17 de mayo de 2016

#RETOHUEVOCONPATATAS. Patatas deluxe con salsa de cebolla y yema escalfada picante



I N G R E D I EN T E S

- 2 patatas medianas
- 1 huevo
- Pimentón picante
- 3 dientes de ajo
- Aceite de oliva
- 1 cucharadita de cúrcuma
- 1 cucharada de orégano
- Pimienta negra molida
- Sal

Para la salsa

- 1/2 cebolla dulce
- Queso fresco batido
- Cebollino
- Aceite de oliva
- Pimienta negra molida
- Sal

Calorías aproximadas: 416 kcal

-----------------------------------

E L A B O R A C I Ó N



Un vídeo publicado por Cositas Güenas (@migueortells) el


Esta semana mis amigos @estanisochoa y @chococristi82 me invitaron a participar en un reto culinario muy español iniciado por @ayusofood en Instagram. El reto consiste en preparar algo tan sencillo como unos huevos fritos con patatas. Vosotros sabéis que yo no como fritos, pero no veo por qué no podemos comer huevos con patatas en una versión más healthy. ¿Quieres ver mi versión? ¡Atento!

Lo primero que haremos es pelar una cebolla, cortarla al medio, salpimentarla, echarle un chorrito de aceite de oliva y asarla durante 30 minutos a 180º en el horno. Mientras se asa vamos a preparar nuestras patatas.

Para ello lava bien las patatas pero no les quites la piel. Córtalas en gajos, y resérvalas en una fuente de horno. Ahora las vamos a aliñar un poco. Para ello picaremos tres dientes de ajo y los repartiremos por encima de las patatas. Les espolvoreamos también una cucharadita de cúrcuma, una cucharada de orégano, un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta. Removemos bien para que se integren bien todos los sabores y las hornearemos de 30 a 35 minutos también a 180º en nuestro horno.

Una vez asada nuestra cebolla prepararemos la salsa. En el vaso batidor pondremos 3 cucharadas de queso fresco batido, media cebolla asada, una cucharada de aceite de oliva, pimienta y sal. Batiremos bien y terminaremos la salsa mezclándola con una cucharada sopera de cebollino picado.

Ahora colocaremos nuestras patatas horneadas y crujientes en un bol formando un círculo. El centro vacío lo llenaremos con dos o tres cucharadas de nuestra salsa de cebolla asada y le espolvorearemos un pelín más de cebollino.

Para terminar nos falta nuestra guinda del pastel, el huevo. Vamos a escalfar una yema de huevo a temperatura muy suave durante 1 minuto. La sacaremos con cuidado y la colocaremos en el centro del bol sobre la salsa. Espolvoreamos una pizca de pimentón picante sobre la yema.

Listo, un manjar digno de Dioses, ¡a disfrutar!


4 comentarios:

  1. Vaya delicia niño...! Me tienes loca mirando el móvil... Una cosa al escalfar lo haces directamente sobre el agua o en algún recipiente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Pues pensé en meter la yema en papel film pero después lo hice a pelo directamente. Eso sí, el agua que no hierva dejala calentita y deja la yema un minuto hasta que se forme una película alrededor. Sácala con mucho cuidado con una cuchara sopera. Te recomiendo que emplates y dejes este paso para el ultimo momento para evitar desastres jajaja

      Eliminar
    2. Pues lo haré! a mi seguro que se me rompe la yema porque soy un #desastrillocris así que el fin de semana cuando la haga lo disfrutaré a tope. Sobretodo esa salsa tan rica y mojar las papitas *.*

      Eliminar
    3. jajaja te encantará! es un premio para los que nos gusta cuidarnos sin dejar de comer las cositas que nos gustan, cositas güenas ya sabes jaja

      Eliminar

¿Tienes alguna duda? ¡No te cortes! SIEMPRE respondo los comentarios.