Si hay algo que merece la pena hacer en casa son las masas, y la masa de pizza es una de las que más se disfrutan. Hoy vamos a hacer una pizza con topping gaditano, usando uno de los productos chiclaneros más ricos que existen: los chicharrones especiales o chiclaneros. No es más que una panceta adobada que se corta en finas lonchas y que es una auténtica delicia. Así que atentos y, ¡manos a la masa!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

Para la masa

260 g de harina
175 g de agua
15 g de aceite de oliva
3 g de levadura fresca (o 6 de levadura en polvo)
1 cucharadita de sal

Para el topping

Chicharrón de Chiclana
Pimentón Agridulce Vega Cáceres
Orégano
Salsa de tomate frito casera
Mozzarella


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


La masa

En un bol mezclamos todos los ingredientes hasta que nos quede una masa homogénea. La tapamos con papel film y dejamos que repose durante mínimo 3 horas. Pasado este tiempo la sacamos del bol y la amasamos ligeramente durante un par de minutos. Le damos forma redonda con un rodillo y ya está lista para cubrirla con nuestro topping. Si quieres ver el paso a paso de la receta en video, te lo explico todo aquí.


El topping

Para esta pizza debemos reservar el chicharrón y el pimentón para el final, ya que el primero se secaría y el segundo podría quemarse en el horno dando un sabor amargo a toda la pizza. Así que lo que vamos a hacer es hacer una pizza margarita (sin albahaca), extendemos una capa de tomate frito casero sobre nuestra masa ya estirada, espolvoreamos un poco de orégano y por último la mozzarella. Cuando la pizza esté horneada simplemente vamos a colocar nuestras lonchas de Chicharrón chiclanero, y espolvorear sobre éste nuestro pimentón agridulce Vega Cáceres.

Horneado

La meteremos en el horno precalentado a 180 grados durante aproximadamente 20 o 25 minutos. Dependiendo de lo gorda o fina que hayamos estirado la masa se hará más o menos rápida. Si veis que el topping se os dora demasiado y la masa sigue cruda podéis taparlo con papel de aluminio. Cuando la masa esté dorada y el queso se haya fundido vuestra pizza estará más que lista.

-----------------------------------


Una pizza gaditana sencilla y deliciosa que sin duda causará furor en casa. Nos vemos en la próxima receta, recordad visitar la sección de pizzas para pillar ideas cuando no sepáis de que hacerla.

¡Hasta pronto!





-----------------------------------

Consideraciones

- La masa necesita como mínimo 3 horas de fermentación, aunque podéis hacerla la noche antes y dejar que fermente toda la noche hasta la hora de comer del día siguiente. La masa os aguantará dos o tres días en el frigorífico perfectamente.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer una receta de cous cous muy sencilla, con pollo, frutos secos como las nueces y las pipas de calabaza y uno de los vinos dulces gaditanos más conocidos nacional e internacionalmente, el Pedro Ximénez.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S
3 personas

1 pechuga de pollo
2 cebollas pequeñas
25 g de pipas de calabaza (naturales)
25 g de nueces (naturales)
20 g de uvas pasas
150 ml de vino Pedro Ximenez
2 guindillas secas
1 cucharada de Ras El Hanout
Jengibre fresco
Pimienta negra molida
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Para el Cous Cous

250 g de cous cous
250 g de Agua
Aceite de oliva Virgen Extra
Perejil fresco
1 cucharada de Ras El Hanout
1 nuez de mantequilla
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Agarra el cuchillo

Vamos a empezar limpiando una pechuga de pollo y troceándola en pedazos de un bocado. Salpimentamos los trozos y los marcamos en una sartén con un chorro de aceite de oliva. Una vez sellada la carne, la retiramos de la sartén y la reservamos. Ahora vamos a picar las cebolla en brunoise (pequeños cubos), y la vamos a sofréir en el aceite donde marcamos nuestro pollo. Vamos a pocharla a fuego medio-bajo y si hiciera falta un poco más de aceite de oliva, lo incorporamos. No olvidéis sazonar la cebolla para que sude y poche más rápido.

Terminando el pollo

En una sartén sin aceite y sin sal vamos a tostar nuestras pipas de calabaza a fuego medio. Mucho cuidado porque se pueden quemar con facilidad así que no dejéis de moverlas. Si se quemasen nos darían un sabor amargo que se transmitiría a todo el plato, así que paciencia y mimo. Una vez tostadas las incorporamos a la cebolla, junto a las nueces (picadas), el pollo que habíamos reservado, las pasas (que tendrémos en agua al menos durante 15 minutos), una cucharada de Ras El Hanout (popurrí de especias de origen marroquí), rayamos un poco jengibre fresco, una pizca de pimienta negra molida, las guindillas secas y una pizca de sal.

Vamos a sofreírlo todo junto al menos durante unos dos minutos aproximadamente. Una vez que todos los ingredientes están bien integrados añadimos el Pedro Ximénez y dejamos que reduzca el alcohol. Cuando el  alcohol haya reducido ya lo tendremos listo, solo te tocará rectificar de sal si fuera necesario.

Haciendo el cous-cous

Hacer cous cous es muy fácil. Dependiendo de la marca de cous cous que compremos las recomendaciones para cocerlo podrían variar pero por lo general el cous cous se cuece de la siguiente manera. En una olla o cazo vamos a poner el mismo peso de agua que el peso de cous cous. Como nosotros usaremos 250 gramos de cous cous, utilizaremos 250 gramos de agua. Ponemos el agua a hervir junto con una cucharada de Ras El Hanout, una pizca de sal y un chorro de aceite de oliva. En cuanto veamos que la mezcla hierve, apagaremos el fuego y repartiremos bien el cous cous. Lo dejamos tapado 2 minutos (ni más, ni menos) y el cous cous estará cocido. Añadimos el perejil picado y una nuez de mantequilla mientras el cous cous aún está caliente. Vamos mezclando poco a poco con un tenedor para que no se apelmace y se hagan pelotas de pasta.

Emplatamos...

Ya lo tenemos todo listo así que sobre nuestro plato sólo tenemos que poner nuestra base de cous cous y sobre este, nuestro guiso de pollo.

-----------------------------------


Una receta de cous cous muy rica y de fácil elaboración, con un aroma único y un saborcito agridulce que te hará salivar de placer como si no hubiera un mañana.

¡Nos vemos en la próxima receta!




-----------------------------------

Consideraciones

- El Ras El Hanout es un popurrí de especias marroquíes cada vez más popular en nuestras cocinas por lo que no te será dificil encontrarlo: en puestos de especias del mercado central de tu ciudad, algunos supermercados, tiendas gourmet, tiendas online...

- La pasta siempre se cuece en agua y sal, nunca con aceite, a excepción del cous cous. Cuando cueces pasta usas mucha agua y si echases aceite este se quedaría flotando arriba sin entrar en contacto con la pasta por lo que es absurdo utilizar aceite. En el caso del cous cous es distinto porque este absorbe todo el agua de la cocción y el aceite que queda sirve para ayudar a que no se apelmace y se hagan grumos y pelotas de cous cous.

- Las uvas pasas las hidrataremos en un vaso de agua durante al menos 15 minutos antes de cocinar con ellas. Si no las hidratásemos podrían quedar un poco duras.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer uno de los platos más famosos de la cocina gaditana, ideales para el verano, aunque en Cádiz se comen todo el año siendo una de las tapas más clásicas en bares y tascas. 

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

3 patatas medianas (monalisa)
1 cebolleta
Perejil fresco
Bonito en aceite de oliva
Vinagre blanco
Aceite de oliva virgen extra
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



Las auténticas papas aliñás

Una cosa hay que tener en cuenta con las papas aliñás gaditanas, y es que cada día más la receta original se va perdiendo y se le van añadiendo ingredientes que en sus orígenes no llevaban. Esto se debe a que las madres y abuelas gaditanas picaban más verduras como el tomate y el pimiento, y el huevo duro, además de el atún en aceite para conseguir un plato más completo en casa.

Las verdaderas y genuínas papas aliñás se hacen sólo con la patata, cebolla o cebolleta, perejil fresco picado, aceite de oliva, vinagre y sal. Incluso el atún, la caballa y el bonito son ingredientes que se le han añadido con el tiempo.

La receta gaditana más sencilla

Hoy os voy a enseñar a hacer unas papas aliñás de lo más clásicas que acompañaremos con un tronco de bonito en aceite de oliva. Para empezar con nuestras papas lo que vamos a hacer es lavarlas bajo el grifo, y sin pelarlas las pondremos a hervir en agua y sin sal. Cuando estén tiernas las sacaremos y aprovecharemos para pelarlas mientras están calientes.

Ya tenemos nuestras patatas cocidas, ahora simplemente las vamos a meter en un bol, y les vamos a picar unas hojas de perejil fresco y una cebolleta que cortaremos en trozos irregulares. Ahora sólo nos queda aliñarlas igual que haríamos con una ensalada con aceite de oliva virgen extra, vinagre blanco, y sal.

Aportando un poco de proteína

Nuestras papas aliñás ya estarían hechas. De hecho tal y como están ahora con una cervecita entran de lujo. Pero vamos a repartir un tronco de bonito en aceite por encima de nuestras papas para tener un plato delicioso y completo.
-----------------------------------


No sé si que me gusten tanto las papas aliñás va incluido en el ADN gaditano, pero el caso es que me gusta mucho este plato. Y ahora en verano es cuando más me apetecen, es un plato sano, en absoluto pesado y muy fresco. Así que ya sabéis, ¡a papear!




-----------------------------------

Consideraciones

- No cuezas las patatas sin piel. Lo único que conseguirás es que la patata absorba agua y quede un tanto harinosa

-----------------------------------


Menuda delicia es el rabo de toro en todas sus fomas. Hoy os traigo una receta de rabo que os causará auténtica adicción. Así que estad atentos y tomad buena nota de la receta.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

1 rabo de toro (o ternera)
1 vaso de Vino de Jerez
2 cebollas medianas
2 dientes de ajo
1 puerro
3 o 4 zanahorias
1 pimiento verde
1 nabo
1 patata mediana
1 puñado de guisantes
Pimienta negra
3 hojas de laurel
Perejil
Aceite de oliva virgen extra
Agua
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Picando verduras

Lo primero que vamos a hacer es picar en brunoise (en pequeños cubitos) las cebollas, el puerro, el pimiento verde y el nabo, y una vez picadas las reservamos. También picaremos los dientes de ajo, el perejil, y cortaremos las zanahorias en rodajas.

Empezando con un buen fondo

En una olla ponemos un dedo de aceite de oliva virgen extra y comenzamos a sofreír las cebollas, el ajo, el puerro las zanahorias, el pimiento y el nabo. Justo antes de que empiecen a dorarse, añadimos el rabo. Si el rabo lo compramos entero, tendremos que cortarlo buscando con el dedo la intersección entre cada vértebra y hacer el corte justo ahí. Lo marcamos bien por todos lados, y una vez sellado añadimos la pimienta, el laurel, el perejil picado, la sal y el vino de Jerez. Seguimos sofriendo hasta que se evapore el alcohol, y es en ese punto cuando cubrimos con agua.

Cocción con mimo

Vamos a dejar el rabo cociendo a fuego medio hasta que esté bien tierno. Esto nos tomará unas tres horas aproximadamente, pero no hay prisa. Incluso podríais bajar más el fuego y tenerlo varias horas más. Cuanto más lenta sea la cocción mejor será el resultado, ya que el rabo se confitaría lentamente y sería pura miel en la boca. Cuando al rabo le queden aproximadamente 15 minutos añadimos el puñado de guisantes, y cuando pasen esos 15 minutos ya lo tendremos listo.

Ultimando detalles

Vamos a separar el rabo de las verduras, lo vamos a deshuesar. Lo haremos con los dedos (no olvides lavarte las manos) y lo haremos mientras aún está caliente. El rabo quema, pero paciencia porque es la forma más fácil de desprender la carne del hueso. Si esperáis a que se enfríe la tarea de deshuesarlo puede convertirse en un trabajo infernal. Una vez deshuesado lo reservamos. Vamos a pelar y lavar una patata mediana,  La cortaremos en lonchas finas ya sea a cuchillo o usando una mandolina, y después cortaremos las lonchas de patata en bastones finitos también, ya que después la freiremos para conseguir una guarnición simpática de patatas paja. Para freírlas hacedlo a fuego medio porque si no se quemarán y quedarán crudas por dentro. Empezad friéndolas a fuego suave y en el ultimo minuto a fuego vivo. Por ultimo todo el fondo de verduras que nos quedó en la olla lo batiremos para hacer la salsa. Una vez batida la colaremos para obtener una salsa aún más fina.

Emplatando nuestro rabo

Finalmente emplatamos meteremos nuestro rabo en un aro de metal alto y estrecho para conseguir apilarlo en forma de timbal a un lado del plato. Alrededor del timbal colocaremos nuestras patatas en forma de nido. Y finalmente salseamos al otro lado del plato. Puedes picarle un poco de perejil por encima del timbal de rabo.

-----------------------------------


Y aquí lo tenéis. ¡Un plato para disfrutar como un enano! Ya me contaréis que tal si os animáis a probarlo. Pero ya os aseguro de que esta receta quien la prueba, no se decepciona. ¡Una auténtica orgía gastronómica!




-----------------------------------

Consideraciones

- Deshuesa el rabo mientras aún está caliente y te será mucho más fácil. Si te quemas, ¡sopla! No servirá para nada, pero lo mismo hasta te sientes mejor jajaja.
- Cuando frías las patatas paja, empieza con una temperatura suave y ve subiéndola a medida que las patatas se cocinen.
- Puedes presentarlo de forma más rústica. Simplemente no deshueses el rabo, sírvelo entero con unas patatas fritas y la menestra sin convertir en salsa. Está igual de bueno.

-----------------------------------

Hoy vamos a hacer una empanada de pollo asado, con un sofrito de cebolla, pasas y piñones de nuestros amigos de Cebalovers, una pequeña empresa con sede en Barcelona que acaba de empezar a distribuir algo único y pionero, que prácticamente no se encuentra en ningún supermercado: sofritos de cebolla naturales y ecológicos, sin conservantes, ni potenciadores de sabor, ni un sólo químico. Sólo ingredientes naturales como los que usamos en casa y mucho cariño. ¡Al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

2 muslos de pollo
Aceite de oliva
Orégano
2 dientes de ajo
1 bote de sofrito de cebolla, pasas y piñones de Cebalovers

Para la masa

1 vaso de aceite de oliva
1 vaso de vino blanco
Harina blanca de trigo
1/2 cucharadita de sal fina
1 huevo
-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Asando el pollo

Vamos a empezar haciendo nuestro pollo asado. Vamos a hacer un pollo asado basico para después utilizarlo como parte del relleno de nuestra empanada. Podrías cocer una pechuga de pollo y después separarla en hebras y aunque nuestra empanada estaría rica, el pollo no tendría tanto sabor. Así que vamos a machacar los dientes de ajo y a embadurnar nuestros muslos de pollo junto con orégano que espolvoreamos por encima y un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra. Los metemos en el horno precalentado a 180º hasta que nuestro pollo esté listo, aproximadamente en 35-40 minutos. Una vez asado nuestro pollo, separamos su carne en hilos o hebras y lo reservamos.

Preparando la masa

Os voy a enseñar a preparar esta masa de aceite de oliva y vino blanco deliciosa y super fácil que podéis usarla para empanadas o por ejemplo para quiches. En un bol mezclamos vino blanco y aceite de oliva a partes iguales, y con ayuda de una barilla y a mano vamos a emulsionar la mezcla. Una vez coja un mínimo de textura vamos a añadir la sal e iremos poco a poco echando la harina. Vamos echando harina y mezclando todo bien, cuando veamos que la masa no se pega excesivamente a nuestras manos ya la tendremos lista y no hará falta seguir echando harina. La dejamos reposar media horita a temperatura ambiente antes de seguir. El tiempo que tarde en asarse el pollo es el tiempo perfecto para el reposo de la masa.

Montando la empanada

Ahora que tenemos el pollo en hebras y la masa lista, vamos a estirar a separar la masa en dos mitades. Estiraremos las dos con ayuda de un rodillo, dándole la forma que más nos guste. Sobre una de las mitades ya estirada y que será la base de la empanada extendemos todo nuestro sofrito de Cebalovers. En el caso de que no utilicéis este maravilloso sofrito tocará hacerlo nosotros. Simplemente pocha una cebolla grande cortada en juliana en aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal para que sude, y cuando esté casi a punto añadimos una cucharada de piñones tostados y otra de pasas. Una vez extendida la capa de cebolla, repartiremos el pollo encima de este. Tapamos con la otra parte de la masa, cerramos bien los bordes y hacemos un agujero en la parte de arriba que sirva como chimenea y nuestra empanada no se infle durante el horneado. Precalentamos el horno a 180º y justo antes de introducir nuestra empanada en el horno la pintaremos con huevo batido. Cuando la empanada esté doradita, la sacaremos del horno y dejaremos que se enfríe un poco antes de comerla.


-----------------------------------

Una empanada muy rica. La verdad es que los sofritos de Cebalovers son los mejores para usar en casa cuando vas con prisas. Son autenticamente caseros, sin esos sabores ácidos y rarunos que tienen los preparados que encontramos en el supermercado, Así que yo os los recomiendo y mucho.




-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes hacer el sofrito de cebolla tu mismo.
- Importante dejar reposar la masa al menos media hora antes de estirarla y rellenarla.
- Puedes utilizar pechuga de pollo cocida, pero no tendrá tanto sabor como un pollo asado.
- Si quieres una masa un poco más suave de sabor puedes utilizar mitad aceite de oliva y mitad aceite de girasol.

-----------------------------------



¡Que delicia es una tapa de ensaladilla rusa! Pero hoy vamos a hacer una un poco diferente, cambiaremos la patata por arroz y junto con otros ingredientes que en seguida os contaré nos haremos una ensaladilla diferente, pero muy rica.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S
3 personas


250 g de arroz redondo
2 latas de atún en aceite de oliva
1 lata de aceitunas negras deshuesadas
80 g de beicon 
1 lata pequeña de maíz dulce
8 palitos de surimi
50 g de queso Feta
1 diente de ajo
Aceite de oliva
Agua
Sal

Para la mayonesa

2 huevos
Aceite de girasol
Zumo de limón
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


El concepto de ensaladilla rusa es simple. Un hidrato, tradicionalmente la patata cocida, aliñada con mayonesa y otros tantos ingredientes. Vamos a hacer exactamente eso pero sustituiremos la patata por arroz. Sencillo, ¿no? ¡Pues al lío!

Preparando el arroz

En una tartera ponemos un chorro de aceite de oliva virgen extra y doramos nuestro diente de ajo. Cuando el diente de ajo esté doradito, añadimos nuestro arroz y lo nacamos. Nacar un arroz es simplemente rehogarlo hasta que se impregna con el aceite y los jugos de un sofrito hasta que se vuelve semitransparente con un color parecido al nácar. Como os decía lo llevamos a hasta ese punto y cuando estemos en el incorporamos el doble de tazas de agua, que las tazas de arroz que usamos. Es decir, si hemos usado 3 tazas de arroz, usaremos 6 de agua. Una vez incorporada el agua lo dejamos cocer a fuego medio y tapado hasta que absorba el agua. Cuando lo tengamos hecho lo extendemos sobre una bandeja y dejamos que repose y se enfríe.

Picando el resto de ingredientes

Mientras el arroz enfría, vamos a ir picando todos nuestros ingredientes reservándolos en un bol. Empezamos, por ejemplo, cortando en rodajas las aceitunas negras. Le seguirán los palitos de surimi que cortamos en cubitos pequeños, al igual que el queso Feta. El beicon lo cortamos también en cubitos o tiritas, y lo metemos en el microondas a maxima potencia durante un minuto, parándolo a mitad de tiempo para mover los trocitos para que se cocine bien. Muy importante retirar todo el sebo que suelta el beicon antes de incorporarlo al bol con el resto de ingredientes. Ahora que tenemos en el bol las aceitunas, el surimi, el queso y el beicon incorporaremos las dos latas de atún previamente escurridas de su aceite y desmigadas, junto con el maiz (también escurrido).

Mezclando con la mayonesa

Ya tenemos todo, ahora vamos a hacer una sencilla mayonesa con aceite de girasol y zumo de limón. Echamos 2-3 cucharadas soperas de mayonesa a los ingredientes que tenemos en el bol y mezclamos todo muy bien hasta que todos los ingredientes queden impregnados.

Ahora que el arroz ya habrá enfríado es cuando lo mezclamos con el resto de ingredientes. Lo mezclaremos bien con más mayonesa, pero la echaremos poco a poco hasta que nuestra ensaladilla quede jugosa pero sin encharcar de mayonesa. Es importante no pasarse con la mayonesa, es mejor que tenga poca y corregirla después en el plato a que tenga demasiada y además de ser incomible no podremos corregirla.

Emplatamos y podemos ponerle un poco de cebollino picado y unas semillas de sésamo tostadas.

-----------------------------------


Una ensaladilla de arroz realmente deliciosa y sabrosa. No olvides dejarla en la nevera al menos un par de horas antes de comerla para disfrutarla fresquita. Si tienes alguna duda, déjame un comentario y te responderé a la velocidad del rayo jaja.

¡Hasta la próxima receta!




-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes usar un arroz largo o arroz basmati para hacer esta receta, pero aunque son arroces recomendados para ensaladas, te diré que la textura que le da el arroz redondo no se la da ninguno de esos arroces de variedad índica. Lo mejor es que hagas pruebas y elijas el que más te guste.

- Es importante no pasarse con la mayonesa. Debe quedarte una ensaladilla jugosa pero un exceso de mayonesa sólo la estropearía. Fíjate en la foto para apreciar el punto perfecto.

- Puedes comerla templada y recién hecha, pero no olvides que es igual a una ensaladilla rusa. Fresquita y con una cerveza en mano, es la aliada perfecta en verano.

-----------------------------------


Hoy os traigo una receta de pulpo que gustó mucho cuando la publiqué en mi instagram. Se trata de una receta sencilla y sabrosa de fácil elaboración que causará furor en vuestra mesas. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

Para el pulpo

1 pulpo
Aceite de oliva virgen extra
1 cebolla
3 clavos (especia)
3 hojas de laurel
2 dientes de ajo
Agua
Sal maldon

Para la parmentier

3 o 4 patatas
200 ml de leche de vaca (entera)
1/2 cucharadita de Pimentón agridulce Vega Cáceres
Pimienta
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Cocer el pulpo

Si no compramos el pulpo ya cocido, tendremos que cocerlo en casa pero no te asustes que es muy fácil. Si lo compras congelado normalmente vienen todos eviscerados, pero si lo compras fresco tendrás que pedirle a tu pescadero de confianza que lo haga por ti, o bien hacerlo tu mismo. Vamos a calentar agua en una olla grande, sin sal, junto con la cebolla pelada entera a la que clavaremos los clavos, las hojas de laurel y cuando esté a punto de romper a hervir vamos a asustar el pulpo. Esto significa que lo agarraremos por la cabeza y lo meteremos y sacaremos en el agua tres veces antes de dejarlo por completo sumergido en el agua cociendo. Esto ayudará a dar firmeza a los tentáculos y a que nuestro pulpo no pierda la piel.

El tiempo de cocción varía dependiendo del tamaño del pulpo. Un pulpo de aproximadamente 1 kg de peso tardará unos 25-30 minutos para que os hagáis una idea. De todos modos iremos pinchando el pulpo durante la cocción para comprobar en qué medida está tierno así que el tiempo es lo de menos. Una vez cocido reservamos tanto el caldo en la olla, como el pulpo.

Para preparar la parmentier

Una vez cocido el pulpo, vamos a cocer nuestras patatas (con piel) en el caldo del pulpo y cuando estén cocidas las pelamos y las reservamos. En un cazo ponemos a calentar la leche a fuego bajo. Mientras machacamos con un tenedor las patatas o las pasamos por el pasa-purés. Mezclamos las patatas con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, media cucharadita de pimentón agridulce Vega Cáceres, una pizca de sal y pimienta. Vamos añadiendo la mezcla poco a poco al cazo con la leche, si la patata pidiera más leche se la echamos. Dejamos que se integren bien todos los ingredientes durante 3-4 minutos y después lo batimos a conciencia o bien lo pasamos por un robot de cocina.

Terminamos el plato

Colocamos nuestra parmentier de patata y pimentón sobre nuestro plato, y sobre ésta colocaremos nuestro pulpo. Para terminar de cocinar el pulpo vamos a machacar un par de ajos y vamos a embadurnar nuestros tentáculos con él (2 tentaculos por persona está bien si el pulpo no es muy grande). En un grill o parrilla haremos nuestro pulpo con unas gotas de aceite de oliva virgen extra 4 minutos por cada lado. Una vez terminado el pulpo lo colocamos sobre nuestra parmentier y le ponemos un poco de sal maldon por encima de las patas del pulpo.

-----------------------------------


¡Y aquí lo tenemos! Una receta de pulpo espectacular para disfrutar solo o en compañía, Espero que la disfrutéis mucho, y si tuvieráis alguna duda podeis dejarme un comentario más abajo y os contestaré raudo y veloz.




-----------------------------------

Consideraciones

- Si el pulpo lo compras fresco, debes de congelarlo durante mínimo dos días. Con ello conseguimos romper muchas de las fibras de la carne del pulpo favoreciendo su ternura tras la cocción.

- El pulpo una vez cocido lo podéis congelar también sin problemas y utilizarlo en futuras elaboraciones.

- El caldo donde cocemos el pulpo es maravilloso. En esta receta lo hemos usado para cocer las patatas pero también podéis congelar el caldo para haceros por ejemplo un arroz espectacular.

-----------------------------------

Nos encantan los platos de pasta, pero muchas veces se vuelven muy pesados con ingredientes grasos y salsas contundentes. Ahora que llega el buen tiempo podemos seguir comiendo platos de pasta más ligeros y no por ello menos sabrosos. Justo como el plato que os traigo hoy jeje.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

120 gramos de espaguetis
4-5 langostinos 
100 gramos de setas de cardo
3 dientes de ajo
1 guindilla seca
Aceite de oliva virgen extra
Escamas de Pimentón de La Chinata
Pimienta negra molida
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es limpiar nuestros langostinos. Les quitamos las cabezas y las reservamos, además les quitamos el intestino y reservamos los langostinos ya pelados que utilizaremos justo al final de la receta. En un cazo doramos las cabezas de los langostinos con unas gotas de aceite de oliva y la guindilla seca. Cubrimos de agua y dejamos cocer durante unos 15 o 20 minutos. Es en este caldo y un poco de sal es donde vamos a hervir nuestros espaguetis. Al ser un caldo con sabor a marisco se lo trasladaremos a nuestra pasta, que tendrá mucho más sabor que si la cociéramos sólo en agua.

Colamos nuestro caldo, añadimos una pizca de sal y ponemos a hervir la pasta. Mientras cuece vamos a laminar los dientes de ajo y a sofreírlos en aceite de oliva virgen extra, junto a nuestras setas que partimos con los dedos, un poco de pimienta negra recién molida y una pizca de sal.

Una vez que la pasta está al dente, la escurrimos y lo reunimos en la sartén junto con nuestro sofrito de setas. Salteamos a penas unos minutos junto con los langostinos que habíamos pelado. Terminamos nuestro plato espolvoreando unas escamas de pimentón picante de La Chinata, que son ideales para platos de pasta como éste.

-----------------------------------

Un plato de pasta muy, muy, muy sencillo pero, ¡rico como ninguno! Ahora sólo te queda animarte a probarlo, y si lo haces avisame, que me encanta ver vuestro arte en vuestras cocinas. ¡Hasta la próxima receta!




-----------------------------------

Consideraciones

- Mucho cuidado con olvidarte colar el caldo antes de cocer la pasta dentro, no es agradable encontrarse trozos de cáscara o bigotes de los langostinos cuando estamos comiendo.

- Debes saltear la pasta con los langostinos a penas 1 minuto, para que no se te pasen de cocción.

-----------------------------------


Hoy os traigo un plato delicioso que apreciarán sobretodo los amantes de la carne y la ternera. Un clásico pero siempre apetecible filete ruso, ideal incluso para compartir en mesa con una buena cerveza.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

500 g de lomo bajo de ternera
1 huevo
2 cucharadas de pan rallado
Nuez moscada
Pimienta negra
Sal

Para el empanado

Huevo batido
Pan rallado

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Para el filete ruso perfecto debemos elegir siempre un buen producto, una pieza jugosa de la ternera con un mínimo de grasa para aportar jugosidad a la carne. Yo me he decantado por medio kg de lomo bajo que me parece espectacular. Lo picamos en casa y mezclamos la carne con un huevo, 2 cucharadas de pan rallado, le rayamos un poco de nuez moscada, pimienta negra molida y una pizca de sal.

Mezclamos bien y repartimos en porciones de 125g (nos saldrán 5 porciones aproximadamente) y les damos forma de hamburguesa redonda, ya sea con las manos o usando un molde. Una vez que le damos forma las vamos a empanar. Para ello primero la pasamos por pan rallado, después por huevo batido y otra vez por pan rallado.

Lo freimos en abundate y caliente aceite de oliva virgen extra durante 8-10 minutos para pillarles el punto perfecto para la ternera. Siempre podéis hacerla durante más tiempo si preferís la carne más hecha.

Sobre un lecho de pimientos fritos verdes colocamos nuestro filete ruso que hemos laminado como si fuera un tataki y lo acabamos con una pizca de sal maldon por encima.


-----------------------------------


Una receta sencilla y sabrosa que no debería faltar en nuestro recetario más básico y del día a día. Espero que la disfrutéis.




-----------------------------------

Consideraciones

- Es recomendable dejar siempre la ternera poco cocinada para apreciar su delicioso sabor, puedes pasarlo más tiempo por el fuego pero sería casi un pecado

- Podéis congelar las otras porciones perfectamente y usarlas incluso como hamburguesas si no las empanáis.

-----------------------------------


Si hay algo que merece la pena hacer en casa son las masas, y la masa de pizza es una de las que más se disfrutan. Hoy vamos a hacer una pizza sencilla pero deliciosa. Así que atentos y, ¡manos a la masa!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

Para la masa

260 g de harina
175 g de agua
15 g de aceite de oliva
3 g de levadura fresca (o 6 de levadura en polvo)
1 cucharadita de sal

Para el topping

Corazones de Alcachofa
1 salchicha fresca de cerdo
Orégano
Salsa de tomate frito casera
Mozzarella


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


La masa

En un bol mezclamos todos los ingredientes hasta que nos quede una masa homogénea. La tapamos con papel film y dejamos que repose durante mínimo 3 horas. Pasado este tiempo la sacamos del bol y la amasamos ligeramente durante un par de minutos. Le damos forma redonda con un rodillo y ya está lista para cubrirla con nuestro topping. Si quieres ver el paso a paso de la receta en video, te lo explico todo aquí.


El topping


Si no estamos en temporada de alcachofas podemos tirar con una buena calidad de alcachofas en conserva. Las cortaremos al medio y las marcaremos en sartén con un chorro de aceite de oliva, sal y pimienta. Antes de colocarlas sobre nuestra pizza les quitaremos el exceso de grasa envolviendo nuestros corazones de alcachofa en papel de cocina absorbente. La salchicha la cortaremos en pequeños bocados y también la marcaremos en sartén. Pero solo unos segundos, para que quede cruda por dentro y termine de hacerse en el horno. Ahora que ya tenemos el topping listo, extendemos una fina capa por toda la pizza (ya estirada) de salsa de tomate frito casera, espolvoreamos después el orégano seco y sobre éste repartimos nuestra mozzarella por toda la pizza. Por último colocamos graciosamente nuestros corazones de alcachofa y nuestros trocitos de salchicha.

Horneado

La meteremos en el horno precalentado a 180 grados durante aproximadamente 20 o 25 minutos. Dependiendo de lo gorda o fina que hayamos estirado la masa se hará más o menos rápida. Si veis que el topping se os dora demasiado y la masa sigue cruda podéis taparlo con papel de aluminio. Cuando la masa esté dorada y el queso se haya fundido vuestra pizza estará más que lista.

-----------------------------------


Una pizza sencilla y deliciosa que sin duda causará furor en casa. Nos vemos en la próxima receta, recordad visitar la sección de pizzas para pillar ideas cuando no sepáis de que hacerla.

¡Hasta pronto!




-----------------------------------

Consideraciones

- La masa necesita como mínimo 3 horas de fermentación, aunque podéis hacerla la noche antes y dejar que fermente toda la noche hasta la hora de comer del día siguiente. La masa os aguantará dos o tres días en el frigorífico perfectamente.

- Siempre os recomiendo saltear carnes y verduras en sartén antes de usarlas como topping porque así potenciaréis su sabor.

-----------------------------------


Hoy os traigo un arroz tipico de Alicante, el arroz a banda. Un arroz con historia marinera que solía hacerse con caldos de morralla que eran pescados normalmente de descarte, de roca, con muchas espinas y fuerte sabor. Hoy dia es un arroz muy actualizado donde usamos caldos de marisco y pescados mucho más nobles.
-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

Para el arroz

3-4 lomos de merluza
2-3 patatas francesas pequeñas
7-8 langostinos 
150 g de arroz redondo
2 dientes de ajo picado
1 tomate rayado
Azafrán
Sal
Colorante

Para el caldo

Cabezas de los langostinos
2 Ñoras secas
Ajo
Sal
Agua

Para el Allioli de langostinos

1 huevo
1 diente de ajo
Aceite de Girasol
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre blanco
3-4 langostinos
Sal


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es preparar nuestro caldo donde coceremos nuestras patatas y que usaremos también para cocer nuestro arroz. Para ello limpiaremos antes todos los langostinos que usaremos en la receta, reservando sus cabezas. Si usamos una merluza entera podemos usar su cabeza y su raspa también para el caldo. En una olla sofréimos ajo y ñoras con los restos de la merluza y las cabezas de los langostinos. Una vez sofrito todo, cubrimos de agua y dejamos cocer durante 15-20 minutos. Finalmente colamos el caldo y listo, ya lo tenemos.

Ahora que ya tenemos el caldo listo pondremos a cocer dentro nuestras patatas mientras seguimos preparando el arroz, y como todos los buenos arroces lo empezaremos por un buen sofrito. Simplemente picaremos los ajos y lo sofreímos junto con el tomate rallado y el azafrán con mucho cuidado de que éste último no se nos queme. Una vez que el tomate está bien sofrito añadiremos el arroz y también lo sofreímos hasta nacarlo. Nacar un arroz es llevarlo a ese punto en el que se impregna con los aceite del sofrito y se vuelve semi transparente con un aspecto similar al nácar, cosa que conseguiremos tras dos minutos de empezar a sofreírlo.

Una vez sofrito nuestro arroz lo cubrimos con el caldo. Si usais un arroz bomba la proporción es de 3 tazas de caldo por cada taza de arroz. Si usais un arroz redondo normal solo es el doble. Como todos los arroces empezaremos cociéndolo a fuego fuerte durante los primeros 5 minutos y después lo bajaremos para que se haga más despacio.

Cuando el arroz esté casi a punto añadimos los lomos de merluza, y los langostinos (pelados y limpios de su intestino). Los echamos al final porque se hacen muy rápido y queremos que el pescado quede jugoso y no seco e incomible.

Por último hacemos el allioli de langostinos, batimos un huevo junto con un diente de ajo, aceite de girasol, un chorrito de aceite de oliva, vinagre blanco y sal. Cuando empiece a espesar añadimos los langostinos cocidos con sus corales, dependiendo de la cantidad de coral el allioli nos saldrá más o menos rosáceo.

Acompañamos nuestro arroz con una o dos patatitas cocidas en su caldo, una ración generosa de arroz y un poco de su allioli de langostinos.

-----------------------------------


Pues aquí lo tenéis chicos, un arroz muy sabroso que sin duda causará furor entre los amantes de los arroces de marisco y pescado.




-----------------------------------

Consideraciones

- Podéis usar los pescados que más os gusten, en casa siempre voy variando: puedes usar desde merluza, bacalao, salmonete, etc. Lo mismo ocurre con el marisco a utilizar, puedes usar gambas en lugar de langostinos, o cigalas, galeras, etc.

-----------------------------------



Un taco mexicano puede llegar a ser una delicia suprema si sabemos elegir con cabeza sus ingredientes. Hoy vamos a hacer uno muy especial de pulled-pork. Pero no te preocupes porque aprenderemos a hacer un buen cerdo desmechado que nos servirá para rellenar estos tacos o cualquier otro plato que se te ocurra.
-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

Para el Pulled Pork

1 trozo grande de costilla de cerdo
1 cucharadita de Romero seco
1 cucharadita de tomillo
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de pimentón agridulce
2 cucharadas de humo líquido (opcional)
Pimienta negra
Sal

Para la salsa

1 cebolla morada
1 manzana verde (granny Smith)
1 nuez de mantequilla
1 copa de vino tinto
1 chorrito de leche
1 cucharada de bovril
Pimienta
Sal

Para la tortilla integral

2 cucharadas soperas de harina integral
1 cucharada sopera de harina normal
1 cucharadita de mantequilla
1 chorrito de agua
Sal

Para el relleno del taco

Maíz dulce
Cilantro fresco


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Para el Pulled-Pork

Para empezar vamos a mezclar en un cuenco todas los ingredientes del pulled-pork, menos la costilla. Cuando obtengamos una mezcla homogénea de todas las especias vamos a embadurnar con ellas nuestra pieza de carne. A continuación la envolvemos en papel de aluminio y la asamos en el horno precalentado a 140 ºC durante unas 3 o 4 horas. Esta cocción lenta a una temperatura no muy alta conseguirá que nos salga una carne tierna y jugosa que se separa sola del hueso y que por tanto es ideal para hacer hebras. Así que mientras aún está caliente la carne aprovecharemos para separar sus hebras de carne con los dedos. Y ya tenemos nuestro pulled-pork listo que reservaremos por el momento.

Para la salsa agridulce

Cortamos en brunoise una cebolla morada y una manzana verde (ambas peladas), y las pochamos dentro de un cazo con una nuez de mantequilla. Cuando estén tiernitas, añadimos una copa de vino tinto, un chorrito de leche, el bovril, la pimienta y una pizca de sal. Dejaremos que evapore el alcohol y posteriormente batimos y colamos nuestra salsa. Seguiremos reduciendo nuestra salsa hasta que obtengamos una textura que nos deje satisfechos.

Para la tortilla integral

Es muy sencilla de hacer pero si no os sentís capaces siempre podéis comprar las precocinadas pero ya os aviso que no están igual de ricas ni por asomo. Para hacerla mezclamos en un bol 2 cucharadas soperas de harina integral, 1 de harina normal, una cucharadita de mantequilla pomada, un chorrito de agua y sal. Mezclamos, hacemos una bola, estiramos con un rodillo y la tostamos en una sartén sin aceite ni grasas, por ambos lados.

Montaje del taco

Ahora que ya lo tenemos todo vamos a rellenar nuestro taco con el pulled-pork, un poco de maiz dulce, cilantro picado y por supuesto una ración generosa de nuestra salsita agridulce que está deliciosa.

-----------------------------------


Espero que os haya gustado esta receta, que quizá sea un pelín más compleja pero que sin duda os va a volver locos.




-----------------------------------

Consideraciones

- Podéis hacer bastante pulled-pork y congelarlo sin problemas para elaborar cantidad de platos que se os ocurran.

- Es más fácil separar en hebras del cerdo cuando está recién salido del horno. Os quemaréis un poco los dedos pero merece la pena sufrir un pelín, así que paciencia.

- Lo que le da ese brillo a la salsa es precisamente la mantequilla, podéis sustituírla por aceite de oliva y añadir un pizca de mantequilla al final cuando pongáis a reducir la salsa.

-----------------------------------


Ya sabéis que me encantan las croquetas (¿y a quién no?), cada tanto subo fotos a mi instagram de las que voy haciendo pero curiosamente aún no había subido ninguna de las recetas al blog y me he dado cuenta de que eso era un pecado. Así que hoy subo la receta de las croquetas más clásicas, las de jamón. Y además creamos una sección de Croquetas dentro del blog para ir subiendo las recetas de muchas más.

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

1 cucharada de harina
250 ml de leche entera de vaca
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
100 gramos de jamón serrano
2 huevos
Pan rallado
Nuez moscada
Pimienta
Sal


-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es preparar la bechamel. Hay gente que le suele poner cebolla pero sinceramente no creo que sea necesario para obtener una buena bechamel cremosa y rica. Así que en una sartén con fondo incorporamos un chorro de aceite de oliva virgen extra y en cuanto caliente vertemos la cucharada sopera de harina. Tostamos bien la harina y a continuación echaremos los 250 ml de leche. No dejamos de remover para que no se nos pegue y hasta que la mezcla empiece a cuajar,

En cuanto empiece a ganar consistencia incorporamos una pizca de nuez moscada molida o rallada, sal y pimienta. A continuación el jamón serrano que habremos picado previamente. Cuando la bechamel esté con la textura adecuada, esto es, ni muy ligera ni muy pesada, apagamos el fuego, pasamos la mezcla a una fuente y dejamos que enfríe primero a temperatura ambiente y después en el frigorífico.

Dejamos que enfríe bien en el frigorífico porque la bechamel en frío cuaja y es, obviamente, más fácil de manipular y dar formas a nuestra croquetas. Una vez que les damos formas las pasaremos primero por pan rallado, después por huevo batido, y otra vez por pan rallado. Siempre que las pasemos por pan rallado sacudimos bien la croqueta para evitar un exceso de éste y no nos quede un empanado grueso y poco apetecible.

Por último las sumergimos en abundante aceite de oliva virgen extra muy caliente y les daremos vueltas hasta que estén doraditas.
-----------------------------------



Espero que las disfrutéis, prometo ir subiendo más recetas de estupendas croquetas muy pronto.





-----------------------------------

Consideraciones

- Puedes incorporar cebolla muy picadita a la bechamel, aunque no creo que sea absolutamente necesario. Sobretodo si quieres que tu croqueta tenga un sabor intenso al ingrediente principal: jamón, setas, gambas, etc.

- Hay quienes pasan la croqueta por harina antes que por pan rallado y huevo. Yo tampoco lo recomiendo, pues aunque si es verdad que ayudará a sellar mejor el empanado de nuestra croqueta también ganará grosor y una croqueta debe tener un empanado fino y crujiente.

-----------------------------------

Una de las tapas más representativas de nuestra gastronomía es sin duda la ensaladilla rusa. Yo me considero un auténtico adicto, y por ello me gusta disfrutar de una buena ensaladilla tanto dentro como fuera de casa. Hoy os traigo una ensaladilla de autor, un pelín más sofisticada que otra ensaladilla casera pero igual de deliciosa. ¿Te atreves a probarla?


-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

2 patatas monalisa pequeñas
1 zanahoria
100 g de gambas
3 pimientos del piquillo en aceite
30 g de aceitunas manzanillas deshuesadas
1 huevo
1 lomo de bonito en aceite de El Consorcio

Para la mayonesa de piquillos:

1 huevo
Aceite de girasol
El zumo de medio limón
4 pimientos del Piquillo en aceite

Para la regaña crujiente:

2 cucharadas de harina integral
1 cucharadita de albahaca seca
1 cucharadita de aceite de oliva
2 cucharadas de agua
Sal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Primero coceremos nuestras patatas (con piel) y nuestra zanahoria en agua y sal, y estas horalizas serán la base de nuestra ensaladilla. Una vez cocidas las vamos a pasar por un pasapurés, un colador, o simplemente las aplastamos con un tenedor. Cocemos un huevo, reservamos su yema para decorar, y picamos la clara que añadimos al bol junto con la patata y la zanahoria. A continuación vamos a picar unas gambas cocidas, los piquillos y las aceitunas manzanilla. Mezclaremos todo con unas cucharadas de mayonesa de aceite de girasol y limón muy suavecita.

Mayonesa de Piquillos

Vamos a hacer la mayonesa de piquillos. Para ello cascamos un huevo dentro de nuestro vaso batidor, junto con una pizca de sal, el zumo de medio limón y un buen chorro de aceite de girasol. Batimos hasta que ligue y en ese momento añadimos los piquillos troceados y seguimos batiendo y añadiendo aceite de girasol hasta que nos quede con la textura que buscamos.

Regaña crujiente de albahaca

Para hacerla mezclamos dos cucharadas de harina integral, una cucharadita de albahaca seca, una cucharadita de aceite de oliva, un chorrin (como dos cucharadas aproximadamente) de agua y sal. Estiramos y horneamos a 180° hasta que esté dorada.

Montaje

Ahora colocamos una cantidad generosa de nuestra ensaladilla en el plato, sobre esta un lomo de bonito en aceite de oliva de El consorcio, sobre este una mayonesa de piquillos, y sobre esta nuestra yema de huevo picada. A un lado nuestra regaña crujiente de albahaca y aceite de oliva.



-----------------------------------

Espero que os haya gustado la receta, tanto como a mi cocinarla.







Con el buen tiempo y las calores del verano apetecen platos más frescos, y siempre es bueno tirar de ensaladas. Pero una ensalada no tiene por qué ser aburrida, por ejemplo puedes probar con este carpaccio de tomate y anchoas que destaca por su sencillez y su delicioso sabor.


-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

2-3 tomates pera
1 cebolleta fresca
Queso Arzúa-Ulloa
Alcaparras
1 lata de anchoas El Consorcio serie Oro
Aceite de oliva virgen extra
Sal Maldon

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es lavar nuestros tomates, y cortarlos lo más finamente posible así que ojo y paciencia. Podeis utilizar un corta fiambres, o una mandolina, pero yo me siento más comodo con un buen cuchillo.

Una vez cortados los tomates en finas lonchas los colocamos ya en nuestro plato y sobre él colocamos una juliana de cebolleta fresca. Cortaremos en brunoise (cubitos pequeños) el queso Arzúa-Ulloa y lo colocamos graciosamente por encima junto con unas alcaparras y la estrella del plato: las anchoas. Pero no cualquier anchoa, usamos unas anchoas serie oro del Grupo Consorcio. Las auténticas, las de Santoña que son un bocado sublime.

Terminamos el plato con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y sal Maldon.

-----------------------------------

Otra forma de disfruta de una ensalada, pero en forma de carpaccio. Espero que lo disfrutéis mucho.






Hoy vamos a cocinar un plato muy clásico y delicioso. Además es tremendamente sencillo y sano. Se trata de la coliflor con patatas a la gallega. ¡Veréis que fácil y rico!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

1 coliflor 
2 patatas medianas 
2 dientes de ajo 
Pimentón dulce
Aceite de oliva virgen extra 
Sal

Calorías aproximadas: 289 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Este plato es muy sencillo y lo tendremos listo en a penas media hora. Lo primero que vamos a hacer es limpiar y sacar los floretes a nuestra coliflor desechando el tallo y sus hojas verdes. Las patatas las pelamos y las cortamos en cuartos.

Ponemos a hervir agua con sal y cuando el agua hierva introducimos nuestra coliflor y las patatas. En cuanto las patatas estén tiernas (20-25 minutos aproximadamente) las escurrimos y las reservamos. Ahora en una sartén pequeña sofreímos los ajos laminados en un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra al que podéis añadir opcionalmente un chorrito de vinagre de Jerez.

En cuanto los ajos doren un poco apagamos el fuego, y añadimos una cucharadita de pimentón dulce. Con el calor residual terminamos de rehogar todo y cuando esté bien integrada la mezcla la vertemos sobre nuestras verduras.

-----------------------------------

¿Fácil verdad? Pues está delicioso y en todas las casas debería ser una receta imprescindible que no debemos perder nunca. Continuemos con la tradición ahora que tenemos la receta.

Nos vemos en la próxima receta chicos.






Aunque no fuera gaditano, lo sería por adopción al probar sus deliciosos platos marineros. Hoy vamos a cocinar otro de los clásicos gaditanos, el menudo de chocos. Por supuesto adaptado a una cocina mucho más sana y libre de grasas. Así que siéntate y toma buena nota, que empezamos. ¡Al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

50 g de garbanzos
100 g de choco (sepia)
100 g de pimiento morrón
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
150 ml de vino fino
2 cucharadas de aceite de oliva 
1 cucharada de salsa de tomate frito (casera)
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de especias para caracoles
1 guindilla
Caldo de pescado
Sal

Calorías aproximadas: 459 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Lo primero que vamos a hacer es cortar y limpiar el choco. Lo cortamos en trozos irregulares, los sofreímos, marcamos y reservamos. Ahora cortamos la cebolla bien picadita con los ajos y el morrón. En una olla vamos a poner un fondo de aceite de oliva virgen extra y empezamos a sofreír la cebolla y el morrón con los ajos. Cuando esté todo bien pochadito añadimos los garbanzos (previamente a remojo la noche antes), el tomate frito, el pimentón y el vino fino. Cuando evapore el alcohol añadimos los chocos, las especias de caracoles, y cubrimos con el caldo de pescado. Dejaremos que se hagan a fuego lento y tapados durante aproximadamente 1 hora y media hasta que los garbanzos estén tiernos.

Un guiso muy rico, y como véis fácil de hacer. Así es la cocina gaditana, sencilla y sin pretensiones, pero deliciosa y mágica.
-----------------------------------
Espero que os haya gustado la receta de hoy, si tenéis aire acondicionado en casa no tenéis por qué dejar de comer estos guisos en verano. Yo no abandono el cuchareo, ni siquiera en verano.  Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales.





-----------------------------------

Consideraciones

- Las especias de caracoles son un popurrí de especias que venden ya hecho en Cádiz y en muchas zonas de Andalucía para elaborar los caracoles. Suelen venderlas en todos los puestos de especias en los mercados centrales.

- Si no tienes a mano caldo de pescado, puedes usar simplemente agua. Aunque el caldo de pescado siempre aportará mucho sabor.

-----------------------------------


Soy un loco confeso de todos los tartares, tanto de los de pescado como de los de carne. Hoy vamos a hacer un tartar un poco diferente a lo que estamos acostumbrados. En vez de una buena pieza de solomillo de ternera usaremos cerdo ibérico, en concreto presa y además la combinaremos con la quinoa. ¡Vamos al lío!

-----------------------------------

I N G R E D I E N T E S

100 g de presa ibérica 
1 cebolleta 
35 g de pepino encurtido
40 g de quinoa
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra molida 
Sal  

Para la emulsión:

1 yema de huevo
1 cucharadita de salsa de soja 
1/2 cucharadita de salsa Perrins
1 cucharadita de mostaza dulce
Aceite de oliva virgen extra 
Sal

Para la mayonesa de jalapeño:

1 huevo 
Jalapeños en salmuera 
Zumo de limón 
Aceite de girasol 
Sal

Calorías aproximadas: 394 calorías

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N


Mientras ponemos a hervir la quinoa en agua con sal hasta que se abra, vamos a ir cortando nuestra presa ibérica a cuchillo para tartar. Antes de cortar asegúrate de haberle retirado el exceso de grasa que pudiera tener nuestra pieza de carne. Una vez picada la carne la pasamos a un cuenco, vertemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, removemos con cuidado para no romper la fibra de la carne y la dejamos reposar mientras picamos en brunoise muy fina el pepino y la cebolleta.

Una vez que hemos picado todo lo reunimos todo en un mismo cuenco, junto con la quinoa ya cocida, con un poco de pimienta negra y una pizca de sal.

Ahora vamos a preparar la emulsión. En un cuenco colocamos nuestra yema de huevo y el resto de ingredientes excepto el aceite de oliva que iremos vertiendo poco a poco mientras vamos mezclando con una barilla. Cuando haya emulsionado, reunimos en el cuenco de la emulsión todos los ingredientes del tartar y mezclamos bien. Volvemos a dejar reposar la mezcla y mientras se asientan los sabores preparamos nuestra mayonesa de jalapeño.

Preparamos una mayonesa de aceite de girasol y zumo de limón y en cuanto emulsione añadimos los jalapeños al gusto y seguimos batiendo. Ahora vamos a emplatar nuestro tartar, usaremos un molde redondo en esta ocasión. Sobre la superficie de nuestro tartar adornamos con nuestra mayonesa de jalapeño ayudados por una manga.

Podéis acompañar el tartar con unas tostaditas de pan.

-----------------------------------

Y hasta aquí nuestra receta de hoy que espero que os haya gustado. Recordad que podéis encontrarme y seguir la actividad de Cositas Güenas en nuestra página de Facebook así como el resto de redes sociales. Sin olvidarnos del canal de Youtube dónde cada domingo subiré una receta en formato video con el paso a paso.

¡Hasta la próxima receta!