituye el tomillo seco por un par de ramitas del fresco y retírala después de los 40 minutos de cocción.

- Para hacer un huevo mollet (clara cocinada y yema cremosa) pon a hervir agua y cuando hierva introduce el huevo y cuenta 6 minutos. Sáca el huevo y metelo en agua fría para cortar la cocción.

-----------------------------------

Hoy os traigo una receta de arroz familiar, el arroz trinchá. No os molestéis en buscar información sobre este arroz por su nombre porque no la encontraréis. Se trata de un arroz que siempre se ha hecho en mi familia desde hace más de 70 años y aunque he intentado averiguar de donde viene su nombre (trinchá) no he logrado conocer gran cosa.

El arroz trinchá es un arroz que no nos es desconocido del todo, se trata de un arroz que se hacía con las sobras del puchero o cocido, algo que directamente nos recuerda al archiconocido arroz al horno valenciano. El arroz al horno valenciano también es un arroz que se hacía con las sobras del cocido, la particularidad de este tipo de arroces es que el puchero o cocido es un concepto muy versátil dentro de la gastronomía española. Cada comunidad autónoma elabora un cocido diferente. Quizá el más conocido sea el cocido madrileño, pero lo cierto es que cada región tiene su forma de elaborarlo y aunque suelen coincidir en ingredientes también hay diferencias en cuanto a éstos. Y no hablemos ya dentro de cada familia española. Si bien hay cocidos que pueden llevar morcillas, por ejemplo, otros no lo tienen. Por tanto, no hay un cocido que sea igual a otro.

El arroz trinchá, es un arroz que se hace con las sobras del cocido que se ha hecho en mi familia durante décadas y probablemente el cocido también habrá sufrido transformaciones, porque tampoco tengo forma de saber que ingredientes utilizaba mi bisabuela como tampoco puedo saber si alguno de sus hijos adaptó el cocido a sus gustos. Por ello el arroz trinchá que yo os presento lo elaboro con el cocido que aprendí a hacer de mi madre.

Así que hoy vamos a aprender a elaborar dos recetas, el cocido que se hace en mi casa y consecuentemente el arroz trinchá del que os hablo. ¡Vamos al lío!


-----------------------------------

INGREDIENTES

Para el cocido

250 g de jarrete de ternera
1 chorizo fresco
1 contramuslo de pollo
Tocino o Panceta fresca
1 hueso de jamón
2 patatas medianas
3 zanahorias medianas
200 g de garbanzos
Agua
Sal

Para el arroz

250 g de arroz
Carne del cocido
Garbanzos del cocido
Zanahoria del cocido
Patata del cocido
Caldo del cocido
2 dientes de ajo
Pimentón agridulce
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN

Para el cocido

  1. Lo primero que haremos es poner a remojo los garbanzos la noche anterior.
  2. A la mañana siguiente comenzamos a elaborar el cocido, para ello colocamos en una olla con fondo el pollo, la ternera, el tocino (el tocino podéis sustituirlo por panceta fresca) y el hueso de jamón. Cubrimos de agua y ponemos a cocer a fuego medio-bajo con la olla siempre tapada.
  3. En cuanto empiece a cocer veremos que se forma espuma en la superficie, no son más que impurezas de la carne que afloran. La retiraremos con una espumadera a medida que vaya saliendo.
  4. Pasada la primera hora incorporamos los chorizos y los garbanzos (escurridos previamente) y dejamos cocer durante una hora más.
  5. Habiendo pasado ya dos horas desde que empezó a hervir nuestro puchero es cuando introducimos las patatas y las zanahorias, ambas enteras, peladas y lavadas. Dejamos cocer una hora más.
  6. Ya han pasado 3 horas de cocción, en el caso de que las patatas ya estén tiernas (las pinchamos con un tenedor) el puchero está listo. Si no lo estuvieran dejaremos cocer hasta que lo estén y en ese momento probaremos de sal corrigiéndolo si hiciera falta.
  7. Retiramos la carne que colocamos en una fuente, retiramos los garbanzos junto con las patatas y las zanahorias. Y por último colamos el caldo. Si queremos desgrasarlo, simplemente una vez que el caldo haya alcanzado la temperatura ambiente lo introducimos en el frigorífico. Cuando haya enfriado lo suficiente la grasa del caldo se coagulará en la superficie, y podremos retirarla fácilmente con una espumadera.

Para el arroz trinchá
  1. Este arroz se puede hacer tanto en olla, como en paella pero yo os recomiendo que lo hagais al horno. Así que lo primero que vamos a hacer es poner a calentar el horno a 200º C y también pondremos a hervir el caldo del cocido.
  2. Mientras se precalienta el horno y hierve el caldo vamos trocear y deshuesar la carne del cocido en trozos grandes. Y la colocaremos en una cazuela de barro, junto con los garbanzos y las zanahorias. Las zanahorias las cortaremos en dos o tres trozos.
  3. En una sartén colocamos un fondo de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente incorporamos los dientes de ajo picados.
  4. Cuando el ajo comience a dorar, incorporamos el arroz junto con una cucharada de pimentón agridulce. Rehogamos durante un par de minutos y pasamos el arroz, ya sofrito, a la cazuela con el resto de ingredientes. Mezclamos bien y cuando el arroz esté bien mezclado con toda la carne, cortamos una patata del cocido en rodajas y la repartimos graciosamente por la superficie.
  5. Cubrimos el arroz con el caldo bien caliente. Recordad que usaremos 2 medidas de caldo por cada medida de arroz. Es decir, si utilizamos 2 tazas de arroz, necesitaremos 4 tazas de caldo.
  6. Una vez incorporado el caldo, introducimos la cazuela en el horno precalentado a 200º C y dejamos que cueza dentro del horno durante 25-30 minutos hasta que el arroz absorba todo el caldo.
  7. Una vez cocido el arroz dejamos reposar 5 minutos fuera del horno, tapado. Transcurrido el reposo ya podemos disfrutar y comerlo.


-----------------------------------

Si tuviera que hacer una lista con mis arroces favoritos os puedo asegurar que este arroz estaría dentro de los tres primeros. Su sabor es espectacular y os garantizo que el que lo prueba queda enamorado de él para toda la vida. Así que no perdáis más el tiempo y poneros manos a la obra para poder disfrutarlo en casa con familia y amigos.







-----------------------------------

Consideraciones

- Es fundamental elaborar antes el cocido para poder elaborar este arroz. No hay atajos, ni forma de hacerlo más rápido. Pero os aseguro que merece la pena.

- Respeta la proporción de caldo y arroz. Recuerda que para un arroz redondo normal, la proporción es de 2 medidas de caldo por cada medida de arroz.

- Os recomiendo usar un arroz redondo normal de calidad, para este arroz no es necesario usar un arroz tipo bomba.

- Si no dispones de pimentón agridulce, simplemente mezcla a partes iguales pimentón picante con pimentón dulce y de esta forma tan fácil lo obtendrás.



¡Cómo nos gusta el arroz! Hoy volvemos como cada lunes a publicar una nueva receta para el blog y esta en concreto la habéis elegido vosotros gracias a las pequeñas encuestas que realizo durante la semana en los Stories de instagram. Así que si tienes cuenta en instagram, sígueme y participa tu también en estas encuestas para elegir la próxima receta de arroz.

Os dí a elegir entre un arroz al horno y un arroz meloso, y ganó el arroz meloso por goleada. Y eso es lo que hoy os traigo precisamente un arroz meloso que podéis cocinar donde queráis pero yo personalmente he elegido hacerlo en cazuela de barro a fuego lento que es como más me gusta. Vamos a cocinar un arroz meloso de pollo y alcachofas muy, muy sencillo. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

Arroz bomba
Caldo casero de pollo
Muslos de pollo
Alcachofas
3 dientes de ajo
1 cebolla
2 hojas de laurel
Aceite de oliva VE
Pimienta
Sal
Colorante alimentario (opcional)

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que debemos tener en cuenta, tratándose de un arroz meloso, es la proporción de caldo y arroz. Por regla general un arroz meloso necesitará 3 medidas de caldo por cada medida de arroz. Pero teniendo en cuenta que vamos a usar arroz bomba, éste necesita aún más caldo por lo que utilizaremos 4 medidas de caldo por cada medida de arroz. De todos modos esto no debe preocuparos ya que hacer un arroz meloso es muy fácil, y es mejor ir echando el caldo que el arroz nos va pidiendo en lugar de echar todo el caldo desde el principio. Así que no os preocupéis, que el arroz es inteligente y os sabrá pedir lo que necesita.
  2. Dicho esto vamos a comenzar preparando nuestro caldo de pollo casero. En una olla, incorporamos un buen fondo de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente comenzamos a dorar los muslos de pollo previamente salpimentados. Cuando cambien de color, pero aún no estén muy dorados incorporamos una cebolla cortada a trozos y seguimos cocinando todo hasta que los muslos estén bien doraditos. En ese momento cubrimos de agua y dejamos que cueza todo el contenido durante 30 minutos aproximadamente.
  3. Pasado este tiempo, colamos el caldo reservando los muslos de pollo que utilizaremos en nuestro arroz y el caldo limpio por otro lado.
  4. Limpiamos las alcachofas, quitandoles las hojas más duras y cortándolas finalmente al medio. Si no estamos en temporada, siempre podéis congelarlas cuando estamos en temporada y usarlas los meses en los que no hay alcachofas. También podemos utilizar una buena conserva de alcachofa. 
  5. En nuestra cazuela de barro calentamos un buen chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente comezamos a dorar las alcachofas. Cuando estén bien doradas, incorporamos dos o tres dientes de ajo enteros y los muslos de pollo. Doramos durante un par de minutos.
  6. Ahora es el momento de incorporar el arroz. Una vez dentro de la cazuela lo sofreímos durante otro par de minutos junto con el resto de ingredientes hasta que el arroz impregnado del aceite de oliva y los jugos del resto de ingredientes pase de un color blanco a uno semitransparente.
  7. Cubrimos el arroz con nuestro caldo, que habremos mantenido caliente en un fuego auxiliar, y es el momento en que empezamos a contar 18 minutos que necesita el arroz para su cocción perfecta.
  8. De esos 18 minutos, los primeros 3 minutos cocinaremos el arroz a fuego máximo. Los 15 minutos restantes lo cocinaremos a fuego lento. Durante toda la cocción vigilaremos el caldo que tiene el arroz, y buscaremos el punto justo que nos interesa. No queremos un arroz seco donde todo el caldo ha evaporado. No queremos un arroz caldoso donde el arroz directamente no se ve a no ser que lo rebusquemos con una cuchara. Debemos buscar el punto medio, y dentro de ese punto el que más nos guste. Puede que te guste meloso pero con poco caldo (como a mi) o meloso con más caldito. Es por ello que durante la cocción vigilaremos si el arroz necesita más caldo o no.
  9. Una vez pasados los 18 minutos de cocción el arroz está listo. No necesitamos que repose, ya que si reposa demasiado el arroz seguirá absorbiendo caldo y se convertirá en un arroz seco.

-----------------------------------


¡Y aquí lo tenéis! En la foto se puede apreciar el punto de melosidad que a mi me gusta, como el caldo del arroz asoma por uno de los bordes de la cazuela. Hay quien le gusta aún con más caldo, a mi personalmente me gusta así. Con más caldo me parecería un arroz caldoso, pero como todo en esta vida depende de los gustos de cada cual. Y a ti, ¿cómo te gusta más? Cuéntamelo en los comentarios jeje. Nos vemos el lunes que viene con otra receta maravillosa de arroz, que es lo que nos gusta.

¡Hasta la semana que viene!







-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta siempre la proporción de caldo y arroz según el tipo de arroz que vas a cocinar y la variedad del grano. Ajusta las cantidades a las circunstacias, esto no es repostería, las matemáticas son solo orientativas.

- Utiliza siempre que puedas caldos caseros, pero si no tienes tiempo utiliza siempre caldos ya preparados de la máxima calidad.

- El colorante alimentario es opcional, yo lo uso habitualmente en infinidad de arroces. Si no te gusta usarlo, puedes sustituirlo por cúrcuma pero ten en cuenta que la cúrcuma aporta sabor. También puedes decidir no echarle ni cúrcuma, ni colorante y dejar que el arroz coja el color que le aportan el resto de ingredientes.

-----------------------------------


Si hay una cosa que me encanta es fusionar recetas tradicionales de la península ibérica con los arroces. El arroz es tan versátil que admite casi cualquier ingrediente por lo que no es tarea difícil hacer que encaje con recetas españolas de toda la vida, sólo hay que tener un poco de imaginación y nos saldrá un arroz estupendo.

Hoy le hacemos un guiño a la gente de Galicia y vamos a hacer un arroz de zorza. Si quieres saber más sobre este plato, en el blog tienes la receta de la zorza para que la hagas cuando quieras. De todos modos haremos un repaso para que sea más cómodo.

¡A los fogones!

-----------------------------------

INGREDIENTES

Para la zorza

500 g de lomo de cerdo 
100 ml de aceite de oliva virgen extra 
80 ml de vino blanco 
1 cucharada de pimentón agridulce 
1 cucharada de orégano 
2 dientes de ajo
Pimienta negra 


Para el arroz

180 g de arroz
Carne de la zorza ya macerada
Adobo de la zorza
Agua
Sal


-----------------------------------

ELABORACIÓN



  1. Lo primero que vamos a hacer es cortar el lomo de cerdo en pedazos tamaño bocado, y después lo meteremos en un bol con el resto de ingredientes para que macera durante por lo menos una noche. Cuanto más tiempo se pase la carne en el adobo más sabor tendrá.
  2. Ahora que ya tenemos la carne adobada vamos a hacer nuestro arroz, que veréis que es super sencillo ya que ni siquiera necesita caldo. Coceremos el arroz con agua, ya que el adobo de la carne es muy intenso y el agua lo suavizará.
  3. En una paella o sartén pondremos a calentar un poco de aceite de oliva, no demasiado porque utilizaremos también el adobo de la carne que tiene entre otras cosas aceite de oliva y vino blanco.
  4. Una vez el aceite está caliente vertemos toda la carne con su adobo y sofreimos bien ésta a conciencia. Cuando esté doradita, añadiremos el arroz y seguiremos sofriéndolo durante un par de minutos. Hasta que el arroz cambie de color a uno transparente, como el nácar.
  5. Ahora que el arroz está sofrito, cubrimos con agua. Repartimos bien el arroz y la carne por la paella y ya no la tocamos más dejándola hervir durante aproximadamente 18-20 minutos.
  6. Los primeros 5 minutos cocemos a fuego muy fuerte, y el resto a fuego bajo. Si queremos que nos salga el famoso socarrat podemos subir el fuego en los 3 últimos minutos de cocción.
  7. Una vez cocido el arroz, dejamos reposar durante 10 minutos antes de comerlo.

-----------------------------------


Es un arroz muy sabroso, gracias al adobo de la zorza. Estoy seguro de que os va a gustar, sobretodo a aquellos que ya conocen la zorza gallega y les gusta el arroz. La combinación es realmente deliciosa, pero como siempre digo: NO OS FIÉIS DE MÍ, haced este arroz en casa y comprobadlo por vosotros mismos.

¡Hasta la siguiente receta!




-----------------------------------

Consideraciones

- Asegúrate de utilizar la proporción adecuada de agua y arroz. Como he utilizado un arroz redondo normal, es usado 2 medidas de agua por cada medida de arroz, para conseguir un arroz seco.

- Este arroz no necesita caldo, el adobo de la carne ya es lo suficientemente fuerte. Podrías usar un caldo si quieres, pero yo te recomiendo que sea suave, uno de verduras sería suficiente.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer un arroz mar y montaña que le hice una vez a una amiga mía y ahora siempre me pide que se lo haga. Se trata de un arroz de presa ibérica, garbanzos y langostinos muy sabroso y que siempre triunfa en la mesa por el sabor tan rico que desprende. ¿Os apuntáis? Pues al lío...

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

150 g de arroz redondo
150 g de presa ibérica
200 g de langostinos
60 g de garbanzos cocidos
Caldo de verduras
1 tomate maduro
Aceite de oliva VE
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es pelar los langostinos, reservamos sus cabezas para hacer el caldo y los cuerpos pelados para el arroz. Sofreímos las cabezas en una olla pequeña con un fondo de aceite de oliva, cuando cambien de color cubrimos de agua e incorporamos también un par de zanahorias, 1 nabo, 1 puerro, 1 una cebolla. Dejaremos cocer durante 45 minutos, y pasado ese tiempo colaremos el caldo y lo mantendremos caliente mientras hacemos nuestro arroz.
  2. En una paella ponemos un fondo generoso de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente incorporamos la presa ibérica troceada y la sofreímos a concienca. Ahora que está bien dorada la apartamos hacia los extremos y sofreímos en el centro de la paella el tomate rallado.
  3. Cuando el tomate esté frito y su color sea oscuro, echamos el arroz y lo sofreímos bien durante un par de minutos.
  4. Una vez el arroz está sofrito, incorporamos los garbanzos cocidos, mezclamos bien y cubrimos con el caldo que debe de estar hirviendo.
  5. Ahora cocemos el arroz durante 18 minutos. Unos 3 minutos a fuego fuerte, 12 minutos a fuego lento y los últimos 3 minutos lo hacemos a fuego fuerte para que se toste y consigamos un buen socarrat.
  6. Cuando le queden tres minutos al arroz, es cuando incorporamos los langostinos pelados que repartiremos por toda la superficie.
  7. Una vez que han pasado los 18 minutos de cocción, tapamos el arroz y dejamos reposar 10 minutos antes de comerlo.

-----------------------------------

Como veis es un arroz muy sencillo de elaborar, como seña de propia de identidad no pueden faltar los garbanzos que como muchos ya sabéis es mi legumbre favorita para incorporar a los arroces. Estoy seguro de que este arroz gustará a mucha gente, pero lo mejor es que lo probéis vosotros mismos y salgáis de dudas.

¡Volveremos pronto con más arroces güenos!




-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta los tiempos de cocción del arroz para conseguir el punto perfecto.

- Puedes usar el arroz redondo que más te guste, pero siempre ten en cuenta que todos los arroces no son iguales y dependiendo del escogido necesitarás una proporción menor o mayor de caldo.

- Intenta utilizar caldos caseros que aportan mucho más sabor a tus arroces, aunque si vas con prisas siempre puedes comprar un caldo ya preparado en el supermercado. En ese caso compra siempre caldos de la máxima calidad.

-----------------------------------

Hoy os traigo uno de esos arroces sencillos con pocos ingredientes que siempre sale rico, porque yo soy de la opinión de que los arroces no necesitan de mucho ingrediente para ser espectaculares. Morcilla y coliflor, así de sencillo y contundente lo vamos a hacer. Y os aseguro que a nadie defraudará. ¿Vamos al lío?

-----------------------------------

INGREDIENTES 

150 g de arroz redondo
400 ml de caldo de verduras o de ave
150 g de morcilla
100 g de coliflor
 Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN



  1. Lo primero que vamos a hacer es poner el caldo a hervir para que esté caliente cuando lo vayamos a usar.
  2. Mientras calentamos el caldo preparamos nuestro arroz. En una paella o sartén calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente sofreimos la morcilla. A la morcilla le habremos quitado la piel y la habremos picado groseramente a cuchillo.
  3. Cogeremos pequeños ramitos de coliflor y los reservamos. Aunque también podemos picarla si queremos. A mi me gusta encontrarme trozos más grandes de la coliflor en el arroz.
  4. Cuando la morcilla esté bien sofrita incorporamos el arroz y lo sofreimos mezclandolo bien durante un par de minutos.
  5. Ahora que el arroz está sofrito incorporamos el caldo caliente y sazonamos.
  6. Por último repartimos los trozos de coliflor por toda la paella.
  7. Coceremos el arroz durante 18 minutos aproximadamente. Los primeros 5 minutos a fuego fuerte, los siguientes 10 minutos a fuego moderado y los últimos 3 minutos a fuego más intenso para conseguir el socarrat.
  8. Una vez cocido el arroz, lo tapamos y dejamos reposar 10 minutos antes de comerlo.

-----------------------------------


Y aquí lo tenemos, un arroz que aunque contundente por la presencia de la morcilla, se suaviza bastante gracias a la coliflor. Un arroz realmente delicioso.

MARIDAJE

Yo acompañaría este magnífico arroz con un vino tinto alicantino, un Tarima Hill, elaborado por Bodegas Volver situada en la localidad de Pinoso, un pueblo de Alicante con una gran tradición vitinícola. De color cereza con un ribete rubí intenso. En nariz destaca la fruta madura, frambuesas negras, arándanos, especias, notas balsámicas, así como notas florales. Sabroso en boca, equilibrado y con mucho cuerpo.




-----------------------------------

Consideraciones

- Podemos utilizar la morcilla que más nos guste. Ya sea una morcilla fresca normal, ahumada asturiana, de cebolla incluso de arroz.

- Asegúrate de respetar el tiempo de cocción y la proporción de caldo adecuadas al tipo de arroz que utilices, ya sea un arroz redondo de calidad o un arroz bomba.

- El caldo como siempre aconsejo, es mejor hacerlo en casa. Si no tienes tiempo puedes utilizar un caldo preparado del supermercado, pero asegúrate de que sea de buena calidad leyendo su tabla de ingredientes.




Hoy os traigo un arroz realmente sencillo y rico, se trata de un arroz seco en paella de pechuga de pollo y tomates secos. Un arroz muy sabroso gracias a la intensidad que nos proporcionan los tomates secos en aceite de oliva que por supuesto te enseñaré a elaborar para que puedas utilizar en esta paella y otras elaboraciones. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

150 g de arroz redondo
150 g de pechuga de pollo
7-8 tomates secos en aceite de oliva
400 ml de caldo de pollo o verduras
1 tomate maduro
1 diente de ajo
Pimienta negra molida
1/2 cucharadita de pimentón dulce
Aceite de los tomates secos
Sal

Para los tomates secos

Tomates secos
2 dientes de ajo
Romero
Tomillo
Aceite de oliva virgen extra

-----------------------------------

ELABORACIÓN

Elaboración de los tomates secos



  1. Lo primero que vamos a hacer es hervir los tomates secos durante 3 minutos en agua hirviendo. Una vez hervidos, los escurrimos bien y los introducimos en un bote de cristal.
  2. Pelamos dos dientes de ajos, los aplastamos ligeramente con la hoja del cuchillo y los introducimos también en el bote.
  3. Introducimos 1/2 cucharadita de tomillo seco y 1/2 cucharadita de romero seco en el bote. Si podemos introducir estar hierbas frescas, mejor.
  4. Cubrimos todo con aceite de oliva virgen extra y dejamos macerar en el frigorífico durante 48 horas. Una vez pasadas las 48 horas ya podemos utilizarlos.
Elaboración del arroz
  1. Llevamos a ebullición nuestro caldo de pollo o verduras, mientras cocinamos nuestro arroz.
  2. Vertemos un poco del aceite de nuestros tomates secos en el fondo de una paella. Podemos utilizar aceite de oliva virgen extra normal, pero este aceite está aromatizado con ajo, romero, tomillo y tomates secos y nos aporta un valor añadido para cocinar nuestro arroz.
  3. Empezamos dorando la pechuga de pollo, troceada y salpimentada. Cuando esté bien doradita, incorporamos nuestros tomates secos y los salteamos ligeramente durante un minutos.
  4. Hacemos un hueco en el centro de la paella y freimos bien el tomate rallado junto con el ajo picado y el pimentón dulce.
  5. Cuando el tomate esté bien oscurito y frito, incorporamos el arroz y lo rehogamos mezclándolo bien con el tomate y los jugos del resto de ingredientes. Si nos gusta darle más color al arroz en este momento podemos incorporar también colorante alimentario, pero es opcional.
  6. Una vez sofrito el arroz, cubriremos con nuestro caldo muy caliente y sazonamos.
  7. Cocemos los primeros 5 minutos a fuego fuerte, los 10 siguientes a fuego medio-bajo y los últimos tres a fuego fuerte otra vez. En total 18 minutos.
  8. Una vez absorbido todo el caldo, tapamos el arroz y dejamos reposar de 5 a 10 minutos antes de comerlo.



-----------------------------------


Y aquí lo tenemos. Un arroz tremendamente sabroso que no te dejará indiferente cuando lo pruebes. Además hemos aprendido a elaborar una conserva casera de tomates secos, que podremos usar tanto en nuestros arroces como en otros platos como ensaladas, guisos, etc. Espero que lo probéis y me contéis que os ha parecido. Volvemos el próximos lunes con más arroces.






-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta la proporción de caldo y arroz, dependiendo del tipo de arroz que utilices. Así como el tiempo de cocción y reposado para alcanzar el punto perfecto.

- Puedes terminar los últimos 10 minutos de cocción en el horno si quieres, también se consigue un punto del arroz delicioso. Ponlo a 200º C y no olvides precalentarlo antes.

- Si no quieres complicarte, puedes comprar tomates secos en aceite de oliva ya hechos. Muchos supermercados ya los venden.

-----------------------------------

Hoy os traigo otro de los arroces clásicos valencianos, o no tan clásicos porque el arroz a banda es un arroz que ha ido sufriendo modificaciones hasta alcanzar lo que hoy día se conoce como tal. El arroz a banda nace, como muchos otros platos de la gastronomía española, en los barcos de los pescadores. Como lo son el marmitako vasco o las papas con chocos gaditanas. En los barcos de estos pescadores valencianos solía hervirse pescado de morralla (de descarte) junto con unas patatas. El caldo resultante se colaba y con él se hacía un arroz. Por lo que se comía el pescado hervido junto con las patatas cocidas, y el arroz "a parte", porque eso es precisamente lo que significa "a banda". También solía acompañarse de un poco de allioli. No significa que este arroz ya no se siga cocinando así, de hecho en casa de mis padres siempre se ha hecho de la forma tradicional que os acabo de relatar, y eso que mi familia no es valenciana precisamente.

De todos modos, este arroz se ha ido modificando hasta acabar siendo un arroz más cocinado en paella. Es un arroz que se caracteriza por el uso exclusivo de pescado y marisco, normalmente pelado, desespinado y troceado. Y regado con un fumet elaborado con pescados de descarte (morralla) y ñoras. Lo curioso de este arroz, es que es facilmente confundible con el arroz del senyoret (arroz del señorito). Este último, del que ya elaboraremos más de una receta en el futuro, se caracteriza por ser un arroz en los que los ingredientes se presentan sin espinas, sin huesos, sin nada que pueda entretener al comensal en su engullimiento vivaz del arroz para pelar una gamba o deshuesar un trozo de pollo. Todos sus ingredientes se presentan limpios y en pequeños bocados para disfrutar del arroz con cuchara y sin tener que hacer uso de ningún otro cubierto.

¿Y cuál sería la diferencia entre el arroz a banda y el arroz del senyoret?

Pues básicamente en que el arroz a banda es un arroz exclusivamente hecho de marisco y pescado, y en cambio el arroz del senyoret puede ser de carne, de pescado, o mixto. Para que nos entendamos un arroz a banda es un tipo de arroz del senyoret, pero un arroz del senyoret no tiene que ser un arroz a banda. Así bien si encontramos más homogeneidad en los ingredientes que se usan para hacer un arroz a banda, es casi imposible encontrar un arroz del senyoret igual a otro. Ya que como su propio nombre indica (del Señorito), este arroz depende de los gustos del comensal para el que se prepara, y éste podría querer incorporar al arroz cualquier ingrediente que se le ocurra.

Y ahora, sin mas dilación, nos arremangamos y nos ponemos a cocinar un arroz a banda. ¡Al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

Para el caldo

1 Kg de morralla
2 ñoras secas
1 cebolla
1 patata
Sal


Para el arroz


150 g de arroz J. Sendra
400 ml de nuestro caldo
100 g de gambas
100 g de rape
100 g de sepia
Azafrán
1 cucharadita de pimentón dulce
1 diente de ajo
1 tomate maduro rallado
Aceite de oliva Virgen Extra
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN

  1. Comenzamos elaborando nuestro caldo. Colocamos todos los ingredientes dentro de una olla, cubrimos de agua, sazonamos y dejamos cocer unos 45 minutos. Una vez pasado el tiempo de cocción colamos el caldo y lo mantenemos bien caliente en el fuego mientras elaboramos nuestro arroz.
  2. Como ya os dije este es un arroz en el que todos sus ingredientes se incorporan limpios, sin espinas y sin las cáscaras de los maricos. Así que limpiaremos la sepia, el rape y las gambas libres de estos despojos, y los trocearemos. Las gambas si queréis las podéis dejar enteras aunque yo cuando son grandes las troceo también.
  3. En una paella colocamos un fondo de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente comenzamos dorando la sepia troceada y limpia. Le seguirá el rape y seguidamente las gambas.
  4. Cuando esté todo bien doradito incorporamos el tomate rallado y lo sofreímos bien junto con el pimentón, el azafrán y el diente de ajo picadito.
  5. Ahora que el tomate está bien sofrito es cuando añadimos el arroz, en este caso he utilizado un arroz de la variedad J.Sendra pero podéis usar el que más os guste incluso un arroz bomba que necesitará más caldo, aunque no coge tanto sabor como un arroz redondo de buena calidad. Sofreímos el arroz y lo mezclamos bien con el sofrito de tomate y los jugos y esencias del resto de ingredientes durante un par de minutitos.
  6. Añadimos ahora el caldo, que debe estar muy caliente. Repartimos bien el arroz, probamos de sal y corregimos si fuera necesario.
  7. Cocemos los primeros 5 minutos a fuego fuerte, después 10 minutos a fuego medio y terminamos los últimos 3 minutos a fuego fuerte otra vez. En total unos 18 minutos aproximadamente para que el arroz esté bien cocido.
  8. Tapamos nuestro arroz y dejamos reposar al menos 5 minutos más para que termine de asentarse y alcanzar el punto perfecto.
  9. Opcionalmente podemos acompañar este arroz con un poco de allioli. 

-----------------------------------


Como os podéis imaginar es un arroz con un sabor a mar espectacular, si lo acompañais con allioli ese sabor marino lo único que hará es potenciarse aún más, pero el allioli es opcional. Lo comáis como lo comáis estoy seguro de que será un arroz que disfrutaréis muchísimo.






-----------------------------------

Consideraciones

- Respetad los tiempos de cocción del arroz y la proporción del caldo según el tipo de arroz que utilicéis, para alcanzar el punto perfecto del arroz.

- No soy partidario de tirar nada a la basura, el pescado de roca (morralla) que utilizamos para elaborar nuestro arroz se puede aprovechar perfectamente para hacer otros platos como unas deliciosas croquetas de pescado (a las que os recomiendo utiliceis un poco de fumet para elaborar la bechamel), o por ejemplo un salpicón de marisco fresquito ahora que estamos en verano.

-----------------------------------

Me encanta el brocoli, puede que sea una de mis verduras favoritas y hoy lo vamos a integrar en uno de nuestros arroces y vereis lo rico que queda. Además de brocoli, vamos a hacer nuestro arroz con longaniza blanca de cerdo que le va genial. ¿Estáis preparados? ¡Pues al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

150 g de arroz redondo
Caldo de verduras
1 tomate maduro
Colorante (opcional)
150 g de Brocoli
150 g de Longaniza blanca
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es el caldo. Un caldo base de verduras que yo hago mucho es de zanahoria, puerro, cebolla, nabo y tomate. Sofrío antes las verduras en aceite de oliva y después cubro de agua y dejo hervir unos 35 minutos. Después lo colamos y tenemos nuestro caldo de verduras listo.
  2. Ahora que ya tenemos nuestro caldo vamos a colocar dos o tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra como fondo de nuestra paella o sartén. Una vez caliente el aceite, a fuego medio, empezamos sofriendo la longaniza a conciencia. Pasados 5 minutos incorporamos el brocoli y lo salteamos tambien junto con la longaniza.
  3. Apartamos hacia los extremos de la paella la longaniza y el brócoli y en el centro empezamos a cocinar el tomate rallado o triturado.
  4. Cuando el tomate cambie de color y esté bien sofrito y oscuro, añadimos el arroz y el colorante (este último opcional) y rehogamos bien durante dos minutos, mezclando bien el arroz con el tomate frito y los jugos de la longaniza y el brocoli.
  5. Pasados esos minutos, incoporamos el caldo muy caliente, repartimos bien el arroz y dejamos cocer.
  6. Debe hervir primero 5 minutos a fuego máximo, 10 minutos a fuego medio y los últimos 3 minutos subiremos el fuego para crear el socarrat. En total unos 18 minutos.
  7. Una vez el arroz haya absorbido el caldo, apagamos el fuego, tapamos el arroz y dejamos reposar unos 10 minutos aproximadamente antes de comer.

-----------------------------------

Un arroz super sencillo y sanote, que a muchos adictos al brocoli volverá locos. Recordad que el arroz es de esas comidas que te permiten combinarlo con practicamente cualquier materia prima, así que además de los arroces tradicionales que a todos nos gustan, también os recomiendo sacar el alma creativa que lleváis dentro y creeis vuestros propios arroces.







-----------------------------------

Consideraciones

- La proporción de caldo depende del tipo de arroz que utilicemos. Siendo un arroz redondo normal la proporción será la de 2 partes de caldo por cada parte de arroz. Un arroz bomba por el contrario necesitará 3 partes de agua por cada parte de arroz. De todos modos recordad que jugar con el fuego es algo fundamental. Con un fuego muy fuerte el caldo evaporará antes, con un fuego bajo el caldo no evaporará tan deprisa.

- El colorante alimentario solo da color, no da sabor. Hay quienes no lo usan porque hay estudios que dicen que contiene algun elemento que perjudica nuestra salud. Yo lo uso normalmente y sigo vivo. Si no quieres usarlo, eres libre de no hacerlo.

- Utiliza siempre un buen caldo, si tienes prisa puedes usar un caldo comercial, pero obviamente no será lo mismo aunque por supuesto es más cómodo.


-----------------------------------

Vamos con un arroz muy sencillo y rico, como a mi me gustan. Vamos a cocinar un arroz seco, de chorizo y garbanzos. El chorizo que usaremos es un chorizo de Jabugo, de Sanchez Romero Carvajal que es una delicia. El secreto de un buen arroz son siempre el sofrito, el caldo y la materia prima. No hay más. Y con la materia prima que tenemos hoy nos saldrá un arroz de infarto. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

100 g de arroz bomba
400 ml de caldo de chorizo
Garbanzos cocidos
3 hojas de laurel
1 tomate
1/2 cebolla roja
Colorante alimentario
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN



  1. Lo primero que vamos a hacer es poner a cocer el chorizo. El chorizo de jabugo para guisar es robusto y duro, así que debemos enternecerlo y aprovechar para hacernos un caldito de chorizo y laurel para hidratar nuestro arroz. Para ello ponemos a hervir agua con unas hojas de laurel y cuando comience a hervir incorporamos nuestros chorizos y dejamos que cuezan una hora a fuego medio.
  2. Una vez el chorizo esté cocido, lo retiramos del caldo y dejamos enfriar un poco antes de cortarlo en rodajas de un dedo de grosor.
  3. En una paella o sartén comenzamos sofriendo la cebolla picada en brunoise sin prisas, a fuego lento, con una pizca de sal y otra de pimienta. Cuanto más tiempo esté pochando la cebolla mejor. Pero como mínimo la dejaremos pochar media hora.
  4. Una vez pochada la cebolla añadimos el tomate rallado. Y dejamos sofreir otra media hora a fuego bajo.
  5. Incorporamos el arroz cuando esté el sofrito y lo mezclamos bien con este sofriéndolo un par de minutos. En este punto añadimos el colorante y mezclamos bien.
  6. Cuando el arroz esté sofrito, incorporamos el caldo del chorizo (colado) muy caliente. Incorporamos después las rodajas de chorizo y los garbanzos. Sazonamos y dejamos cocinar el arroz los 5 primeros minutos a fuego fuerte, después 10 minutos a fuego más bajo, y volveremos a subir el fuego los tres últimos minutos. En total 18 minutos de cocción.
  7. Una vez hecho, tapamos y dejamos reposar 5 o 10 minutos antes de comerlo.

-----------------------------------


Un arroz de intenso sabor, no apto para paladares sensibles. Arroz seco muy sabroso que te hará flipar con cada cucharada, si lo haces bien finito y dejas que agarre conseguirás un arroz con mucho socarrat crujiente como puedes aprecier en la foto. ¡Una maravilla!




-----------------------------------

Consideraciones

- Antes de preparar el arroz, no olvides preparar el caldo antes.
- Puedes usar cualquier variedad de arroz japónica, pero asegúrate de conocer antes la proporción de caldo que necesita.

-----------------------------------

De todos los arroces valencianos que existen, dejando a un lado la paella, yo creo que el arroz al horno es el que más gusta. Un arroz que solía hacerse siempre con las sobras del cocido o puchero, pero que se puede hacer perfectamente sin tener que hacer un cocido y hoy vamos a ver como. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

4 personas

300 g de arroz redondo
Garbanzos cocidos
Panceta
Costilla de cerdo
Morcilla de guisar
1 cabeza de ajos
1 patata
1 tomate
Caldo de cocido
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Colorante alimentario (opcional)

-----------------------------------

ELABORACIÓN



  1. Lo primero que vamos a hacer es sofreir bien toda la carne. Así vamos a ir sofriendo bien la costilla, la panceta y la morcilla. Cuando toda la carne esté bien dorada la vamos reservando en nuestra cazuela de barro que es donde cocinaremos el arroz.
  2. Una vez tengamos la carne bien dorada, seguimos con la patata que lavaremos, pelaremos y cortaremos en rodajas. En la misma sartén que doramos la carne, marcamos bien las rodajas por los dos lados y cuando estén bien marcadas las reservamos.
  3. Cogemos una cabeza de ajos y le hacemos una incisión al rededor de toda la cabeza pero sin llegar a partirla en dos, y la sofreimos también en la sartén para después reservarla en nuestra cazuela.
  4. Rallamos un tomate y lo sofreimos en la sartén, cuando el tomate esté frito incorporamos el arroz y lo sofreimos mezclándolo con el tomate. Cuando esté, lo trasladamos a la cazuela. Si quisieramos darle un poco de color al arroz con colorante, cuando lo estemos sofriendo podemos espolvorear un poco de colorante para que coja más colorcito. Por supuesto, el uso del colorante es opcional y no todo el mundo lo incorpora en este arroz.
  5. Ya tenemos todo sofrito, así que ahora colocaremos el arroz en la cazuela y el resto de ingredientes los iremos colocando de forma estética. La cabeza de ajos normalmente se coloca en el centro del arroz y el resto de ingredientes los colocaremos alrededor de ésta.
  6. El caldo debe estar hirviendo, así que en cuanto empecéis a dorar la carne, sería bueno que pongais el caldo a hervir y a precalentar el horno a 200º C con calor arriba y abajo.
  7. Cubrimos con el caldo bien caliente, incorporamos las rodajas de tomate y los garbanzos, sazonamos y metemos en el horno unos 20-25 minutos a 200ºC hasta que el arroz haya absorbido todo el caldo.
  8. Llegado a este punto, lo sacamos del horno, podemos dejarlo reposar tapado de 5 a 10 minutos antes de comerlo.

-----------------------------------


El arroz que os he traido hoy, es un arroz que tienes que probar aunque sólo sea una vez en la vida porque es una gozada. Yo vivo solo, y no suelo hacerlo mucho porque es un arroz muy contundente por lo que aprovecho cuando tengo invitados en casa para desquitarme. Un arroz valenciano de categoría suprema.




-----------------------------------

Consideraciones

- Precalienta el horno a 200º C en cuanto empieces a preparar el arroz, así estará caliente cuando termines con la mise en place.

- El caldo debemos incorporarlo en caliente por lo que también te aconsejo tenerlo en una olla hirviendo desde el inicio.
-----------------------------------

Hoy vamos a cocinar un arroz con aires argentinos, un arroz realmente suculento y diferente que estoy seguro que os va a encantar. Es muy sabroso a la par que sencillo y os aseguro que una vez que lo probéis, terminaréis incluyéndolo en vuestro recetario habitual de arroces. ¿Preparados? Pues manos a la obra.

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

150 g de arroz bomba
Caldo de cocido
2 chorizos criollos
1 cebolla pequeña
2 tomates pera maduros
Azafrán molido
Colorante (opcional)
Pimienta negra molida
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Para el chimichurri

1/2 cebolla tierna
1 cucharada de orégano seco
Perejil fresco
1 cucharadita de pimenton dulce
Salsa tabasco (3 o 4 gotas)
2 dientes de ajo
Vinagre blanco
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a preparar es la salsa chimichurri. Para ello comenzaremos picando la cebolla tierna en brunoise (dados pequeños) que colocaremos en un bowl una vez picada e iremos reuniendo en él, el resto de nuestros ingredientes. Una cucharada sopera de orégano seco, una cucharadita (cuchara de postre) de pimentón dulce, unas gotas de salsa tabasco (que podéis sustituir por una guindilla fresca picada), 2 dientes de ajo picaditos, un chorrito de vinagre, otro chorro generoso de aceite de oliva, un buen puñado de hojas de perejil fresco picado y la sal. Mezclamos bien y dejamos macerar en el frigorífico un par de horas.
  2. Continuamos con nuestro arroz. Calentamos un fondo de aceite de oliva en una paella y comenzamos dorando la cebolla bien picadita junto con los chorizos criollos. Cuando la cebolla esté bien pochada y los chorizos bien dorados, sacamos los chorizos, los cortamos al medio a lo largo y los reservamos.
  3. Dorada la cebolla y reservados los chorizos, incorporamos los tomates rallados y seguimos sofriendo con una pizca más de sal. Cuando el tomate esté bien frito incorporaremos el azafrán molido, el colorante (opcional) y el arroz. Rehogaremos el arroz mezclándolo bien con el sofrito durante al menos un par de minutos.
  4. En ese momentos cubrimos con el caldo. Recordad que la proporción de caldo y arroz bomba es la de 1 taza de arroz por 3 de caldo. Sazonamos de nuevo y ponemos a cocer el arroz a fuego máximo durante 5 minutos. Pasados esos cinco minutos agregamos los chorizos que habíamos reservado, y bajamos el fuego un poco para que se cocine el arroz durante 10 minutos. Terminamos subiendo el fuego de nuevo 3 minutos más y ya lo tendremos listo. En total el arroz habrá estado cociendo 18 minutos.
  5. Ahora tapamos nuestro arroz y dejamos reposar durante 10 minutos. Mientras reposa, sacamos nuestro chimichurri del frigorífico para que atempere un poco.
  6. Ya tenemos listo nuestro arroz que podremos acompañar de la salsa chimichurri a gusto de cada uno. 

-----------------------------------


Es un arroz muy sabroso, de potente sabor gracias a los chorizos criollos y potenciado aún más con nuestra salsa chimichurri. Una receta de arroz que dedico con cariño a todos mis seguidores argentinos que son bastantes y a los que tengo mucho cariño.

¡Volveremos!






-----------------------------------

Consideraciones

- Lo ideal sería utilizar guindilla fresca (ají) para hacer el chimichurri pero como no es tan fácil de encontrar, podéis solucionarlo como yo con unas gotas de tabasco. Cuantas más horas pasen de macerado de la salsa, más rica y potente estará. Si os sobra salsa es ideal para acompañar tanto carnes como pescados.

- Podéis usar un arroz redondo de calidad en lugar del arroz bomba, da igual cual uséis pero siempre tened en cuenta la proporción de caldo que admite cada uno. Para eso lo mejor es que sigais las instrucciones que suelen venir en el paquete de arroz.

-----------------------------------