Hoy vamos a hacernos unos fideos en paella que no llamaré fideua para no ofender a los mas puristas. Unos fideos con costilla de cerdo y garbanzos que están para chuparse los dedos. ¿Te animas? Pues a los fogones...

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

250 g de costilla de cerdo
150 g de fideos finos
100 g de garbanzos cocidos
1 cebolla pequeña
2 tomates pera
1/2 pimiento morrón
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra molida
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es el caldo y para ello vamos a poner un fondo de aceite de oliva en una olla y cuando esté caliente doramos la costilla junto con el puerro, con una pizca de pimienta negra molida y otra pizca de sal. Doramos bien y cuando esté bien tostada la costilla cubrimos de agua, agregamos dos hojas de laurel y dejamos cocer durante 50 minutos aproximadamente.
  2. En cuanto pasen  los 50 minutos reservamos los trozos de costilla, ya tiernos, y colamos el caldo.
  3. En una paella empezamos a elaborar un buen sofrito, para ello empezamos pochando la cebolla y el morrón en un buen fondo de aceite de oliva, con un poco de sal para que suden y se cocinen más rápido.
  4. Cuando la cebolla y el pimiento hayan pochado, añadimos los tomates rallados y seguimos sofriendo.
  5. Ahora que tenemos el sofrito listo hacemos un hueco en el centro de la paella echamos un chorrito más de aceite de oliva y en ese aceite tostamos un poco los fideos crudos. Cuando cambien de color y oscurezcan los mezclamos bien con el sofrito para que se impregnen bien con él.
  6. Cubrimos con el caldo, colocamos los trozos de costilla aleatoriamente y un buen puñado de garbanzos. Dejamos que cueza a fuego medio.
  7. El caldo lo echaremos poco a poco, según nos vayan pidiendo los fideos. Cuando los fideos estén casi listos, terminamos metiendo la paella en el horno durante 3 o 4 minutos a 200º C.

-----------------------------------


Si te gustan los fideos este plato te encantará por su intenso sabor y la textura tostadita de los fideos. Para disfrutar en familia y con amigos, o en soledad con nocturnidad y alevosía jaja. Sea como fuere, espero que la hagais en casa y me contéis que tal el resultado.






-----------------------------------

Consideraciones

- No eches todo el caldo de una vez, ve echando poco a poco y así sabrás el caldo que verdaderamente admiten los fideos.

- Recuerda que si te sobra caldo puedes congelarlo para futuros platos.

-----------------------------------

¡Nos encanta el arroz! Y precisamente uno de los arroces que más nos gustan en España es el llamado arroz a la cubana. Pero hoy, como friki del arroz, os propongo hacerlo de forma distinta a la habitual. ¡Vamos a hacer un arroz a la cubana en paella! Sí, sí no me he vuelto loco, o al menos no más de lo que ya estaba, vamos a hacerlo en paella y veréis que delicia.

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

120 g de arroz bomba
150 g de beicon a taquitos
3 dientes de ajo
100 g de patatas
1 huevo
Salsa de tomate frito casera

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es colocar un buen fondo de aceite de oliva virgen extra en nuestra paella. Cuando esté caliente, incorporamos el beicon cortado a taquitos y las patatas cortadas en cubitos. Rehogamos bien.
  2. Cuando el beicon esté bien frito y haya reducido a la mitad su tamaño y las patatas estén bien doradas es cuando incorporamos los dientes de ajo muy picados y seguimos rehogando con cuidado de que nos se nos queme el ajo.
  3. Cuando el ajo esté doradito incoporamos el arroz y lo sofreímos durante al menos un par de minutos.
  4. Ahora vamos a cubrir de agua. El agua debe estar caliente, así que o bien la ponemos a hervir justo cuando empezamos a cocinar, o bien la metemos en el microondas un par de minutos. Cubrimos y dejamos que el arroz cueza durante 18 minutos a fuego medio.
  5. Cuando el arroz haya absorbido todo el agua es que está listo. Así que tapamos y dejamos reposar 10 minutos.
  6. En esos 10 minutos aprovecharemos para freír un huevo que colocaremos en el centro de la paella en cuanto el arroz haya reposado.
  7. Por último adornamos la paella con nuestra salsa de tomate frito casera.

-----------------------------------

Un arroz a la cubana de los de toda la vida, pero hecho en paella. Al cocinarlo así, y no por separado como se ha hecho tradicionalmente, conseguimos que todos los ingredientes estén integrados y nuestro arroz tenga el triple de sabor. Os aseguro que además de ser un arroz muy vistoso, se trata de un arroz realmente delicioso que merece la pena probar.







-----------------------------------

Consideraciones

- Respeta el tiempo de cocción del arroz y su proporción de agua/caldo. Yo he utilizado arroz bomba, pero un arroz redondo normal también te sirve.

- Puedes usar agua, pero también un buen caldo para cocer el arroz. El caldo de cocido, de jamón o de verduras es un buen aliado para este arroz.

- Aprovecha cuando el arroz esté reposando para freír el huevo.


-----------------------------------

Una de mis masas favoritas es el hojaldre, es una masa deliciosas, con una textura crujiente y que produce un gustazo notar como se separa en la boca en finas hojas. Hoy vamos a hacer una sencilla receta con hojaldre. Vamos a hacer unos rolls de hojaldre rellenos de una mezcla deliciosa de espinacas y queso de cabra. ¿Os apetece? Pues vamos al lío...

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 láminas de hojaldre rectangulares
200 g de queso de cabra
100 g de mozzarella
400 g de espinacas congeladas
Semillas de chía
Huevo batido

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar el relleno mientras se descongelan nuestras dos placas de hojaldre. Para ello vamos a cocer nuestras espinacas ya sean frescas o congeladas. Una vez cocidas las vamos a turmizar junto con el queso de cabra, la mozzarella y una pizca de sal. Obteniendo así una pasta de un intenso color verde.
  2. Ahora que tenemos el relleno y las placas de hojaldre se han descongelado las estiramos ligeramente con un rodillo para que no sean tan gruesas. Las colocamos en papel de horno y con una pizca de harina para que no se nos pegue al rodillo estiramos la masa.
  3. Seguidamente con una lengua de cocina colocamos el relleno encima de cada una de las placas de hojaldre. Expandimos por todos lados una fina capa de relleno dejando uno de los extremos sin cubrir. Aproximadamente 2 cm de margen sin cubrir. Para que al enrollar el hojaldre no se nos salga el relleno.
  4. Ahora enrrollamos las dos placas como si fuera un brazo gitano, ayudándonos del papel film.
  5. Una vez enrrollados haremos unas chimeneas (agujeros) a lo largo de cada rollo como si fueran flautas.
  6. Pintamos con huevo batido y espolvoreamos unas semillas de quinoa por encima.
  7. Con el horno precalentado con calor arriba y abajo (sin ventilador), horneamos los dos rollos a 200ºC durante 20 o 25 minutos.
  8. Una vez horneado dejamos enfríar al menos durante una hora. Pasada esa hora podemos cortar cada uno de los rollos en porciones individuales, y ya estarán listos para comer.

-----------------------------------


Y aqui los tenemos, os puedo asegurar que son una pasada. Un sabor intenso gracias a la mezcla de espinacas y queso de cabra. Y el sabor tostado del hojaldre y las semillas de chía. Os van a encantar pero mejor no me hagas caso, lo mejor es que lo probéis vosotros mismo y salgáis de dudas.






-----------------------------------

Consideraciones

- No lo cortes hasta que se haya enfríado completamente o se te rompera y desmoronará.

- Puedes usar otras semillas de tu gusto: chía, sesamo, semillas de amapola, lino...

-----------------------------------

Hoy os traigo una receta inspirada en otra clásica madrileña que solía comerse en Navidad como guarnición de carnes asadas, pero que está tan rica que merece la pena usarla como base de la receta que hoy os traigo para disfrutarla. Se trata de una lombarda guisada con salchichas frescas de cerdo, manzana, piñones y arándanos rojos. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1/2 lombarda
1/2 manzana golden
30 g de piñones
40 g de arándanos rojos secos
Aceite de oliva virgen extra
Vino oloroso
Pimienta negra
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es picar nuestra lombarda, desechando el tallo y las primeras hojas. La lavamos y la ponemos a cocer en agua con sal durante 20-25 minutos.
  2. En un vaso pequeño echamos el vino oloroso y dentro del vino colocamos los arándanos rojos para que hidraten durante 10 minutos.
  3. En una sartén ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente ponemos a dorar la manzana (pelada y troceada) y las salchichas que cortaremos en trozos del tamaño de un bocado. Rehogamos bien con un poco de sal y pimienta negra.
  4. Cuando este bien dorada la carne y la manzana esté dorada y caramelizada, es cuando añadimos la lombarda ya cocida. Rehogamos todo junto durante 5 minutos.
  5. En una sarten pequeña, sin aceite y sin sal, doraremos los piñones. Una vez dorados los agregamos a la sartén con el resto de ingredientes.
  6. Añadimos el vasito de vino junto con los arándanos que ya deberían haberse hidratado. 
  7. Rehogamos hasta que el alcohol del vino evapore y en ese momento ya tenemos nuestro plato más que listo.

-----------------------------------


Y aquí la tenemos, un plato con un color precioso gracias a la lombarda. Con un toque agridulce que le va genial a la carne de cerdo de nuestras salchichas. Estoy seguro de que una vez que pruebes este plato lo incluirás en tu recetario básico.






-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes sustituir los arándanos rojos, por pasas o cualquier fruto seco de naturaleza parecida.
- Puedes no incluir las salchichas y en vez de un plato único, tener una guarnición super rica.

-----------------------------------

Que nos gusta un buen arroz, y hoy os traigo uno de los que más me gustan por su sencillez. Un arroz para carnívoros amantes del cerdo. Vamos a hacer un arroz de panceta ibérica y longaniza blanca para chuparse los dedos. Un arroz tremendamente sabroso. ¿Te apuntas?

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

150 g de arroz bomba
Caldo de verduras
100 g de panceta ibérica
150 g de longaniza de cerdo blanca
1 cebolla pequeña
2 tomates pera
1 diente de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
Aceite de oliva Virgen Extra
Colorante alimentario (opcional)
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Vamos a comenzar a sofriendo las carnes. En una paella o sartén comenzamos calentando un fondo de aceite de oliva VE y cuando esté caliente incorporamos la longaniza cortada en pequeños bocados y la panceta.
  2. Cuando esté bien marcada nuestra carne y doradita añadimos la cebolla y el ajo bien picados y lo sofreímos todo bien.
  3. Ahora que la cebolla está pochadita, incorporaremos los tomates rallados y seguimos sofriendo. Cuando el tomate esté frito incorporamos el arroz y lo mezclamos bien con el sofrito durante un par de minutos.
  4. En ese momento en que todo está bien sofrito vamos a añadir el pimentón y el colorante, siendo este último opcional. Removemos bien para que se integren.
  5. Añadimos el caldo y cubrimos bien nuestro arroz hasta llegar a los tornillos de las asas de la paella. Si no lo estamos haciendo en paella la proporción del arroz bomba, es 3 tazas de caldo por cada taza de arroz. Aunque siempre es aconsejable leer las instrucciones del fabricante.
  6. Dejamos cocer el arroz a fuego vivo durante los primeros 5 minutos, 10 minutos más a fuego medio para que se cocine el arroz correctamente, y los últimos 3 minutos a fuego vivo otra vez.
  7. Tapamos el arroz con papel de aluminio y lo dejamos reposar unos 10 minutos antes de comerlo.


-----------------------------------

¿Fácil, no? Un arroz muy sencillito de elaborar pero que está delicioso. Os aseguro que triunfará allí donde lo hagais con familia y amigos, ¡oh que narices! Para vosotros solos jaja. Volveremos la semana que viene con otro arroz de los super güenos.





-----------------------------------

Consideraciones

- Marca bien la carne, no lo hagas deprisa y corriendo. Y lo mismo con el sofrito, son las partes más importantes de cocinar un buen arroz.

- Cuando incorpores el caldo, no lo incorpores en frío. Ponlo a hervir minutos antes de empezar a cocinar el arroz.

- Respeta los tiempos de cocción del arroz, así conseguirás el punto perfecto.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer un risotto a partir de una receta gaditana de la que me considero adicto: la carne al toro. Por eso antes de hacer este delicioso y apasionante risotto te aconsejo que antes consultes la receta de la carne al toro. Con sus sobras haremos este espectacular risotto que está para chuparse los dedos.

-----------------------------------

INGREDIENTES

350 g de carne al toro con su salsa
150 g de arroz arborio
Caldo de verduras
Queso curado viejo

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. En primer lugar vamos a calentar en sartén nuestra carne al toro.



  2. Cuando esté caliente incorporamos nuestro arroz y sofreimos bien hasta que el arroz se impregne bien con la salsa.



  3. Siempre con nuestro caldo de verduras hirviendo en un fuego auxiliar comenzaremos a hidratar el arroz.



  4. Echamos un cazo de caldo, y no dejamos de remover el arroz en todo momento hasta que absorba el 80% del caldo. Cuando eso ocurra volvemos a echar un cazo de caldo y seguimos removiendo. Repetiremos esta operación hasta que el arroz esté casi en su punto.



  5. Llegado a ese punto, apagamos el fuego, añadimos el queso rallado o en lascas y removemos hasta que este se derrita.




-----------------------------------

Probablemente el risotto más facil de elaborar del mundo, claro que hay que tener la carne al toro previamente hecha. Es un risotto con un intenso sabor a este guiso gaditano que a todo el que lo prueba enamora. Además el queso curado, de sabor potente, hará que tus papilas gustativas se vuelvan locas. Es una bomba.





-----------------------------------

Consideraciones

- Recuerda que el caldo con el que hidratamos el risotto tiene que estar hirviendo durante toda la elaboración del risotto. No podemos echarle el caldo frío al arroz.

- Siempre que vayamos a mantecar o echar el queso a un risotto hay que asegurarse de que lo hemos apartado del fuego.

- Utiliza siempre arroz arborio que es el que mejor le va, pero si no puedes disponer un arroz bomba puede ser la solución.

-----------------------------------

Ya no recordaba la última vez que me había comido un flamenquín, lo que si recuerdo es que él último que probé fue el clásico cordobés relleno de jamón serrano y queso. Hoy vamos a elaborar uno diferente utilizaremos de base filetes de pechuga de pollo, y como relleno un poco de jamón cocido braseado y aguacate. ¿Suena bien? Pues sabe aún mejor, así que manos a la obra.

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 pechuga de pollo
Jamón cocido braseado en lonchas
1 Aguacate
Pan rallado
Huevo batido
Pimienta negra
Sal

-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. Lo primero que vamos a hacer es filetear nuestra pechuga de pollo, si no sabemos filetearla podemos comprar la pechuga ya fileteada o bien decirle a nuestro carnicero que nos lo haga.
  2. Extendemos un poco de papel film sobre la superficie donde vamos a trabajar. Pegado al extremo del papel más cercano a nosotros colocaremos un par de filetes de pechuga de pollo de forma contigua. Podemos hacerlo del tamaño que queramos pero recordad que después debe caberos en la sartén o freidora que utilicéis para freirlo.
  3. Sobre las pechugas de pollo extendemos un par de lonchas de jamón cocido braseado que podéis encontrar en prácticamente cualquier charcutería.
  4. Sobre el jamón braseado colocaremos el puré de aguacate, que abremos obtenido de aplastar la pulpa de un aguacate con un tenedor.
  5. Ahora salpimentamos bien la superficie para que el relleno no nos quede soso. Este paso es muy importante.
  6. Ahora ayudándonos del papel film, vamos a enrollar sobre si mismo el flamenquín. Cuando lo tengamos totalmente enrollado, vamos a retorcer los extremos del papel film como si fueran los extremos del papel de un caramelo. Y para que no se afloje volveremos a envolver el flamenquin en un poco más de papel film.
  7. Para que sea más facil empanarlo y no se desmorone, lo vamos a llevar al congelador. Lo tendremos en el congelador unos 45 min. Tiempo suficiente para que se haga más compacto pero aún no le dé tiempo a congelarse del todo.
  8. Ahora solo tenemos que desenvolverlo del papel film y empanarlo. Primero lo pasamos por pan rallado, después por huevo batido, y una vez más por pan rallado.
  9. Ahora sólo queda freirlo en abundante aceite de oliva. Conviene que el fuego esté a temperatura media para que no se nos dore muy rápido y nos quede el centro crudo. Cuando esté bien dorado lo sacamos, lo dejamos reposar 5 minutos y ya lo podremos disfrutar.

-----------------------------------


Podéis acompañarlo de lo que más os guste: ensalada, patatas fritas, etc. y una buena mayonesa casera le va de lujo. Sea como fuere, estoy seguro que lo disfrutaréis mucho cuando lo probéis. Si te animas ya sabes que puedes mandarme una foto en instagram y compartiré vuestra creación en mis Strories diarias.




-----------------------------------

Consideraciones

- Cuando enrolléis el flamenquín aseguraos de que queda bien prieto, para que no se desmonte y el relleno se salga por todos lados.

- Congelarlo un poco, es un buen truco para después empanarlo sin problemas.

-----------------------------------

Los lunes en Cositas Güenas son de arroz, y hoy os traigo un arroz muy sabroso como es un sencillo arroz con cordero que está para chuparse los dedos. Sencillo y sin florituras como deben ser los buenos arroces. ¿Vamos al lío? ¡Vamos pues!

-----------------------------------

INGREDIENTES

3 personas

800 g de carne de cordero
3 tazas de arroz bomba
9 tazas de caldo de cordero
3 tomates maduros
1 cebolla
1/2 pimiento morrón
Hojas de laurel
Romero
Aceite de oliva
Pimienta
Sal


-----------------------------------

ELABORACIÓN


  1. En primer lugar vamos a hacer nuestro caldo para el arroz. Para ello en una olla incorporamos un fondito de aceite de oliva VE y cuando esté caliente empezamos sofriendo los trozos de cordero previamente salpimentados. Cuando esté bien dorado cubrimos de agua, añadimos unas hojas de laurel y una ramita de romero fresco. Lo tendremos cociendo aproximadamente 1 hora, después colaremos el caldo y reservaremos los trozos de cordero.
  2. Ahora vamos a hacer el sofrito. para ello picamos en daditos pequeños (brunoise) tanto la cebolla, como el pimiento morrón. Los tomates lo rallaremos desechando pepitas y pieles.
  3. Colocamos un buen chorro de aceite de oliva VE en la paella y comezamos sofriendo la cebolla y el morrón bien sazonados. Cuando pochen bien añadiremos el tomare rallado y seguiremos sofriendo.
  4. En cuanto tengamos el sofrito añadimos los trozos de cordero que teníamos reservados después de hacer el caldo, y seguidamente añadimos el arroz. Mezclamos bien hasta que quede todo bien sofrito. 
  5. Ahora es cuando vamos a añadir el caldo tan rico que elaboramos, cubrimos el arroz y dejamos que cueza durante 18-20 minutos. Los primeros 5 minutos pondremos el fuego al máximos, los siguientes 10 minutos bajaremos el fuego a un punto medio para que el arroz se cocine más lentamente, y los últimos 3-5 minutos lo volveremos a subir para obtener el delicioso socarrat.
  6. Pasado este tiempo y habiendo absorbido el arroz todo el caldo, apagamos el fuego, tapamos la paella con papel de aluminio y dejamos reposar durante al menos 10 minutos antes de comerlo.

-----------------------------------


Y aquí lo tenemos un arroz de un sabor muy intenso, gracias al caldo casero que nos curramos y al inconfundible sabor del cordero. Para disfrutar con la familia y amigos, lo engulliréis como pavos de lo rico que está jaja. Un arrocito más que añadimos a nuestra ya extensa lista de arroces en el blog.

¡Volveré con más arroces!




RECUERDA QUE PUEDES SEGUIRME MÁS 
DE CERCA EN MI CUENTA DE INSTAGRAM,
¡NOS VEMOS ALLÍ!

-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes utilizar cualquier arroz redondo, pero a mi el que más me gusta es el tipo bomba. Aunque también te animo a que pruebes arroces valencianos con denominación de origen, hay muchos y todos son exquisitos.

- Respeta el tiempo de cocción del arroz para conseguir el punto perfecto del arroz.

-----------------------------------

Si hay algo fácil de cocinar, barato, delicioso, sano y realmente satisfactorio de incluir en nuestra dieta semanal es una buena escalivada. Yo soy gaditano, pero aquí los catalanes se sacaron una receta de la manga que para mi debería ser consumido a nivel mundial.


Y es que las verduras nos hacen bien. Y tenemos multitud de platos que elaborar con ellas que nos transportarán a un mundo lleno de colores y sabores intensos. Pero basta de divagar, ¡A los fogones!



-----------------------------------

INGREDIENTES

1 berenjena
1 pimiento morrón
1 cebolla
Aceite de oliva VE
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Vamos a precalentar el horno a 190º.
  2. En la bandeja del horno vamos a colocar nuestras verduras, previamente lavadas, y con ayuda de un pincel de cocina las vamos a pintar con aceite de oliva virgen extra.
  3. En cuanto el horno esté caliente vamos a introducir la bandeja con nuestras verduras y a asarlas durante 45 - 50 minutos aproximadamente.
  4. Les daremos la vuelta a nuestras verduras cuando haya transcurrido la mitad del tiempo.
  5. Una vez pasado el tiempo vamos a coger la berenjena y el pimiento y los meteremos en un bowl, dejando la cebolla al menos 10 minutos más en el horno.
  6. Tapamos el bowl donde se encuentra la berenjena y el pimiento, para que suden. Y cuando hayan templado nos será mucho más fácil pelarlos. Les quitamos la piel y vamos cortandolo con los mismos dedos en tiras. Haremos lo mismo con la cebolla en cuanto termine de asarse.
  7. Una vez peladas y cortadas, sólo nos queda colocarlas en un plato, echarles un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y sazonarlas.

-----------------------------------

Es una gozada de plato, super sano y rico. Con el que haceros esta especie de ensalada que os aseguro que está deliciosa. Ya veis lo fácil que es elaborar esta receta, así que os animo a que la probéis y me contéis como ha sido la experiencia de cocinarla y degustarla. ¡Volveremos pronto con más recetas super güenas como esta!





-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes comerla fría del frigorífico o templada. A mi me gusta templarla unos minutos a temperatura ambiente para que no esté tan fría.

- Puedes completarla igual que si fuera una ensalada, con un poco de bonito desmigado, anchoas, aceitunas, huevo duro...

- A mi me gusta comerla con pan tostado, coloco un poco de cada verdura sobre el pan tostado y me la voy zampando poco a poco y para mi es un placer inigualable.

-----------------------------------

Ayer veíamos la receta de la escalivada, que a mi personalmente me parece que deberíamos hacerla para que no nos faltase nunca, por lo sencilla que es, lo buena que está y lo sana y nutritiva que es. Y claro cuando hay escalivada en casa, la tentación de cocinar una coca de recapte está a la orden del día. Y eso es precisamente lo que vamos a hacer hoy y encima con receta de la masa de Xavier Barriga, maestro panadero donde los haya. ¡Al lío!


-----------------------------------

INGREDIENTES

Escalivada (receta)

Para la masa

250 g de harina de trigo
25 ml de aceite de oliva VE
150 ml de agua
6 g de levadura fresca
5 g de sal


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Disolvemos la levadura en el agua y la reservamos.
  2. Colocamos la harina en un bowl y empezamos a incorporar el resto de ingredientes: la sal, el aceite y el agua con la levadura disuelta.
  3. Mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea. En ese momento hacemos una bola y la metemos en un bowl limpio al que habremos espolvoreado un poco de harina. Si queréis en vez de harina podéis aceitar las paredes del bowl.
  4. Dejamos reposar la bola de masa durante una hora tapando el bowl con un trapo.
  5. Pasada la primera hora de levado, cortamos la masa en dos porciones y la estiramos con la forma que mas nos guste. Formando dos cocas. También podeis hacer una coca gigante en vez de dividir la masa en dos. Una vez formadas las cocas las pintamos con aceite de oliva, las tapamos con un paño húmedo y la dejamos reposar 90 minutos.
  6. Pasados los 90 minutos, destapamos las cocas y les ponemos por encima la escalivada. Volvemos a tapar y dejamos reposar unos 30 minutos más.
  7. Ahora sólo hay que precalentar el horno a 200º y cuando pase los 30 minutos meteremos las cocas durante 25 o 30 minutos. Hasta que la masa esté ligeramente dorada.
  8. Volvemos a pintar con un poco más de aceite de oliva y sazonamos con una sal de calidad.

-----------------------------------


¿Quien quiere un trocito? Estoy seguro de que todos, porque la pinta que tiene es espectacular, la masa es crujiente por fuera y esponjosa por dentro. Y el topping de verduras asadas no puede ser más sabroso. Espero que la hagais en casa y me contéis que tal los resultados.




-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes añadirle más cosas a tu coca. Tradicionalmente en Cataluña se le suele poner sardinas, anchoas, butifarra, morcilla. A mi como más me gusta es sólo con la escalivada porque me encanta el sabor intenso de las verduras asadas, y no quiero que otro ingrediente me lo camufle.

- Se puede comer fría, pero como más rica está es recién hecha y calentita como una pizza.
-----------------------------------

Hoy os traigo un plato de pasta, ¿a quién no le gusta la pasta, verdad? Pero la gracia de la receta de hoy es la de poder disfrutar de una boloñesa con el mismo sabor de una boloñesa de carne, pero sin carne. Cocinaremos una boloñesa donde la protagonista es la seta de cardo, una seta que yo creo que tiene un sabor peculiar y muy potente, que a mi personalmente me recuerda a la carne. ¡A los fogones!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas


200 g de tortellini

Para la boloñesa de setas

200 g de setas de cardo
100 g de zanahoria
1 cebolla roja pequeña
1/2 cucharadita de pimentón dulce
150 g de tomate triturado
100 ml de vino tinto
Aceite de oliva VE
Pimienta negra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es picar en brunoise muy fina (daditos pequeños) la cebolla, la zanahoria y las setas.
  2. En una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y comenzamos sofriendo la cebolla junto con la zanahoria, salpimentándolas al gusto.
  3. Después de 10 minutos y viendo que la cebolla y la zanahoria han pochado lo suficiente, incorporaremos las setas picadas y seguiremos rehogando durante otros 10 minutos más y las setas hayan reducido su tamaño a la mitad.
  4. Pasados los 10 minutos vamos a añadir el pimentón dulce, y al minuto añadimos el tomate triturado. Cuando el tomate haya perdido gran parte de su agua y nos quede una mezcla espesa es cuando añadimos el vino tinto. Subimos un poco el fuego para que evapore el alcohol.
  5. Corregimos de sal si fuera necesario y ya la tenemos lista.
  6. Ponemos a cocer la pasta en agua con sal. Cuando esté al dente la escurrimos y mezclamos con nuestra boloñesa.


-----------------------------------

Una boloñesa vegetal deliciosa, mucho más ligera que la de carne y de intenso sabor. Ideal para aquellos a los que les gusta cuidarse día a día, o simplemente para aquellos que quieren disfrutar de platos de toda la vida pero más ligeros.





-----------------------------------

Consideraciones

- Podéis hacer bastante y congelarla sin problemas para utilizar en otra ocasión.
- Podéis acompañarla con queso al gusto o una picada de albahaca.
- Si queréis una boloñesa picante podemos utilizar una guindilla seca durante la elaboración de nuestra boloñesa, pero no olvidéis localizarla y retirarla antes de comerla.
- Yo he utilizado tortellini, pero podéis utilizar el tipo de pasta que más os guste.

-----------------------------------

Ya apetecen platos más sencillos y fresquitos, y es que aunque el verano asome la nariz timidamente, terminará por llegar y nos inundará con su calorazo y alegría. Así que es tiempo de ensaladas nutritivas y saciantes como la que os traigo hoy.

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

350 g de garbanzos cocidos
2 medallones de queso rulo de cabra
1 tomate pera
1/2 pepino pequeño
1/2 cebolla tierna
Pimienta negra
Sal

Para la vinagreta

3 cucharadas de aceite de oliva VE
1 cucharada de vinagre blanco
30 g de hojas de albahaca fresca

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lava y enjuaga los garbanzos cocidos. Escúrrelos y reservalos en un bowl.
  2. Pela el tomate, el pepino y la cebolla tierna y después cortalos en brunoise (daditos pequeños).
  3. Salpimenta la mezcla de garbanzos y vegetales y mezclalo todo muy bien.
  4. Para la vinagreta, reúne todos los ingredientes en un vaso batidor y triturala hasta que emulsione.
  5. Aliña la ensalada con la vinagreta, y mézclala bien.
  6. Coloca los medallones de queso rulo de cabra encima y vierte una cucharada más de vinagreta por encima del queso.

-----------------------------------

Fácil y deliciosa. Como véis se prepara en cinco minutos y está tan fresquita y rica que entra sola. Además es una buena opción para aquellas personas a las que les gusta cuidarse cada día. Te cuides o no te cuides, esta ensalada mediterránea te va a gustar mucho.





-----------------------------------


Consideraciones

- Una vez aliñada puedes dejarla en el frigorífico media hora antes de comerla para que se asienten mejor los sabores. Después solo tienes que sacarla, 10 minutos antes para que temple y ponerle el queso en el último momento.

-----------------------------------

Me encanta desayunar tostadas, pero las mermeladas procesadas no me hacen mucha gracia. Así que desde que era pequeño aprendí a elaborar mermeladas caseras gracias a mi madre que las hacía muy a menudo. Lo mejor es jugar con las frutas de temporada, y teniendo en cuenta que estamos en temporada de nísperos vamos a elaborar una mermelada casera con esta maravillosa fruta. ¡Al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES

1 Kg de nísperos
600 g de azúcar blanco
Zumo de 1 limon

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es lavar, pelar y trocear nuestros nísperos. Cuando los tengamos listos los reservamos.
  2. En una olla y el fuego a nivel medio, colocamos la fruta troceada junto con el azúcar. Mezclamos bien hasta que casi no se vea la blancura del azúcar.
  3. Incorporamos el zumo de un limón. Y dejamos cocer durante 25 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue al fondo.
  4. Cuando la fruta esté bien blandita y melosa, trituramos groseramente, y dejamos cocer 5 minutos más.
  5. Y ya la tenemos lista para envasar.

-----------------------------------


Y aquí la tenéis, es una mermelada deliciosa. Con las cantidades que os he dado os saldrán aproximadamente unos dos botes pequeños como los de la foto. Al tener bastante azúcar os durará mucho tiempo en el frigorífico y fuera de él, pero auguro que os la zamparéis antes de que se eche a perder.




-----------------------------------

Consideraciones

- Para envasarla al vacío es muy sencillo. Esteriliza los botes de cristal y sus tapaderas hirviéndolos 10 minutos en una olla. Cuando termines de hacer la mermelada y estando aún caliente, llenamos los botes dejando al menos 1 centímetro sin llenar. Cerramos con las tapas y les damos la vuelta a los botes. Cuando enfríen, al darles la vuelta ya tendrán hecho el vacío.

-----------------------------------

Los lunes son de arroz en Cositas Güenas, y hoy os traigo uno que es una auténtica maravilla con un sabor de tierra y mar que os va a volver locos. Se trata de un arroz meloso, del que os enseñaré a hacer el caldo y donde la costilla de cerdo y los langostinos son los protagonistas. ¡A los fogones!

-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

1 taza de arroz bomba
4 tazas de caldo
500 g de costilla de cerdo
100 g de langostinos pelados
100 g de garbanzos cocidos
3 tomates maduros
1 cebolla dulce
1 diente de ajo
Azafrán
Colorante alimentario (opcional)
Aceite de oliva VE
Pimienta negra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar el caldo. Para ello simplemente vamos a salpimientar nuestra costilla, previamente troceada, y en una olla con un pequeño fondo de aceite de oliva VE vamos a marcar bien nuestra costilla. Cuando esté bien doradita, cubriremos bien de agua y dejaremos que hierva durante una hora. Así conseguiremos, primero que la costilla esté bien tierna y segundo nuestro caldo potente de carne. Pasada una hora, extraemos y reservamos los trozos de costilla y colamos nuestros caldo que también reservaremos para hacer nuestro arroz más adelante.
  2. En una paella o sartén, vamos a comenzar a sofreír la cebolla junto con el ajo, todo bien picadito. Cuando poche bien la cebolla añadiremos los tomates pelados y troceados (o bien rallados). Y seguiremos sofriendo hasta que el tomate se fría bien.
  3. Ahora volvemos a incorporar los trozos de costilla que habíamos hervido para enternecerla y obtener nuestro caldo.
  4. Hacemos un hueco en el fondo de la paella y tostamos en él, las hebras de azafrán.
  5. Ahora que tenemos el sofrito hecho, vamos a incorporar nuestro arroz. Lo vamos a sofreír durante un par de minutos, mezclándolo e impregnándolo bien con sofrito.
  6. Es el momento de agregar el caldo a nuestro arroz. El caldo debe estar muy caliente, así que en un fuego auxiliar deberíamos haberlo puesto a calentar. 
  7. El arroz tardará aproximadamente 20 minutos en cocinarse. Los primeros 5 minutos vamos a cocer el arroz con el fuego al máximo. Los siguientes 10 minutos bajaremos el fuego a intensidad media, para que el arroz se cocine más lentamente. Y los últimos 5 minutos iremos subiendo el fuego poco a poco hasta alcanzar el máximo. En los últimos 5 minutos también es cuando agregamos los garbanzos cocidos al arroz.
  8. Pasados los 20 minutos el arroz estará listo, como es un arroz meloso aún nos quedará algo de caldito en el arroz.
  9. Dejamos reposar el arroz 10 minutos tapado, ahora es cuando incorporamos los langostinos bien repartidos por la superficie. Con el calor residual y al estar el arroz tapado, los langostinos se cocinarán, el arroz habrá reposado y ya lo podremos comer. 

-----------------------------------


Un arroz con un sabor espectacular gracias al caldo que elaboramos antes con mimo. Meloso y sabroso, tan rico que no querrás que se acabe nunca. Espero que os haya gustado y lo pongáis en práctica para poder disfrutarlo en buena compañía.




-----------------------------------

Consideraciones

- Utiliza arroz bomba si es posible. Si utilizas arroz redondo normal la proporción de caldo sería 1 taza de arroz por 3 tazas de caldo.

- Agrega los garbanzos en los últimos 5 minutos de cocción del arroz. Ten en cuenta que los garbanzos ya están cocidos, y si los incorporamos al principio se desharían.

- Cuando el arroz esté hecho, incorporamos los langostinos antes de tapar el arroz para que repose, con el calor residual terminarán de hacer sin problemas.

-----------------------------------

Hay croquetas prácticamente de todo lo que se te ocurra. Las hay de ingredientes concretos como el pollo, el jamón ibérico, el atún... Pero también las hay de sobras de platos castizos como los chipirones en su tinta, de guiso de rabo de toro, o del puchero. Hoy os traigo otras más que añadir a nuestra colección de croquetas top: de huevos fritos con chistorra. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

INGREDIENTES 


Para la bechamel

750 ml de leche semidesnatada
3 cucharadas de harina de trigo
75 g de mantequilla
Pimienta negra
Nuez moscada
150 g de chistorra
3 huevos de gallina
Sal

Para el empanadado

Pan rallado
Huevo batido

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es sacar la carne de la chistorra de su tripa. La desmigamos bien con los dedos y la salteamos en una sartén si que haga falta aceite, la propia grasa que suelta evitara que se pegue. Una vez salteada yo te recomiendo que la desgrases a conciencia metiendola en papel absorbente de cocina, e intentando absorber la mayor parte de su grasa.
  2. Ahora tenemos dos opciones si queremos que no sean tan grasientas haremos los huevos a la plancha, y si no los haremos fritos. En cualquier caso también los pasaremos por papel absorbente para desgrasarlos un poco.
  3. Picamos bien la chistorra y los huevos, mezclándolo y reservándolo para nuestra bechamel.
  4. Ahora vamos a hacer la bechamel. Para ello derrite la mantequilla en una sartén con fondo o en una pequeña olla. Cuando esté completamente derretida y esté bien caliente añadimos la harina y comenzamos a mover con una barilla o cuchara de palo hasta obtener una pasta de color marrón.
  5. En ese momento ya podemos añadir la leche, que yo os recomiendo echar caliente y poco a poco mientras seguimos moviendola con la varilla y la bechamel vaya cuajando. Tardaréis aproximadamente 8 o 10 minutos hasta que espese.
  6. Ahora que empieza a espesar la bechamel es cuando añadimos la chistorra y los huevos picados, y seguimos removiendo mientras la bechamel cuece y agarra la textura deseada.
  7. Dejamos enfríar la bechamel, primero a temperatura ambiente y después en el frigorífico hasta que esté completamente fría y podamos trabajarla.
  8. Con la bechamel fría es más fácil de manipular, así que ahora es cuando le daremos la forma que más nos guste.
  9. Una vez dadas forma las pasamos primero por pan rallado, después por huevo batido y otra vez por pan rallado.
  10. Ahora sólo queda freírlas en abundante aceite de oliva a fuego medio-alto y freírlas hasta que estén doraditas. 

-----------------------------------


Fíjate en su cremosidad, y ese sabor tan nuestro como unos huevos con chistorra. Son una delicatessen que creo sinceramente que merece la pena probar. Así que ponte manos a la obra que verás que son fáciles y triunfarán alli donde las lleves.




-----------------------------------

Consideraciones


- Puedes sustituir la chistorra por chorizo fresco.

- Puedes hacerlas con huevos fritos o si las quieres más ligeras con huevos a la plancha.

- Cuidado con el punto de la bechamel. Si quieres unas croquetas cremosas como estas tendrás que dejar la bechamel no muy espesa, será más dificil de manipular después pero merece la pena. Si la haces muy espesa, serán fáciles de manipular pero serán un mazacote en la boca y nada cremosas.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer un plato sencillo pero muy nutritivo que bien podría servir como tapa o como entrante. Se trata de unos canelones fríos de pavo rellenos de ensaladilla de aguacate con una mayonesa de zanahoria. Suena bien, ¿no? Pues si quieres aprender a elaborarlos, toma buena nota y sigue leyendo.

-----------------------------------

INGREDIENTES

3 lonchas de pavo El Pozo Bienstar

Para la ensaladilla de aguacate

1 huevo cocido
1 aguacate
1 lata de atún
1 zanahoria pequeña
Pimientos del piquillo en conserva
Pepinillos en vinagre

Para la mayonesa

1 huevo
Aceite de girasol
Vinagre blanco
2 zanahorias cocidas
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



  1. Lo primero que vamos a hacer es pelar las zanahorias y hervirlas. Reservaremos 1/3 de éstas para la ensaladilla y 2/3 para la mayonesa.
  2. Cocemos el huevo, separamos la yema de la clara y los picamos. Utilizaremos la clara cocida para la ensaladilla y la yema como decoración.
  3. En un bowl echamos las zanahorias cocidas, picadas o machacadas, junto con las claras bien picadas.
  4. Incorporamos un par de pimientos del piquillo al bowl, muy picaditos, junto con unos cuantos pepinillos que también picaremos.
  5. Escurrimos de aceite el atún y lo incorporamos también a la mezcla bien desmigado.
  6. Pelamos y extraemos la pulpa del aguacate. Lo aplastamos bien con un tenedor y lo reunimos en el bowl con el resto de ingredientes.
  7. Echamos un chorrito de zumo de limón, pimienta negra y sazonamos al gusto. Removemos bien hasta obtener una mezcla homogenea.
  8. Extendemos una loncha de fiambre de pavo, sobre ella colocamos una cucharada de la ensaladilla extendiéndola bien. Enrrollamos y ya tendríamos un canelon.
  9. Hacemos la mayonesa de zanahoria. Para ello hacemos una mayonesa normal y corriente y cuando ligue, añadimos las zanahorias cocidas y seguimos batiendo hasta triturarlo todo bien. Si te hiciera falta un poco más de aceite de girasol para emulsionarla, utilízalo.
  10. Colocamos los canelones en un plato. Sobre ellos una cucharada de mayonesa de zanahoria y sobre la mayonesa espolvoreamos la yema de huevo cocida y picada.

-----------------------------------


Una receta super sana y nutritiva, ideal para aquellos a los que no les da miedo cuidarse cada día. Además con la gama de productos de El Pozo Bienstar tendremos acceso a productos bajos en sal y grasas que nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos, sin dejar de comer rico. Volveremos con más recetas saludables de las que os molan.




-----------------------------------

Consideraciones

- Asegúrate de que el huevo y las zanahorias estén fríos antes de mezclarlos con el resto de ingredientes.

- Al incorporar las zanahorias cocidas a la mayonesa es normal que pierda un poco de emulsión por el agua que contienen las zanahorias. Añade un poco más de aceite de girasol y sigue batiendo hasta alcanzar el grado de emulsión deseado.

- Deja reposar la ensaladilla de aguacate media hora en el frigorífico para que se asienten los sabores, así el relleno de tus canelones estará mucho más sabroso.

-----------------------------------

Hoy vamos a cocinar un risotto muy sano a la par que sabroso. Se trata de un risotto de brocoli, cúrcuma y queso de cabra. Es más sano que un risotto al uso, porque prescindiremos de la mantequilla, no incorpora más que verduras y sustituiremos el queso parmesano por uno de cabra que es menos graso. Y con todo con eso, nos quedará un risotto digno de un rey. ¿Empezamos?


-----------------------------------

INGREDIENTES

2 personas

140 g de arroz arborio
100 g de brocoli
70 g de zanahoria
1 cebolla dulce pequeña
1 litro de caldo de verduras
150 ml de vino blanco
Aceite de oliva VE
Cúrcuma
Pimienta negra
40 g de queso de cabra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


  1. Lo primero que vamos a hacer es picar la zanahoria y la cebolla en daditos muy pequeños (brunoise) y las reservamos. El brócoli lo troceamos groseramente y también lo reservamos.
  2. En una sartén vamos a calentar un poco de aceite de oliva VE y cuando esté caliente incorporamos la zanahoria salpimentada y previamente picada. Dejaremos que rehogue durante 5 minutos.
  3. En un fuego auxiliar pondremos el caldo de verduras a hervir, y tendrá que hervir todo el tiempo que dure la elaboración de nuestro risotto.
  4. Cuando la zanahoria haya rehogado 5 minutos, incorporaremos la cebolla y seguiremos rehogando hasta que ésta última cambie de color. Momento en el cual, incorporaremos también nuestro brocoli. Sazonamos nuevamente y tapamos la sartén con su tapadera para que el brócoli se cueza bien y no nos quede demasiado crudo.
  5. Ahora que nuestro sofrito de verduras está bien rehogado vamos a añadir los 140 g de arroz arborio, un poco de cúrcuma y el vino blanco. No dejamos de remover el arroz todo el tiempo.
  6. Cuando el alcohol del vino haya evaporado, comenzaremos a incorporar el caldo. Incorporaremos un poco de caldo con un cucharón y moveremos el arroz todo el tiempo hasta que el arroz absorba el caldo y nos pida más. Iremos echando caldo por cucharones hasta que el arroz esté al punto que más os guste. A mi personalmente me gusta un poquito al dente.
  7. En ese momento ya tenemos listo el risotto, gracias a que el arroz liberó el almidón al no dejar de moverlo hemos conseguido la melosidad de un risotto. Podría ser más cremoso, si lo ligasemos con mantequilla y parmesano pero en este caso lo queremos más ligero.
  8. Servido ya en un plato hondo, incorporamos el queso de cabra picado justo por encima de nuestro arroz. Ya solo queda comerlo y disfrutarlo con un buen vino blanco.


-----------------------------------


Y aquí lo tenemos. Un risotto cremoso, rico, barato y muy saludable. Os lo recomiendo para cualquier época del año y más si estás en plena operación bikini o simplemente porque te gusta cuidarte cada día. Volveremos con más recetas saludables y ricas como esta, muy pronto.




-----------------------------------

Consideraciones

- Utiliza un buen caldo de verduras, cuanto mejor sea, mejor será el resultado.

- Utiliza siempre la variedad idónea para este tipo de arroces. Para el risotto el mejor arroz es el arborio o en su defecto el carnarolli. Si no encuentras ninguno de los dos, siempre puedes usar un arroz bomba o arroz redondo pero no es lo mismo.

- Ve echando el caldo poco a poco, no lo eches todo de golpe, y remueve el arroz cada poco tiempo para que no se te pegue y además, suelte el almidón.