Hoy vamos a cocinar un plato muy clásico y delicioso. Además es tremendamente sencillo y sano. Se trata de la coliflor con patatas a la gallega. ¡Veréis que fácil y rico!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

1 coliflor 
2 patatas medianas 
2 dientes de ajo 
Pimentón dulce
Aceite de oliva virgen extra 
Sal

Calorías aproximadas: 289 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Este plato es muy sencillo y lo tendremos listo en a penas media hora. Lo primero que vamos a hacer es limpiar y sacar los floretes a nuestra coliflor desechando el tallo y sus hojas verdes. Las patatas las pelamos y las cortamos en cuartos.

Ponemos a hervir agua con sal y cuando el agua hierva introducimos nuestra coliflor y las patatas. En cuanto las patatas estén tiernas (20-25 minutos aproximadamente) las escurrimos y las reservamos. Ahora en una sartén pequeña sofreímos los ajos laminados en un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra al que podéis añadir opcionalmente un chorrito de vinagre de Jerez.

En cuanto los ajos doren un poco apagamos el fuego, y añadimos una cucharadita de pimentón dulce. Con el calor residual terminamos de rehogar todo y cuando esté bien integrada la mezcla la vertemos sobre nuestras verduras.

-----------------------------------

¿Fácil verdad? Pues está delicioso y en todas las casas debería ser una receta imprescindible que no debemos perder nunca. Continuemos con la tradición ahora que tenemos la receta.

Nos vemos en la próxima receta chicos.






Aunque no fuera gaditano, lo sería por adopción al probar sus deliciosos platos marineros. Hoy vamos a cocinar otro de los clásicos gaditanos, el menudo de chocos. Por supuesto adaptado a una cocina mucho más sana y libre de grasas. Así que siéntate y toma buena nota, que empezamos. ¡Al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

50 g de garbanzos
100 g de choco (sepia)
100 g de pimiento morrón
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
150 ml de vino fino
2 cucharadas de aceite de oliva 
1 cucharada de salsa de tomate frito (casera)
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de especias para caracoles
1 guindilla
Caldo de pescado
Sal

Calorías aproximadas: 459 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es cortar y limpiar el choco. Lo cortamos en trozos irregulares, los sofreímos, marcamos y reservamos. Ahora cortamos la cebolla bien picadita con los ajos y el morrón. En una olla vamos a poner un fondo de aceite de oliva virgen extra y empezamos a sofreír la cebolla y el morrón con los ajos. Cuando esté todo bien pochadito añadimos los garbanzos (previamente a remojo la noche antes), el tomate frito, el pimentón y el vino fino. Cuando evapore el alcohol añadimos los chocos, las especias de caracoles, y cubrimos con el caldo de pescado. Dejaremos que se hagan a fuego lento y tapados durante aproximadamente 1 hora y media hasta que los garbanzos estén tiernos.

Un guiso muy rico, y como véis fácil de hacer. Así es la cocina gaditana, sencilla y sin pretensiones, pero deliciosa y mágica.
-----------------------------------
Espero que os haya gustado la receta de hoy, si tenéis aire acondicionado en casa no tenéis por qué dejar de comer estos guisos en verano. Yo no abandono el cuchareo, ni siquiera en verano.  Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales.





-----------------------------------

Consideraciones

- Las especias de caracoles son un popurrí de especias que venden ya hecho en Cádiz y en muchas zonas de Andalucía para elaborar los caracoles. Suelen venderlas en todos los puestos de especias en los mercados centrales.

- Si no tienes a mano caldo de pescado, puedes usar simplemente agua. Aunque el caldo de pescado siempre aportará mucho sabor.

-----------------------------------


Soy un loco confeso de todos los tartares, tanto de los de pescado como de los de carne. Hoy vamos a hacer un tartar un poco diferente a lo que estamos acostumbrados. En vez de una buena pieza de solomillo de ternera usaremos cerdo ibérico, en concreto presa y además la combinaremos con la quinoa. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

100 g de presa ibérica 
1 cebolleta 
35 g de pepino encurtido
40 g de quinoa
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra molida 
Sal  

Para la emulsión:

1 yema de huevo
1 cucharadita de salsa de soja 
1/2 cucharadita de salsa Perrins
1 cucharadita de mostaza dulce
Aceite de oliva virgen extra 
Sal

Para la mayonesa de jalapeño:

1 huevo 
Jalapeños en salmuera 
Zumo de limón 
Aceite de girasol 
Sal

Calorías aproximadas: 394 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Mientras ponemos a hervir la quinoa en agua con sal hasta que se abra, vamos a ir cortando nuestra presa ibérica a cuchillo para tartar. Antes de cortar asegúrate de haberle retirado el exceso de grasa que pudiera tener nuestra pieza de carne. Una vez picada la carne la pasamos a un cuenco, vertemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, removemos con cuidado para no romper la fibra de la carne y la dejamos reposar mientras picamos en brunoise muy fina el pepino y la cebolleta.

Una vez que hemos picado todo lo reunimos todo en un mismo cuenco, junto con la quinoa ya cocida, con un poco de pimienta negra y una pizca de sal.

Ahora vamos a preparar la emulsión. En un cuenco colocamos nuestra yema de huevo y el resto de ingredientes excepto el aceite de oliva que iremos vertiendo poco a poco mientras vamos mezclando con una barilla. Cuando haya emulsionado, reunimos en el cuenco de la emulsión todos los ingredientes del tartar y mezclamos bien. Volvemos a dejar reposar la mezcla y mientras se asientan los sabores preparamos nuestra mayonesa de jalapeño.

Preparamos una mayonesa de aceite de girasol y zumo de limón y en cuanto emulsione añadimos los jalapeños al gusto y seguimos batiendo. Ahora vamos a emplatar nuestro tartar, usaremos un molde redondo en esta ocasión. Sobre la superficie de nuestro tartar adornamos con nuestra mayonesa de jalapeño ayudados por una manga.

Podéis acompañar el tartar con unas tostaditas de pan.

-----------------------------------

Y hasta aquí nuestra receta de hoy que espero que os haya gustado. Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.

¡Hasta la próxima receta!








Las ensaladas de pasta son geniales, como cualquier ensalada admiten prácticamente cualquier cosa son muy rápidas de hacer y están riquísimas. Si nunca has hecho ninguna, hoy te enseño a hacer una ensalada de pasta al uso y muy sencilla. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

200 g de pasta (espirales)
1 huevo  duro
1 lata de atún al natural
3 palitos de surimi
1 lata de aceitunas con anchoa
1 lata de maiz dulce
Mayonesa casera

Calorías aproximadas: 347 calorías / ración

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N

Hervimos la pasta en agua y sal, cuando esté cocida la pasamos por un chorro de agua fría para que no se nos pegue. Picamos el huevo cocido y los palitos de surimi. Laminamos las aceitunas y desmigamos el atún. Mezclamos todo en un bol con un par de cucharadas de mayonesa casera. No olvidéis sazonar la ensalada, muchas veces se nos olvida y una ensalada de pasta es como cualquier ensalada.

-----------------------------------


Una receta sencilla e ideal para el verano. La tenemos lista en a penas 20 minutos y nos aguantará varios días en el frigorífico. Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.

¡Hasta la próxima receta!







Tenía pulpo congelado que me había sobrado de alguna ocasión así que se me ocurrió que hoy podíamos hacer una receta cada vez más popular con él: el pulpo a la brasa. ¡A los fogones!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

Para cocer el pulpo

Pulpo
Cebolla
Clavo
Laurel

Para la guarnición

1 patata
Aceite de oliva
1 diente de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
Sal Maldon

Calorías aproximadas: 303 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero es cocer el pulpo, si lo compráis cocido podéis saltaros este paso. Si el pulpo es fresco no olvidéis congelarlo primero para romper sus fibras y así evitaremos que nos quede duro. Una vez congelado y descongelado pondremos agua a hervir sin sal. Cuando rompa a hervir metemos nuestro pulpo, una cebolla pequeña a la que le clavamos un par de clavos de olor y un par de hojas de laurel. Dejaremos que cueza durante aproximadamente durante 40 o 45 minutos, lo iremos pinchando con un palillo de madera para controlar el punto de cocción.

Una vez cocido lo reservamos. Vamos a preparar la guarnición que no podría ser otra cosa más que una patata. La patata la vamos a cocer con piel, así que no olvidéis lavarla bien previamente. Cuando este cocida la aplastamos con un plato, una vez aplastada la colocamos en una fuente de horno, le ponemos un chorrito de aceite de oliva y sal. La horneamos durante 10 minutos a 180 grados hasta que esté doradita, en ese momento la podemos sacar.

Ahora haremos el pulpo a la plancha con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y sin sal, lo sazonaremos cuando esté listo. Mientras se hace preparamos una emulsión con aceite de oliva virgen extra, pimentón dulce, y ajo asado. Meter un diente de ajo con la patata para asarlo antes de preparar la emulsión.

Y emplatamos, primero la patata, después un par de patas de pulpo braseadas y al rededor y por encima nuestra emulsión. No olvidéis sazonar el pulpo con un poco de sal maldon justo antes de empezar a comerlo.

-----------------------------------


Es un plato delicioso y muy sencillo. Y ahora en verano apetece una barbaridad este tipo de platos, así que si tenéis la oportunidad de haceros con un poco de pulpo podéis animaros a hacer esta deliciosa receta. Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.

¡Hasta la próxima receta!








Últimamente a penas tengo tiempo para cocinar así que cuando no tengo mucho tiempo suelo hacerme alguna receta que sea completa y pueda comerla durante unos días. Hoy vamos a hacer un guiso super completo con muchas verduras, hidratos, legumbres, frutos secos y proteínas. Este guiso lo tiene todo, ¿os apetece? ¡A cocinar!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

1 berenjena 
1 calabacín 
3 pimientos verdes de freír
2 tomates pera
1 puñado de tomates cherry 
1 nabo pequeño 
100 g de brocoli 
1 lata de pimientos rojos asados 
1 pechuga de pollo (250 g aprox) 
30 g de soja verde 
30 g de espelta
30 g de alubias blancas 
30 g de arroz 
3 dientes de ajo 
20 g de queso de cabra 
20 g de nueces 
1 cucharada de pasta de pimiento choricero 
1/2 cucharadita de curry
1/2 cucharadita de cúrcuma 
200 ml de vino blanco 
3 cucharadas de aceite de oliva 
Pimienta negra 
Sal

Calorías aproximadas: 334 calorías / ración

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


La noche antes debemos poner a remojo todas nuestras legumbres. Herviremos las legumbres juntas durante 25 minutos, no importan que queden un poco crudas, ya que terminarán de hacerse en nuestro guiso. Mientras cuecen, pelaremos el calabacin, la berenjena, el brocoli,  y el nabo, extraeremos las pepitas a los pimientos y picaremos todo en brunoise (dados pequeños). Lo mismo haremos con los ajos, los pimientos rojos y dos tomates.

En una sartén grande u olla vamos a ir sofriendo nuestras verduras como si hiciéramos un pisto. Empezamos sofriendo la berenjena, el calabacín, el pimiento verde, el nabo y los ajos. Cuando estén bien pochadas nuestras primeras verduras echaremos los dos tomates picados, la cucharada de pasta de pimiento choricero, un puñadito de tomates cherry, los pimientos rojos asados y las legumbres (ya cocidas). Dejaremos que sofría todo un poco más hasta que el tomate se integre bien, y mientras en otra sartén salteamos el pollo cortado en tiras.

Ahora echamos el arroz, el pollo (ya salteado), el vino blanco, la cúrcuma, el curry, sal y pimienta. Dejamos que siga haciéndose todo a fuego medio hasta que evapore el alcohol. En ese momento añadimos el queso y las nueces picadas, removemos para que se reparta todo bien y ya lo tenemos listo.

-----------------------------------

Un super guiso de pollo, verduras y legumbres que tiene la ventaja de ser espectacularmente nutritivo. Por lo que además de estar delicioso, es realmente sano. Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.

¡Hasta la próxima receta!






Es domingo, y si no has parado en todo el fin de semana te apetecen platos sencillos que no nos den mucho follón en la cocina. Las recetas de pasta son una gran opción, así que hoy vamos a preparar unos spaghetti con un pesto de brocoli y nueces. ¡A los fogones!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

80 g de sphagetti
1 ramo de brocoli
1 diente de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
3 cucharadas de queso fresco batido
Nueces
Queso Granna Padano
Pimienta negra
Sal


Calorías aproximadas: 419 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Mientras ponemos a hervir nuestra pasta en agua con sal vamos a ir preparando nuestro pesto de brocoli. Para ello limpiaremos y sacaremos los floretes del brocoli, y los pondremos a hervir. Si queréis hacerlo más rápido podéis meterlos en un bol, taparlos con papel film, perforarlo y meterlo 8 minutos en el microondas a máxima potencia.

Una vez que tenemos nuestro brocoli cocido, lo pasamos al vaso batidor y añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva, 3 cucharadas de queso fresco batido, 2 nueces, sal y pimienta. Empezamos a batir y dejamos nuestro pesto con una textura no muy pasada. Si se ven los trocitos de nueces y brocoli es que tiene la textura adecuada.

Ahora que nuestra pasta está lista, la escurrimos y la mezclamos con dos cucharadas de nuestro pesto. Lo terminamos con un poco más de nueces picadas y queso Granna Padano rallado.

-----------------------------------

Y aquí tenemos nuestro delicioso plato de pasta listo para ser devorado.  Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.

¡Hasta la próxima receta!







A veces vamos al frigorífico y a la despensa y brilla por la ausencia de ingredientes para cocinar un gran plato o el plato que nos gustaría, es domingo y hasta las tiendas de alimentación de barrio están cerradas. Hoy vamos a cocinar un "risotto del pobre", un risotto hecho con a penas 4 o 5 elementos que normalmente siempre tenemos en casa. ¿Te apuntas? ¡Pues al lío!


-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

100 gramos de arroz redondo 
1 cebolla mediana 
1 diente de ajo 
1 lata de atún al natural 
1 lata de pimientos morrones 
2 cucharadas de salsa de tomate frito 
1/2 vaso de vino blanco 
Caldo de pollo (o verduras) 
Mantequilla 
Queso Parmesano 
Aceite de oliva 
Pimienta negra 
Sal

Calorías aproximadas: 521 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Para hacer nuestro risotto del pobre necesitamos elementos muy básicos que normalmente siempre tendremos en nuestra despensa como latas de atún o de pimientos rojos, cebolla, arroz y salsa de tomate. Quizá no tengamos un buen caldo preparado pero, ¿quien no tiene avecrem en casa? Mantequilla y queso rallado suele haber en todos los frigoríficos sobretodo en el de los solteros y estudiantes. Como veis, es más que probable que tengáis el 90% de los ingredientes de nuestro risotto de hoy.

Lo primero que vamos a hacer es limpiar, pelar y picar la cebolla, el ajo y los morrones de lata. Calentamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente sofreímos nuestra cebolla y nuestro ajo salpimentados, reservando por el momento el pimiento morrón. Cuando la cebolla haya pochado, incorporamos el pimiento morrón, la lata de atún completamente desmigada y las dos cucharadas de salsa de tomate.

Rehogamos un par de minutos y añadimos el arroz y el vino blanco que también sofreiremos hasta que se impregne de todos los sabores y el alcohol del vino haya evaporado. Mientras hacemos esto debemos tener una ollita en otro de los fuegos con el caldo hirviendo. Cuando el arroz este sofrito empezamos a añadir un par de cazos de caldo y empezamos a remover nuestro arroz con una cuchara de madera. No dejaremos de moverlo y cuando el arroz absorba todo el caldo, echaremos más y seguiremos removiendo. Cuando el arroz esté casi hecho, al dente, apagamos el fuego e incorporamos una cucharadita de mantequilla y queso rallado. Removemos bien para que se derritan la mantequilla y el queso, y se integren bien en nuestro arroz.

Y ya lo tenemos perfecto, solo queda emplatar y disfrutarlo. No es un risotto de boletus y trufa jajaja, pero es un risotto sencillo, barato y una buena opción cuando no tenemos mucho con lo que cocinar en casa.


-----------------------------------

Espero que os haya gustado la receta de nuestro risotto del pobre. Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.

¡Hasta la próxima receta!







¡Hola gente güena! Hoy vamos a hacer un hummus de berenjena también conocido como Baba Ghanush o Mutabbel en la cocina libanesa. Así que no nos vamos a entretener más y vamos a ponernos manos a la obra. ¡A cocinar!


-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

1 berenjena grande
1 diente de ajo
1 cucharada de Tahín (pasta de sésamo)
1 cucharada y media de aceite de oliva
1 cucharada de zumo de limón
Pimentón dulce
Sal


Calorías aproximadas: 307 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno a 180 grados. Mientras le quitaremos el rabo a nuestra berenjena y le haremos cortes a lo largo. Entre esos cortes introduciremos un poco de aceite de oliva y cuando el horno esté caliente la hornearemos durante 30 minutos aproximadamente.

Troceamos la berenjena (podemos dejar la piel si queremos o retirala) y la incorporamos al vaso batidor troceada junto a una cucharada y media de aceite de oliva, 1 cucharada de Tahín, 1 cucharada de zumo de limón y sal. Batimos todo bien hasta obtener una pasta homogénea.

Lo adornamos con un chorro de aceite de oliva y pimentón dulce (o picante si nos gusta más). Y ya podemos degustarlo acompañado de unas tostaditas o cualquier dip.

-----------------------------------
El hummus de berenjena tiene un sabor muy interesante, hay quien dice que recuerda a las aceitunas y no andan muy desencaminados. El punto amargo de la berenjena y el ácido del limón nos transporta a mundos arábes donde los sabores y aromas intensos predominan. En algunas culturas islámicas se dice que vuelve dulce y seductoras a las mujeres que lo ingieren.

Nos vemos mañana con otra receta chicos. Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.




-----------------------------------

Consideraciones

- Una vez que lo tengas hecho deja que se reduzca su temperatura a la ambiental y los sabores serán más intensos.

- Acompáñalo de cualquier tipo de dip como unas tostaditas.

-----------------------------------


Esta es una receta cubana que a mi me encanta normalmente la suelo hacer con yuca en vez de con patata pero esta receta se puede hacer con cualquier tubérculo que nos guste, así que tomad buena nota porque está deliciosa y es muy fácil de hacer.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

2 patatas medianas
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1 lata de pimientos morrones asados
Jalapeños verdes
Aceitunas verdes sin hueso
Cilantro
Zumo de lima
Aceite de oliva
Pimienta negra
Sal

Calorías aproximadas: 533 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Esta es una receta cubana que a mi me encanta normalmente la suelo hacer con yuca en vez de con patata pero esta receta se puede hacer con cualquier tubérculo que nos guste, así que tomad buena nota porque está deliciosa y es muy fácil de hacer.

Limpiamos, pelamos y troceamos las patatas y posteriormente las ponemos a hervir en agua con sal. Mientras las patatas cuecen vamos a preparar un mojo cubano muy clásico. Cortamos la cebolla en pluma y la ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite oliva, pimienta negra y sal. Cuando dore un poco añadimos el ajo, que podemos poner entero, picado o fileteado. Lo ponemos más tarde porque siempre tendemos a sofreír siempre los ajos y estos se queman con rapidez dejando un gusto amargo a nuestras recetas.

Cuando sofría la cebolla con los ajos, desglasamos con un chorro generoso de zumo de lima. Una vez que las patatas estén cocidas, las chafamos un poco con un tenedor y las reunimos con nuestro mojo en la sartén. Además picamos el morron y fileteamos unas aceitunas verdes. Lo mezclamos todo en la sartén con el fuego medio durante un par de minutos hasta que los sabores se integren bien,


-----------------------------------


Antes de servirlo le podemos picar un poco de cilantro o perejil por encima. Es una comida rápida, rica, deliciosa y además vegetariana así que a todos gusta. Si queréis hacer el plato tradicional sólo tenéis que cambiar la patata cocida por la yuca, y podréis disfrutar de un auténtico plato cubano la "yuca con mojo".

Nos vemos mañana con otra receta chicos. Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.






Ayer por la tarde tenía ganas de "jugar" y me puse a preparar la receta de hoy. Tenía una pechuga de pollo me dispuse a rellenarla para traeros hoy un plato sencillo pero delicioso que estoy seguro de que os encantará. ¡Manos a la obra!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

1 pechuga de pollo
1 cebolla
2 dientes de ajo
3 hojas de laurel
1/2 cucharada de cúrcuma molida
1/2 cucharadita de pimentón dulce
Nueces mondadas
Queso en lonchas para fundir
Champiñones
150 ml de vino blanco
Pimienta negra
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Calorías aproximadas: 333 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es limpiar bien nuestra pechuga de pollo y filetearla. Sacaremos todos los filetes que podamos y cada uno de esos filetes los rellenaremos. Agarramos un filete y lo extendemos sobre la tabla. Sobre el extendemos un trozo de una loncha de queso para fundir y sobre ella una picada de nueces y champiñones, y salpimentamos. No pongáis demasiado relleno porque ahora vamos a hacer un rulo, y para evitar que se escape lo menos posible el relleno, lo cerraremos con palillos.

En una tartera con un chorrito de aceite de oliva marcamos las pechugas ya rellenas. Cuando estén doraditas las sacamos y las reservamos. Ahora vamos a sofreír una cebolla bien picadita con los ajos, sal y pimienta. Cuando la cebolla poche, volveremos a meter nuestras pechugas y el vino blanco. Cuando evapore el alcohol del vino, cubriremos de caldo nuestras pechugas añadiendo la cúrcuma y el pimentón y dejaremos que cueza todo durante aproximadamente 30 minutos. Pasado este tiempo retiramos las pechugas y batimos la salsa.

Retiramos los palillos y cortamos en ruedas que acompañamos con nuestra salsita.


-----------------------------------

Me encanta esta guisito tan rico, el relleno de queso, champis y nueces os volverá loco y la salsita tiene un sabor potente y delicioso como todas las salsa de cebolla. No esperéis más y poneros manos a la obra para cocinar esta delicia.

Mañana vuelvo con otra estupenda receta, ¡prometido!





-----------------------------------

Consideraciones

- Si queréis una salsa más fina, después de batirla la podéis colar. A mi personalmente me gusta sentir algunos trocitos de cebolla aún después de haberla batido.

- Podéis acompañar la carne con la guarnición que queráis. Yo me he decantado por un sencillo puré de patata y zanahoria. Si alguno está interesado en saber como se hace el puré que me escriba un comentario debajo de esta receta y con gusto se lo explico.

-----------------------------------


El otro día haciendo revisión de lo que voy guardando en el congelador me encontré con un tupper de garbanzos de algún cocido de este invierno, así que me decidí por usarlos para una ensalada fresquita con vegetales crudos y crujientes de las que a mi me gustan. ¿Nos ponemos con ella? ¡Pues al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

125 g de garbanzos cocidos
1/2 lata de atún al natural (30 g)
50 g de tomate pera
30 g de pimiento verde
30 g de pepinillos encurtidos
60 g de cebolla dulce
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1/2 cucharadita de comino
1 cucharada de zumo de limón
Jalapeños verdes en salmuera
Pimienta negra
Sal


Calorías aproximadas: 337 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Picamos los pepinillos, la cebolla, el pimiento y el tomate en brunoise (dados pequeños) y los reservamos en un bol. Usaremos garbanzos cocidos, podéis cocerlos vosotros mismos en casa o bien usar garbanzos en conserva. También le pondremos un poco de atún al natural.

Una vez reunidos todos los ingredientes en el bol procederemos a aliñar nuestra ensalada con una cucharada sopera de aceite de oliva, otra de zumo de limón, un jalapeño pequeño encurtido bien picadito, media cucharadita de comino en grano, pimienta negra molida y sal.

Removemos bien todo para que se integren todos los sabores y dejamos reposar la ensalada 10 minutos antes de comerla. Con el reposo conseguimos que se asienten sabores y se potencien. Y pasado este tiempo ya podemos disfrutar de nuestra estupenda ensalada.
-----------------------------------

Aunque a mi me gusta comer ensaladas todo el año, es innegable que ahora en verano con el calorcito apetecen el triple. Las ensaladas de legumbres son una delicia, combinadas con vegetales frescos y alguna que otra proteína son un plato completo, delicioso y saludable. Esta ensalada lo tiene todo, así que no dejéis de hacerla durante este verano aprovechando las buenas verduras de temporada como los tomates y las cebollas.

Recordad que podéis seguir todas las publicaciones del blog a través de la página de Facebook de Cositas Güenas, Instagram y Twitter. Y por supuesto no te olvides que los domingos tenemos receta en video en el canal de Youtube.

¡Mañana volveremos con más recetas!






-----------------------------------

Consideraciones

- Si tenéis la suerte de tener garbanzos de algún cocido la ensalada ganará muchísimo. El sabor de los garbanzos es espectacular. Pero si no tenéis podéis cocerlos en casa o comprarlos ya cocidos.

- Cuidado con el comino. Es bastante potente, si os pasáis os sabrá todo a comino. Sobre todo cuidado si lo usáis molido, pues es más fácil que se nos vaya la mano. Mejor ir probando hasta alcanzar el equilibrio, que echarlo todo de golpe y lamentarlo.

- Si no tenéis a mano jalapeños, podéis sustituirlos por medio diente de ajo picado. Así vuestra ensalada seguirá teniendo ese puntito picante.

-----------------------------------

¡Hola gente güena!

Hoy vamos a hacer unas patatas asadas super sencillas y deliciosas. Ideales para acompañar carnes y pescados, o simplemente para picar con unos amigos. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

2 patatas medianas
1 tomate maduro
4 dientes de ajo 
Orégano 
Tomillo
Aceite de oliva virgen extra 
Sal

Calorías aproximadas: 427 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es lavar las patatas debajo del grifo, quitándoles los restos de tierra y raíces si las tuviera. La piel la dejaremos porque cuando se asa queda crujiente y deliciosa. Así una vez lavadas las cortamos en trozos de un bocado y con forma irregular. Y las colocamos en una fuente de horno.


Ahora las vamos a condimentar les pondremos cuatro dientes de ajo con su piel enteros,porque simplemente queremos que aromaticen las patatas aunque no te preocupes que siempre hay algún amigo fanático de los ajos que se los comerá. Vamos a espolvorear orégano y tomillo a partes iguales. Un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, pimienta negra molida y sal.


Nos falta el tomate. Pero hay que tener en cuenta que la cocción de la patata es mucho más lenta que la del tomate. Por ello tenemos dos opciones, la primera es meter directamente las patatas en el horno y los últimos 20 minutos de asado incorporar el tomate y acabarlo todo junto. Yo voy a hacer otra cosa. Voy a tapar la fuente con papel film al que haré unos agujeros, y meteré la fuente en el microondas durante 8 minutos a máxima potencia. Esta cocción es mucho más rápida y lo bueno que tiene es que concentra mucho los sabores.

Hayais tomado la opción que hayáis tomado después de que las patatas estén casi hechas, vamos a incorporar el tomate.


Finalmente acabaremos de hacerlas en el horno precalentando a 180 grados hasta que el tomate y las patatas queden totalmente asados.

-----------------------------------


Y aquí las tenemos terminadas. La pinta lo dice todo y en menos de media hora las hemos cocinado. Espero que os hayan gustado mucho, si es así podéis compartir la receta en vuestras redes sociales y que las cositas güenas lleguen a más gente. Yo vuelvo mañana con otra receta nueva.

¡Hasta la próxima!





-----------------------------------

Consideraciones

- Recordad lavar bien las patatas, no sería agradable masticar tierra.
- Podéis usar los dos métodos de cocción previa de las patatas que os contaba en la receta. Otra tercera opción sería cocerlas un poco antes en agua. Usad aquella con la que os sintáis más cómodos.

-----------------------------------


¿Os acordáis de los muffins de brocoli, zanahoria y parmesano que hicimos hace tiempo? Pues hoy os traigo la versión en bizcocho.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

200 g de harina blanca 
80 g de harina integral 
Gasificante (sobre doble de mercadona) 
250 g de brocoli 
3 zanahorias pequeñas 
80 g de parmesano 
2 huevos 
185 g de leche semidesnatada 
80 g de aceite de girasol 
1 cucharadita de sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que hacemos es cocer el brocoli y lo machacamos con un tenedor. Rallamos también las zanahorias y el queso parmesano. Ahora vamos a mezclar todos los ingredientes en un bol y mezclamos bien con una cuchara de madera.

Cuando obtengamos una mezcla homogénea tapamos el bol con papel film y dejamos reposar una hora en el frigorífico.

Pasado el tiempo que reposo, pasamos la mezcla a un molde rectangular para horno.  Precalentamos el horno a 180° y cuando esté caliente metemos nuestro molde en el horno. El tiempo de horneado depende del horno pero aproximadamente lo horneamos entre 30 y 40 minutos. Pasada media hora pincharemos el bizcocho con un palillo, si éste sale limpio sin restos de masa es que ya está listo.

Le rayamos un poco más de parmesano por encima y lo gratinamos antes de terminarlo.

-----------------------------------
Me encanta este bizcocho, lo suelo hacer mucho y voy dando cuenta de él en los desayunos y las meriendas durante la semana. Tienes que probar este bizcocho vegetal, ¡te encantará!







¡Hola gente güena!

Hace tiempo que no cocinamos un plato de pasta, y como tenía un lomo de salmón en casa he pensado que hoy podríamos tirarnos a la piscina con una receta de pasta y salmón que tantas satisfacciones nos dan siempre. ¿Os animáis? Pues...

¡A cocinar!


-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

100 g de macarrones
100 g de salmón fresco


Para la bechamel

1 cucharada sopera de harina
1/2 cebolla
100 ml de vino blanco
250 ml de leche semidesnatada
Jengibre fresco
Tomillo
Pimienta negra
Aceite de oliva
Sal

Calorías aproximadas: 466 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Mientras ponemos a hervir la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante haremos nuestro salmón y la salsa bechamel. El salmón lo limpiamos bien, le quitamos la piel y la espinas que encontremos. Una vez limpio lo cortamos en trozos de un bocado, los salpimentamos y los hacemos a la plancha. Ahora que están hechos los reservamos y hacemos nuestra bechamel.

-----------------

Bechamel de tomillo y jengibre

Cortamos en una brunoise muy fina (daditos pequeños) nuestra cebolla y la sofreímos en la sartén con un poco de aceite de oliva, pimienta negra y sal. Cuando esté doradita desglasamos con el vino blanco. En cuanto evapore el alcohol del vino, incorporamos la harina y empezamos a rehogarla hasta que funda con el aceite de oliva. En ese momemto vamos agregando la leche y removiendo despacito a medida que va espesando. Cuando espese lo suficiente rayamos jengibre fresco al gusto y un poco de tomillo. Si el tomillo es fresco mejor, si no pues seco.

Corregimos de sal si fuera necesario y la mantenemos caliente al fuego hasta el momento de emplatar la pasta.

-----------------

Ahora sólo nos queda emplatar. Mezclamos los macarrones escurridos con nuestro salmón y les ponemos nuestra salsa bechamel por encima. Podéis rayarle un poco más de jengibre fresco antes de servirlo, tomillo o pimienta como más os guste.

-----------------------------------


Una pasta deliciosa y sana. El tomillo y los sabores cítricos siempre le han ido bien a nuestro amigo el salmón así que esta bechamel le viene al pelo. Os gustará mucho, estoy convencido de ello. Mañana volveremos con más recetas güenas chicos, de todos modos nos seguimos viendo por el resto de redes sociales.





-----------------------------------

Consideraciones

- Si queréis una bechamel más fina podéis batirla. A mi me gusta sentir los trocitos de cebolla y por eso no la he batido.
- Si no tenéis jengibre a mano, podéis usar rayadura de limón. Pero recordar que es la parte amarilla del limón la que da ese sabor cítrico, la parte blanca amarga así que cuidadín.
- El tomillo fresco tiene mucho más aroma y potencia, pero si no tenéis el tomillo seco es también una buena opción.
- Cuidado con la cocción del salmón, sería una pena que os quedara seco. Marcarlo dejando el centro poco hecho y con el calor de la bechamel y los macarrones se os terminará de hacer en el mismo plato.


-----------------------------------

¡Hola gente güena!

Los lunes son de arroz ya lo sabéis. Así que hoy os traigo un risotto sencillísimo pero muy rico. Lo vamos a hacer de berenjena que tiene un saborcito delicioso y único. Veréis que con muy pocos ingredientes se pueden hace arroces estupendos.

¡A cocinar!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

1 berenjena mediana
1/2 cebolla
80 g de arroz (carnaroli, arborio o redondo)
150 ml de vino blanco
400 ml de caldo de verduras (o de pollo)
Queso parmesano
Mantequilla
Aceite de oliva
Pimienta negra
Sal


Calorías aproximadas: 421 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es pelar y picar en brunoise (dados pequeños) la cebolla y la berenjena. Posteriormente calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén o tartera y comenzamos pochando nuestras verduras con un poco de sal y pimienta negra. Cuando las verduras estén pochaditas incorporamos el arroz y seguidamente el vino blanco. Rehogaremos el arroz junto con el resto de ingredientes hasta que el alcohol del vino blanco haya evaporado.

En un cazo pondremos a hervir el caldo para nuestro risotto. Recordad que el caldo debe estar hirviendo al lado todo el tiempo ya que iremos echando el caldo poco a poco sobre nuestro arroz. Cuando el alcohol del vino haya evaporado y nuestro caldo esté hirviendo echaremos un cazo de caldo ayudados por un cucharón y removeremos el arroz todo el tiempo para que libere el almidón y nuestro risotto empiece a agarrar cremosidad.

Cuando absorba todo el cucharón de caldo que echamos, volveremos a repetir la misma operación. Seguiremos echando caldo, removiendo el arroz y volviendo a hacer lo mismo hasta que nuestro arroz esté casi hecho (al dente). En ese momento apagamos el fuego y separamos la sartén del mismo.

Ahora añadimos la mantequilla (media cucharada sopera) y rallamos el queso por encima. Removemos (con el fuego apagado) hasta que se integren la mantequilla y el queso con el arroz, en ese momento ya lo tendremos listo para comer.

-----------------------------------


Un risotto sencillo, pero muy rico. A mi me encantan los risottos de verduras y este de berenjena es delicioso. Podéis comerlo como plato principal aunque también es una excelente guarnición para carnes. Espero que os haya gustado la receta de hoy, mañana volveremos con nuevas y saludables recetas de las que nos gustan.

¡Hasta mañana chicos!





-----------------------------------

Consideraciones

- El mejor arroz para risottos es el arborio o el carnaroli. Si no encontrais estas denominaciones de arroz con un buen arroz redondo de vuestra confianza os puede salir un risotto delicioso también.

- Es importante que el caldo que echamos en nuestro risotto esté hirviendo. Para ello es adecuado que al lado de la sartén donde estáis cocinando el risotto, os pongais a hervir una ollita con el caldo.

- En el momento que añadáis la mantequilla y el queso, debéis apagar el fuego. Con el calor residual que genera el arroz será suficiente para fundir la mantequilla y el queso.

-----------------------------------


Los viernes son de pizza y hoy os traigo una de mis favoritas. Una pizza de pulpo a feira con queso de tetilla muy cremosa y de un sabor espectacular.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

Para nuestro topping

Queso fresco batido
Queso de Tetilla
Queso Mozzarella
Pulpo cocido
Pimentón picante

Calorías aproximadas: 631 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



Podéis consultar la receta de la masa de pizza aquí. Una vez que le damos forma a la pizza le vamos a extender una capa de queso fresco batido. No le ponemos tomate para no perder el sabor del resto de ingredientes. La ventaja del queso fresco batido es que le da cremosidad a nuestra pizza y al tener un sabor muy suave no altera el resto el sabor del resto de ingredientes.

Extendemos despues una capa de queso de tetilla y mozzarella a partes iguales. A partir de este momento procedemos a hornear la pizza. En los últimos cinco minutos de cocción en el horno incorporamos el pulpo cortado a rodajas (previamente cocido) y dejamos que termine de hacerse la pizza.

Justo después de sacarla es cuando espolvoreamos el pimentón picante. Lo hacemos así porque si no se nos quemaría en el horno dándonos un sabor amargo que no queremos.

-----------------------------------

Y aquí la tenemos ya perfectamente horneada y deliciosa. Para los amantes del pulpo es una pizza que no les va a decepcionar. Que paséis un buen fin de semana y descubráis cientos de cositas güenas.

Hasta la próxima receta chavales.





-----------------------------------

Consideraciones

Si vemos que nuestro queso se tuesta demasiado lo taparemos con papel de aluminio, así se terminará de hacer nuestra masa sin que se nos queme el queso.

-----------------------------------


Hoy como con mi sobrino y mi madre. Y como ellos eligen el menu, me pidieron que les hiciera fideos chinos, y yo encantado. Con suerte consigo que mi sobrino abandone esa afición por los infames "yatekomo" que tanta fama tienen entre los chavales. Aunque la batalla me parece a mi que está perdida, al menos lo vamos a intentar.

¡A cocinar!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S
(3 personas)


200 g de fideos chinos
1 cebolla grande
1 berenjena
1 calabacín
2 pimientos verdes pequeños
3 zanahorias pequeñas
1 cucharada de pasta de pimiento choricero
Aceite de girasol
2 dientes de ajo
Jengibre fresco
Nuez moscada
Pimienta negra
Semillas de sésamo
Sal


Calorías aproximadas: 367 calorías / ración

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



Vamos a hacer unos fideos chinos con verduras muy fáciles de hacer y como toda pasta con verduras, sanísimos y saciantes. Lo primero es lavar, pelar y cortar toooodas las verduras en juliana, es decir, en bastones finos. Lo haremos con todas las verduras menos con los dos dientes de ajo que los laminaremos.

En un wok prefreriblemete, o en una sartén con fondo haremos nuestras verduras en aceite de girasol. No uso el aceite de oliva porque es demasiado fuerte y no queremos un pisto mediterráneo buscamos un plato de pasta y verduras pero más rollo oriental. Sofreímos primero la cebolla y la zanahoria, y cuando doren un poco echaremos el resto de verduras junto con el ajo. Si queréis que suden y pochen más rápido podéis taparlas.

Cuando hayan pochado todas las verduras, pondremos nuestros fideos a hervir siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez hervidos los fideos los integramos al wok (con el fuego bajo) y condimentamos con pimienta negra, jengibre fresco rallado, una cucharada de salsa de soja, una cucharada de semillas de sésamo, una cucharada de pasta de pimiento choricero, y una pizca de sal.

Rehogamos bien hasta que todos los sabores queden integrados, y ya los tendremos listos para servir.

-----------------------------------
A mi me encantan los platos de pasta con verduras, los mediterráneos y los orientales, me da igual. Son platos muy sabrosos, deliciosos y siempre sacian muchísimo. Además de estar cargados de vitaminas y otros nutrientes que nos aportan 6 tipos de verduras en un mismo plato.

Espero que os haya gustado esta sencilla receta. Mañana volveremos con nuevas y deliciosas recetas así que no te las pierdas.

¡Hasta mañana!





-----------------------------------

Consideraciones

- Muchos os preguntaréis por qué uso pasta de pimiento choricero. En realidad la usé porque hoy comía con mi sobrino y odia el pimiento morrón. Así que le hice una pequeña trampa. Vosotros no lo dudéis e incluid el pimiento rojo en juliana con el resto de verduras.

- Comed la pasta en el momento. Los fideos chinos son delicados y cuando se enfrían no están muy buenos recalentados. Así que es recomendable que hagais justo los que vais a comer porque como sobras no son ninguna maravilla.

-----------------------------------